Nos llega una nueva entrega de Atelier, ni más ni menos que para conmemorar el veinte aniversario de la saga. Con más de veinte juegos a sus espaldas en total, hoy vamos a analizar Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings.

Jugabilidad

El juego nos presenta a dos hermanas gemelas, Lydie y Suelle, que se dedican a la alquimia. Tras la pérdida de su madre y un padre que se pasa el día en el sótano con sus propios proyectos, las hermanas han vivido una al lado de la otra, apoyándose mutuamente y sacando su taller de alquimia adelante.

Después de un pequeño tutorial enseñándonos las mecánicas básicas de las que hablaré a continuación, la historia empieza de verdad cuando, al bajar al sótano donde su padre trabaja arduamente, Lydie y Suelle descubren un bonito cuadro que, por arte de magia, al acercarse a este son transportadas al mundo que hay pintado en su interior. Aquí no solo descubren un mundo de lo más pintoresco y diferente, sino que, además, dentro del cuadro encontrarán materiales de lo más extraños que usarán para conseguir mejores resultados al craftear objetos mediante la alquimia. Su objetivo: conseguir que su taller de alquimia sea el mejor y más prestigioso de todo el lugar.

El juego se basa en explorar los distintos espacios que nos ofrecen (tanto del mundo real como el que encontraremos en los distintos cuadros en los que nos podremos introducir) para conseguir diferentes materiales que utilizaremos una vez estemos de vuelta en nuestra casa para craftear diferentes objetos, ya sean de misiones secundarias que hemos aceptado, objetos necesarios para avanzar en la historia o simples objetos curativos para utilizar en combate.

En el combate podremos atacar por medio del ataque normal, habilidades que gastan MP o usar objetos.

Por otra parte, tenemos esto, el combate. Algo que me ha gustado enormemente es que los combates no son obligatorios, pues puedes esquivar a los enemigos que te vas encontrando y evitar así el combate, pero siempre viene bien luchar para ir ganando experiencia y subir de nivel. En el equipo podremos tener hasta seis personajes, siendo tres los que podremos utilizar en combate y tener otros tres en la retaguardia como apoyo.

En el combate podremos utilizar tanto ataques normales como ciertas habilidades que tiene cada personaje, las cuales harán un daño más considerable que un ataque normal, pero que, como contraparte, consumirán MP, por lo que solo podremos utilizarlos un número de veces contadas.

Además, contaremos con nuestra bolsa de objetos en la que iremos almacenando tanto los objetos que encontremos como los que crafteemos a lo largo de la historia, pudiendo utilizar algunos para recuperar salud, aumentar nuestras estadísticas o incluso hacer daño a nuestros rivales.

Apartado técnico

Si te gusta el anime, gráficamente el juego te parecerá increíble. Los personajes tienen todos prácticamente la misma cara, con ojos enormes de distintos colores y cabellos con peinados imposibles.

Los escenarios están muy bien recreados. La ciudad se aprecia bastante realista y sin embargo los mundos que albergan los cuadros que iremos encontrando a lo largo de la historia nos ofrecerán mundos de ensueño con colores pintorescos y escenarios llenos de vida.

Los personajes tienene apariencia de personajes de anime con peinados imposibles y ojos enormes.

Algo que no me ha gustado en exceso es que, dichos mundos (los del interior de los cuadros) son bastante pequeños y se exploran en muy poco tiempo. Hubiese estado bien que nos hubiesen ofrecido mundos enormes que pudiésemos explorar durante horas. Además, los escenarios son muy limitados. Me explico. Si tú te encuentras con un campo enorme y quieres recorrerlo de punta a punta, no puedes. En algún momento no te dejan llegar al final y te encontrarás paredes invisibles que te impedirán pasar. Tal vez hubiese sido mejor opción poner un árbol, que se acabe el escenario o una piedra gigante que la solución por la que se ha optado, ya que estropea un poco la experiencia de juego no poder explorarlo todo al completo.

Apartado sonoro

Por último, voy a hablar del apartado sonoro.

Empezando por la banda sonora, esta está compuesta por canciones bastante frescas y divertidas que acompañan totalmente la temática y el tono del juego. Son canciones que se podrían introducir perfectamente en un anime y quedarían increíblemente bien. Por pornerle un pero, diré que, al cabo de un rato, se pueden volver algo repetitivas, pues si estás mucho tiempo en el mismo lugar, la canción se reproducirá en bucle y puede llegar a taladrarte la cabeza, aunque esto no quita que la música esté realmente bien.

Las voces, todas completamente en japonés, están muy bien incorporadas a cada personaje, consiguiendo que tanto las gemelas Lydie y Suelle como los personajes de su edad tengan tonos más infantiles y los adultos tengan voces más acordes a su edad y más serias, aunque esto también depende mucho del personaje.

Las voces vienen dobladas al japonés y los textos están traducidos al inglés, pero no, nada de español.

Por último, algo que no gustará a muchos es que sí, el juego viene con voces en japonés y esto es algo que a ciertos juegos (este, por ejemplo) les queda de lujo. Sin embargo, el gran inconveniente es que los textos vienen en inglés, así que, si tu nivel con este idioma no es medianamente bueno, tal vez no termines de pillar toda la historia al cien por cien y tengas ciertas dificultades en entender las instrucciones que se te van dando a lo largo de la historia. Este problema es más común de lo que pensaba, pues en muchos juegos que estoy jugando últimamente he visto este mismo inconveniente y, aunque en la mayoría se pueden llegar a entender bien las cosas más importantes si tienes un nivel básico de inglés, ya te obliga a saber un segundo idioma que no creo sea necesario siendo España un país que consume tanta cantidad de videojuegos. Deberían pensar un poco más en la gente de habla no inglesa e incluir subtítulos en otros idiomas.

Conclusión

Atelier es un juego divertido, que nos permite variar entre la búsqueda de materiales y su correspondiente crafteo con el combate, siendo lo primero la mecánica principal del juego.

Con dos mundos muy diferenciados (el mundo real y el de los cuadros) tendremos desde escenarios muy realistas hasta mundos de ensueños con colores muy vivos.

Con unos personajes muy pintorescos que parecen sacados de un manga, gozaremos de un muy buen apartado técnico y sonoro, con el único y gran inconveniente de que el juego no nos llega en idioma español.