Aunque ya lo hemos señalado en otras ocasiones, la financiación colectiva está permitiendo que el mundo del videojuego ofrezca una inusitada variedad de géneros y temáticas que durante mucho tiempo permanecieron desaparecidas. Kickstarter y otras plataformas han permitido que surjan multitud de esos títulos denominados “de nicho” sobre los que las grandes compañías del sector jamás se molestarían en realizar.

Battle Chasers: Nightwar es uno de estos ejemplos. Si bien es cierto que los JRPG todavía son populares, cada vez son menos los que utilizan un enfoque tradicional. En este sentido, Airship Syndicate supo tocar las teclas adecuadas y reunir la atención de multitud de aficionados a este género para dar luz a este proyecto. Y para ello rescataron una popular licencia del cómic homónimo de los 90 para desarrollar este mundo que ahora nos ofrecen.

Un título que a pesar de no ser estrictamente una novedad, sí está de actualidad ya que Nintendo Switch estrena su correspondiente versión de este título. Por ello, procedemos a realizar nuestro correspondiente análisis de Battle Chasers: Nightwar en el que detallamos los elementos que hacen de este título un juego único.

Apartado técnico

Lo primero que destaca a nivel visual de Battle Chasers: Nightwar es su diseño artístico. Como ya hemos mencionado, este juego rescata la estética del cómic de Joe Madureira para recrear en un entorno digital lo que el artista plasmó en papel. Personajes, enemigos y entornos tienen ese toque característico que los creadores de este título han sabido plasmar a la perfección en este JRPG. Todo un alarde y un gozo para la vista, especialmente si sois aficionados al cómic.

Todo lo anterior hace que Battle Chasers: Nightwar sea un juego de una gran belleza que se plasma a través de los distintos formatos en los que se desarrolla. Por ejemplo, la exploración del mundo se realiza en un mapa en 2D relativamente simple por con bastante detalle. Los combates y la exploración de mazmorras se desarrollan en entornos 3D bastante atractivos y resueltos, aunque tampoco podemos afirmar que sean un alarde técnico.

Lo que sí hemos encontrado, y no es algo especialmente positivo, es que el juego en ocasiones se queda “pillado” y no reacciona, al menos en la versión de PC. No ocurre muy frecuentemente, pero sí nos ha pasado en más de una ocasión, lo que llega a ser frustrante porque interrumpe el ritmo de juego. Y esto último es algo que no queremos que pase, ya que Battle Chasers: Nightwar es uno de esos títulos que nos atrapa como jugadores.

Jugabilidad

Battle Chasers: Nightwar ofrece la jugabilidad clásica de los JRPG de corte clásico basada en combates por turnos que se desarrollan a medida que exploramos los distintos escenarios del juego. Un sistema que ha sido remozado y adaptado para que se adapte a nuestros días y que resulten menos cargantes que en los títulos más antiguos de este género. Por ejemplo, los combates aleatorios están definidos de forma que no nos asaltarán sin control e incluso podremos evitarlos tomando rutas o desvíos alternativos.

Como señalábamos, los combates se realizan por turnos de manera que podemos planificar nuestros movimientos de forma estratégica frente a nuestros enemigos. Las opciones de la lucha se articulan en los conceptos básicos de ataque, defensa y habilidades especiales y a su vez se estructuran en roles como “tanques”, sanadores y DPS. Todo un sistema bien definido que nos permite plantear los combates para que se adapten a nuestro estilo de juego.

Es conveniente destacar que plantear correctamente nuestros combates en Battle Chasers: Nightwar es esencial para poder salir airosos. Los enemigos golpean duro y si no contrarrestamos algunas de sus tácticas con celeridad acabarán de forma inmisericorde con nuestro grupo de héroes. Eso sí, morir no tiene muchos penalizadores, ya que si somos derrotados apareceremos en una posada para lamernos las heridas. De hecho, el único castigo real es que perderemos parte de nuestro dinero.

Cabe destacar que Battle Chasers: Nightwar ofrece un gran número de opciones a la hora de plantear los combates. Muchas de las habilidades de nuestros personajes interactúan las unas con las otras para poder ser más efectivos en la lucha. Otra de las características de este título es que a medida que combatimos los avatares adquieren un recurso llamado “sobrecarga” que nos permite utilizar habilidades sin gastar mana. De esta forma podremos aguantar más tiempo sin descansar, aunque este recurso se agota tras terminar un combate, por lo que si no se usa lo perderemos.

Esto es especialmente útil cuando nos adentremos en las mazmorras. Estos escenarios especiales ofrecen distintos niveles de desafío y son el auténtico reto de Battle Chasers: Nightwar. Para completarlas tendremos que cumplir una serie de objetivos mientras derrotamos a los enemigos que las pueblan. Si completamos todo lo que se nos pide, seremos recompensados con equipo y otras baratijas, cuya calidad será mayor en función del nivel que hayamos seleccionado.

Estos escenarios son bastante interactivos y aunque tampoco son un alarde de originalidad, sí resultan entretenidos y desafiantes. De hecho, a medida que los exploramos podremos utilizar habilidades de nuestros personajes para descubrir secretos ocultos, de modo que se incentiva el pensamiento creativo del jugador.

Estas mazmorras y otros lugares a los que podremos acceder en Battle Chasers: Nightwar se van abriendo a nuestro paso a medida que avanzamos en la trama principal. Un relato que sigue la historia marcada por los cómics de Joe Madureira y que incluso podríamos considerar como la continuación de los mismos. La historia no deja de ser típica, pero está bien tejida y los personajes tienen suficiente carisma para que nos metamos dentro de ella sin demasiadas reticencias.

Como viene siendo habitual en los RPG, Battle Chasers: Nightwar incluye un sistema de fabricación de objetos que nos permitirá forjar armas, armaduras y abalorios con los que mejorar nuestro equipo. El formato utilizado es sencillo y se basa en la adquisición de recetas para estas artesanías y en la recolección de materiales para poder fabricarlas. No es un derroche de creatividad pero sí es útil. También hay alguna actividad secundaria como la pesca, con la que obtendremos más recursos e incluso algún que otro tesoro.

Apartado sonoro

La banda sonora de Battle Chasers: Nightwar es entretenida aunque sin alardes. Es un buen acompañamiento a nuestras peripecias y tiene ese toque de aventuras que resulta especialmente adecuado para un título de estas características. Los efectos sonoros están bien ejecutados y encajan a la perfección con el universo fantástico y steampunk que recrea este título. Por otro lado, el juego está doblado y traducido al español y las voces están bastante bien, algo que siempre es de agradecer.

Conclusiones

Battle Chasers: Nightwar no es un dechado de originalidad pero todo aquello que plantea está bien ejecutado. Es un título entretenido y desafiante capaz de ofrecer buenos ratos de diversión. Además, no es un título especialmente abrumador en lo que se refiere a horas de juego por lo que resulta asequible para aquellos que no tienen demasiado tiempo para dedicar a títulos de ingentes cantidades de horas.

Como ya hemos señalado, es un juego bastante táctico y la posibilidad de incrementar el nivel de desafío de las mazmorras hasta convertirlas en auténticos retos. Battle Chasers: Nightwar recupera la esencia de los JRPG clásicos pero ofreciendo una experiencia de juego adaptada a nuestros días, pero sin hacer demasiadas concesiones en pos de la accesibilidad. Un título con un gran carisma, repleto de aventuras y sorpresas.

Battle Chasers: Nightwar ya disponible para PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch.