La nueva odisea de la saga de asesinos por excelencia, comienza de un modo diferente al resto de títulos eligiendo el personaje con el que jugaremos, Kassandra o Alexios. Considero que Ubisoft debería ser más valiente y apostar de una vez por todas por un personaje femenino en la saga y no las medias tintas de Odyssey donde Kassandra es canon, pero toda la publicidad del juego se produce con Alexios. Esto es aún más sangrante cuando la compañía ya hizo algo parecido con Evei Frie. La industria ha demostrado en los últimos años que los personajes femeninos triunfan en los videojuegos como demuestran títulos como Metroid, Horizon Zero Down, Tomb Taider y un largo etcétera.

En este nuevo juego de la franquicia sin duda elegimos a Kassandra para aventurarnos dentro de nuestra “odisea”. Ubisoft ha recreado Grecia de la manera que todos tenemos en mente, como una gran odisea en la que navegar por un gigantesco mapa mientras elegimos nuestra historia.

El tiempo extra de desarrollo de Origins le sentó realmente bien a la saga, inició un nuevo punto de partida y parecía que Ubisoft entendía que tenía que mimar su franquicia estrella. Como sabemos 11 meses después, Ubisoft lanzó Odissey como una evolución de Origins, el lanzamiento tan próximo del juego ha generado controversias, si es una copia o evolución de Origins entre los fans de la saga. Vamos a analizar el juego para intentar dar respuesta a estas inquietudes.

Jugabilidad

El ultimo Assasins sigue el camino abierto en Origins, volvemos a tener un inmenso mundo que explorar y tanto el combate como el equipamiento del personaje parten desde la concepción clásica de los RPG occidentales. Kassandra mejorará sus atributos a través de dos vías: la subida de niveles y la adquisición de habilidades a través de puntos obtenidos al subir de nivel con los que podremos desbloquear diferentes habilidades, pasivas o activas. Odyssey da más peso a las habilidades porque las tendremos que usar durante el combate, permitiendo adaptar más el modo de juego como el jugador desee, sigilo, ranged o melee.

El punto de partida de la historia es tu trabajo como Misthios, mercenaria, durante la guerra del Peloponeso, esto permite que puedas trabajar con ambos bandos, Atenas o Esparta, y que tengas ofertas de todo tipo para realizar múltiples misiones durante tu odisea. Estas misiones son de tres tipos, historia principal, secundarias y misiones de mundo. La historia principal está muy bien llevada, cargada de un sinfín de personajes históricos, desde Leónidas hasta Pericles pasando por Sócrates, Heródoto y un largo etcétera. La misión principal es la más larga de la saga, con un contenido de gran calidad, realmente entretenida, proporcionando la sensación de odisea, como podríamos esperar de una aventura en la antigua Grecia.

El título cuenta con dos novedades que ayudan a que la historia sea muy absorbente, como son la posibilidad de elegir nuestras respuestas en los diálogos y el nuevo modo exploración que nos obligará a usar el mapa como nunca antes en la saga. Ayudados de nuevo por un águila dron, en este caso llamada Ikaros, mejor llevada en la historia que en Origins, en este juego la gente nos conoce como la portadora del águila.

La exploración es excelente en este título, mejorando a los anteriores Assasin’s Creed gracias al nuevo “modo exploración”. Consiste en no remarcar en el mapa nuestras misiones, aportando dos o tres pistas para que podemos detectar el sitio donde debemos encaminar nuestros pasos. Es un buen avance que te anima a descubrir todo el mapa del juego, con el plus como es habitual en Ubisoft, de una preciosista recreación de Grecia, con asombrosos cambios en la vegetación, orografía, poblaciones… En cada isla que visitemos, la exploración es sin duda el punto fuerte de Odyssey. Contando como en el anterior título de la saga con un mapa de enormes proporciones que está repleto de lugares de interés, colocados con la ya característica interrogación de los RPG occidentales posteriores a The Witcher 3. La otra innovación de Odyssey es permitirnos elegir las respuestas y acciones en las interacciones que tenemos con los NPC, ocurre en todo tipo de misiones, y en general me parece una muy buena implementación. En ocasiones puntuales, las opciones son un poco repetitivas y a veces seguramente por un problema de traducción, jugamos la versión en castellano, la respuesta del texto se corresponde poco con la reacción de Kassandra.

Las misiones secundarias, las dividiría en dos formatos diferentes, las primeras son reveladas por personajes icónicos del mundo helénico, misiones de una gran factura y algunas increíblemente divertidas, recomiendo encarecidamente a Alcibíades. Las segundas son misiones propias de cada región, son reveladas por civiles de la isla en la que nos encontramos y lo resolvemos en las cercanías. Este arquetipo produce una pequeña sensación de repetición, especialmente sumando las misiones del mundo; clásicas misiones de matar un número de enemigos de un tipo u otro, o las típicas misiones de recoger o entregar algo, produce que el juego parezca poco trabajado, cuando en realidad la cantidad de contenido del título es ingente. Como se suele decir el demonio está en los detalles.

El combate es una clara evolución de Origins, mismos controles, uso de armas ligeras y pesadas con la diferencia que no podemos usar escudo, curioso siendo espartanos. Utilizamos un fragmento de la lanza de Leónidas con las armas ligeras. La implementación del uso de habilidades que desbloqueamos por los puntos de nivel, haciendo el combate más dinámico y personalizado que en Origins. Además, debemos sumar el combate naval, de gran importancia para la historia por dividir el mapa en islas, esto nos obliga a navegar entre ellas y a encontrar un gran número de barcos. Las mecánicas navales son similares a las que ya vimos en la saga en el juego Black Flag. Odyssey implementa una gran posibilidad de mejoras del barco, todas a costa de un gran número de recursos y la posibilidad de reclutar tripulación para nuestro barco (La Adastrea), aportando diferentes mejoras dependiendo del personaje.

Odyssey intenta no pecar como anteriores títulos de la saga de una limitada variedad de enemigos, en parte lo consigue, recordemos que Origins implementó los cazarecompensas. En Odyssey tenemos un grupo de mercenarios más amplio y nosotros también pertenecemos al gremio, podemos escalar en el organigrama de mercenarios consiguiendo recompensas. Como en Origins volvemos a tener desafíos contra seres mitológicos (gorgonas, minotauros). En Odyssey, además encontramos Los miembros del Culto de Cosmos, enemigos muy diferentes y que actúan en las sombras a modo de espías, se intrincan de manera excelente en la historia principal en algunos casos y nos aporta un buen aliciente de búsqueda y exploración para revelar a los diferentes miembros del culto. Por último, me gustaría destacar unas misiones secundarias denominadas “La Caza de Artemisa” que nos enfrenta a animales poderosos con los combates más exigentes que hemos vivido en la saga. Recordad que la dificultad vuelve a ser regulable como en el titulo anterior.

Gameplays

Odyssey tiene una cantidad ingente de contenido. Las misiones principales están bien hiladas y las secundarias en las que intervienen conocidos personajes históricos poseen una buena profundidad y un desarrollo atractivo. Este contenido se complementa con más material jugable que os ayudará a perderos horas y horas en esta odisea.

Muestras jugables de diferentes segmentos de este AS Odyssey:

Misión principal “Orgía en casa de Pericles”. Una divertida misión con una parte gruesa de narrativa en la que seremos invitados a una bacanal por gracia del señor Alcibíades, el mayor golfo de la Grecia antigua. El árbol de elección conversacional en todo su esplendor:

 

 

Batalla naval. El juego cuenta con batallas navales en la línea de complejidad de Black Flag, nada que ver con Origins en este aspecto:

 

 

La Caza de Artemisa. En este mundo moran criaturas de inmenso poder que podremos abatir. Combates largos, duros y de lo más complicado que vais a encontrar en un Assassin’s Creed. Nos medimos a la Cierva de Cerinea:

 

 

Los Mercenarios. Una vuelta de tuerca al sistema de los Phylakitai de Origins:

 

 

Apartado técnico

Los galos siempre han logrado exprimir la técnica en sus grandes producciones. Ubisoft consigue siempre recrear mundos vistosos que requieren potentes motores gráficos. Odyssey no solo es un juego potente técnicamente hablando, también es un videojuego precioso, otra imposición de las tendencias actuales.

Kassandra, nuestra protagonista, recorrerá una representación mastodóntica de Grecia. En las distancias cortas, Odyssey es impresionante, la iluminación en este título tiene un peso inmenso, otorgando categoría de preciosista al juego, tiene una gran transición anochecer/amanecer y los efectos de clima le dan un toque de realismo excelente, especialmente en el mar. Pero a día de hoy en las consolas menos potentes de la generación paga un peaje: tiempos de carga lentos, tiempos muy largos de entrada y salida de menús o Ikaros y algún caso de montaje del juego en fases que da un poco de comicidad a los NPC, todo ello no rompe la experiencia de juego, pero la interrumpe produciendo una peor inmersión.

Otro de los rasgos técnicos característicos de la compañía en los últimos años son su ya famosa “inteligencia artificial” que Ubisoft utiliza título tras título de la saga y nuestros viejos amigos los bugs, por supuesto en Odyssey también tienen su acto de aparición, pero no son masivos, y la mayor parte de ellos no interrumpen la experiencia de juego. También me gustaría resaltar otro de los rasgos característicos de la compañía gala y es su gran valor en el apartado artístico, con un inmejorable diseño en un gran número de personajes y la gran belleza de las ciudades griegas, únicas y diferentes, desde la austeridad de macedonia, la majestuosa Atenas, la luminosa Corintio o la fuerza de Esparta.

Sonido

Ubisoft mantiene sus buenas costumbres de vender sus productos traducidos a nuestro idioma de forma integral, textos y audios. Realizando un gran trabajo, con grandes detalles como escuchar a los NPC del juego hablar en griego entre ellos cuando no interaccionamos. El doblaje al castellano está a la altura, con una gran elección de voces para los diferentes personajes, todos recordamos a Cleopatra.

Si en este aspecto el juego es intachable. También me gustaría remarcar una gran banda sonora que te adentra en el mundo Helénico y permite una gran inmersión en el juego, como se puede comprobar en temas como “Legend of the Eagle Bearer”.

Conclusión

Assassin’s Creed Odyssey supone una evolución de la saga abierta en Origins, bajo los cánones de los RPGs de mundo abierto occidentales. Ubisoft ha implementado mejoras en esta propuesta como el combate con uso de habilidades y la toma de decisiones del jugador. Odyssey incluye una inmensa cantidad de contenido principal, de una gran calidad, con una historia bien llevada y con grandes momentos de tragedia, no olvidemos que estamos en Grecia. Destacar el gran contenido en misiones secundarias en las que podemos interaccionar con grandes personajes de la Grecia clásica.

Siendo sincero, Odyssey no falla en nada grave y es un producto bien optimizado a nivel técnico valorando el inmenso mundo griego aquí retratado, pero creo que con unos pocos meses más de trabajo, Ubisoft habría pulido los pequeños defectos de esta odisea y habría entregado a los consumidores una tragedia colosal.