Comenzar el análisis de Call of Duty: Black Ops IIII es una tarea complicada debido a una sencilla razón: hype. Desde su anuncio original ha habido todo tipo de opiniones y rumores que han intentado vendernos a la vez todo tipo de ideas. Sin embargo, vamos a comenzar por el principio. Black Ops es un spin-off de los Call of Duty originales que se siguen centrando en la guerra, pero desde un punto de vista diferente. No en vano, su título hace referencia a operaciones negras que no tendrían por qué ser totalmente legales.

Call of Duty: Black Ops IIII es también el arte de coger todos los últimos elementos técnicos que se han desarrollado en la industria de los videojuegos y ponerlos en marcha en un único producto con el fin de hacernos vivir una experiencia entretenida y divertida. Pero eso sí, solo online, ya sabéis que Treyarch ha decidido prescindir de las ya típicas campañas de los Call of Duty, centrándose en los modos multijugador. El resultado que se quería conseguir es el más perfecto hasta la fecha. Y eso es lo que nos toca analizar.

La primera idea que nos ha llegado tras ver este nuevo Call of Duty ha sido tanto de alta calidad técnica como jugable, ya que se perfeccionan todos los elementos que hemos visto en entregas anteriores de la serie, se eliminan los que no servían y se añaden aquellos que podían resultar de utilidad.

Llegados a este punto, mencionar que Call of Duty: Black Ops IIII no tiene una historia a seguir. Simplemente seleccionamos uno de sus modos de juego (Después de personalizar la experiencia, ajustando los parámetros a nuestros gustos), seleccionamos el armamento que queremos poner en marcha y, finalmente, nos lanzamos a la guerra. La pregunta que nos hacemos es la de siempre: ¿Se ha conseguido un videojuego de alta calidad que debamos comprar?

Apartado técnico, retratando la guerra moderna

Call of Duty: Black Ops IIII

Tenemos que admitir que el apartado técnico de la saga Call of Duty siempre ha estado a la vanguardia. La serie principal hacía gala de una calidad gráfica especialmente alta que difícilmente se podía superar en el mismo momento de los lanzamientos. De esta forma, los propios motores eran aprovechados o perfeccionados en los Black Ops. Algo que ha pasado en este Black Ops IIII. El resultado funciona muy bien y sigue siendo espectacular, aunque también hay que decir que, para volver a estar a la vanguardia, son necesarios algunos cambios.

No podemos quejarnos en cuanto a la calidad general. Los modelos de los personajes, escenarios y zombies se comportan especialmente bien, con mucha estabilidad y un gran realismo. De hecho, si no estáis acostumbrados a este tipo de proyectos es posible que os sorprendáis en más de una ocasión debido a la cantidad de elementos que se llegarán a ver de manera simultánea en la pantalla.

La única pega la podemos poner en la carga en cuanto a número de polígonos y en algunas de las texturas que se mostrarán, que pueden llegar a no aprovechar toda la potencia de las plataformas para las que ha sido lanzado el juego. Aunque estas pequeñas faltas se suplen con una gran optimización que evita las ralentizaciones y una distancia de dibujado casi sobresaliente. Esta última es muy importante teniendo en cuenta que habrá partidas en las que participarán 100 jugadores de manera simultánea.

Añadir también un concepto que nos ha gustado: el nivel de detalle. Y es que casi todo reacciona a nuestros actos. Por ejemplo, si tiramos una bomba en la nieve veremos decenas de partículas saltando en los alrededores. Tenemos que decir que se ha logrado un equilibrio entre optimización y calidad gráfica. No es el tope del mercado, pero sí se logra un resultado más que notable.

En cuanto a cifras técnicas, decir que en PC, Xbox One X y Playstation 4 Pro el juego funciona a 60 imágenes por segundo. La resolución también es Full HD en estas plataformas. Detalles que deberíais tener en cuenta, ya que esto permitirá que la calidad gráfica mejore de manera notable. Además, tenemos que indicar que es posible conseguir una resolución máxima de 4K con HDR y frames por segundo desbloqueables con un tope de hasta 300 fps. También se ha incluido soporte para monitores con formato 16:10, 16:9, 21:9 y 32:9.

La conclusión en cuanto al apartado técnico de Call of Duty: Black Ops IIII es sencilla: se trata de un aspecto que, sin llegar a conseguir todo el potencial de las plataformas para las que ha salido a la venta (incluyendo PC), consigue un rendimiento fuera de toda duda. Además, gustará a los fans más acérrimos de la franquicia, por lo que nuestra calificación es de notable.

Sonido, o cómo escuchar el conflicto

Call of Duty: Black Ops IIII

Podríamos decir sin equivocarnos demasiado que el apartado sonoro de Call of Duty: Black Ops IIII es uno de los menos notables del videojuego. La razón de ello es que apenas estaremos atentos al mismo, ya que continuamente nos estaremos fijando en disparar, encontrar al enemigo y evitar que nos maten virtualmente. Sin embargo, también es cierto que este aspecto tiene su propia importancia.

Mientras que por un lado la música está totalmente centrada en los menús y el modo Zombies, los efectos han sido muy bien situados. La verdad es que los sonidos de las armas, las pisadas y los gestos de los propios personajes, por ejemplo, suenan muy bien, con una calidad fuera de toda duda. Aunque la mayoría de las veces estos audios pasarán desapercibidos y no les prestaremos atención.

En cuanto a las voces, las mismas han sido totalmente localizadas a nuestro idioma de forma sobresaliente, sin fisuras y con una gran caracterización. El trabajo al respecto ha sido impresionante y podréis notar los resultados en cada partida.

Aunque, repetimos, el sonido del videojuego estará casi siempre en un segundo plano, podemos afirmar que en determinados momentos será muy importante. Sobre todo si nos tenemos que servir de él para escuchar si tenemos a enemigos encima, o en los alrededores. Por lo tanto, recomendamos estar atentos al apartado sonoro.

Jugabilidad, lo mejor de Call of Duty: Black Ops IIII

Call of Duty: Black Ops IIII

Pensamos que no hay dudas: la jugabilidad de Call of Duty: Black Ops IIII es el aspecto más importante del juego. Aunque también es el más complicado de analizar. Vamos a ir por partes.

Call of Duty: Black Ops IIII tiene varios modos de juego, pero vamos a centrarnos en los más importantes: Blackout, el multijugador competitivo, y el modo zombies. Podrían parecer más de lo mismo, pero lo cierto es que existen diferencias muy notables que harán que disfrutemos el proyecto de una manera u otra.

Blackout, el Battle Royale de los Call of Duty

Call of Duty: Black Ops IIII

Los Battle Royale se han convertido en la última moda de los videojuegos. Modos de juego en los que competimos contra otras cien personas por ser el último usuario vivo. El modo Blackout de este Call of Duty respeta la idea original, pero también la adapta a la franquicia de guerra. Y lo hace de una manera muy buena: diferenciándose en el propio género y poniendo en marcha sus propias características.

Como ya suele ocurrir, saltaremos con nuestro personaje en paracaídas (el cual podremos haber personalizado previamente), intentando caer en un lugar en el que estemos a salvo y a la vez podamos conseguir la mayor cantidad de armas. Y es en ese momento donde tendremos que intentar sobrevivir la mayor cantidad de tiempo. Aquí reside el principal atractivo de este modo. Tendremos que disponer de la suficiente habilidad como para eliminar a los enemigos, sobrevivir a sus ataques, o a veces incluso aliarnos con ellos temporalmente con el fin de tener una oportunidad de quedar en primer lugar.

A vuestra disposición tendréis las armas típicas de los Call of Duty, además de objetos que podremos ir recogiendo en el escenario. Cada cosa es útil a su manera, por lo que no deberíais de desperdiciar nada.

Añadir que también tendréis vehículos con los que os podréis mover por el mapa. Estos permiten una mayor movilidad. Por supuesto, los mapas no son excesivamente grandes y fomentan una correcta jugabilidad y diversión. Actualmente cada partida soporta hasta 100 jugadores, con un funcionamiento sobresaliente que no os dará problemas. No olvidéis que en cada una de las mismas podréis personalizar al personaje de diferentes maneras y de forma rápida, por lo que el aburrimiento apenas se hará presente. Incluso existen zonas llenas de zombis en el propio mapa que permitirán una diversión adicional.

Este modo Blackout es uno de los principales ingredientes de Call of Duty: Black Ops IIII, por lo que os recomendamos echarle un vistazo. Incluso va siendo perfeccionado por Treyarch con nuevas posibilidades.

Multijugador competitivo, lo clásico ha evolucionado

Call of Duty: Black Ops IIII

En los Call of Duty, los modos multijugador casi siempre se limitaban a partidas competitivas en las que, en diferentes tipos de mapas, podíamos combatir contra otros usuarios de todo el planeta. En Call of Duty: Black Ops IIII este tipo de modos de juego se han conservado, aunque también se han añadido cosas nuevas.

Por una parte, el multijugador competitivo de Call of Duty: Black Ops IIII elimina tanto los jetpacks como la posibilidad de movernos por las paredes. Aunque sí tenemos los especialistas. Y, por otra parte, todos los jugadores partirán con una vida de 150 puntos. Por supuesto, será necesario más esfuerzo para eliminar a los enemigos. A esto hay que añadir que la recuperación de salud ya no será de forma automática, sino que se tendrá que activar con una habilidad. Es decir, de forma manual. Las propias habilidades serán un factor fundamental en algunos momentos, por lo que dominarlas también será algo que jugará a nuestro favor.

El multijugador competitivo de Call of Duty: Black Ops IIII consta de un total de 14 mapas (a los que posteriormente se añadirán más) con varias opciones jugadores como Baja Confirmada o Atraco. Después de cada partida también podremos ganar experiencia con la que desbloquear nuevos niveles y características para nuestro personaje. Y también tendremos retos que superar gracias a los que desbloquearemos conjuntos que podremos utilizar de manera continuada.

Comparando Call of Duty: Black Ops IIII con otros Black Ops, podríamos decir que el multijugador competitivo sigue siendo prácticamente el mismo modo de juego que hemos podido ver anteriormente, pero con características nuevas y formas de juego modificadas. Sigue siendo muy divertido y, por supuesto, sigue funcionando bastante bien.

No nos olvidemos del modo Zombies

Call of Duty: Black Ops IIII

El modo Zombies quizá se haya convertido en la guinda del pastel de los últimos Call of Duty. Sí, un modo de juego multijugador en línea en el que nuestro principal objetivo es acabar con todos los no muertos que podamos. Aunque en este videojuego quizá se haya convertido más en una nueva campaña en línea que se compone de tres misiones: IX, Travesía Infernal y La Sangre de los Condenados.

Seguiremos contando con todo tipo de armas con las que masacrar a los enemigos, los cuales se siguen moviendo como siempre. Lo peor será cuando nos superen en número. Lo más puntero es la presencia de secretos y puzzles en los escenarios, los cuales convendría desvelar para obtener ventajas. También existen diferentes tipos de zombies, por lo que tendremos que adaptar nuestras estrategias a cada situación.

El modo Zombies sigue siendo el clásico al que ya pudimos jugar en otras entregas pero, de nuevo, modificado con algunas características adicionales y perfeccionado en su conjunto. Sigue siendo muy divertido, especialmente si sois fans del cine de zombis, por lo que os recomendamos echarle un vistazo y disfrutarlo con los amigos.

En términos absolutos, la jugabilidad de Call of Duty: Black Ops IIII se ha convertido en uno de los pilares básicos de los Black Ops. Se deja de lado la campaña para centrarse en que el proyecto siga siendo uno de los más punteros de la industria. En esta entrega se añaden características, se elimina lo que no servía y se modifica todo lo restante. Y si algo ha estado saliendo bien, se sigue manteniendo así. No hace falta decir que los controles responden adecuadamente, que la combinación de botones se sigue manteniendo con un acierto especial y, sobre todo, que nuestra habilidad con el mando de control seguirá siendo base para que podamos salir ganadores de las rondas a las que haremos frente.

Como punto final, decir que Treyarch sigue trabajando en nuevas características para el proyecto, en nuevos mapas y en más parches que harán que Call of Duty: Black Ops IIII siga mejorando. Parece que la vida útil del proyecto no ha hecho más que comenzar.

Conclusión

Call of Duty: Black Ops IIII

A primera vista Call of Duty: Black Ops IIII es un nuevo Call of Duty que no parece proporcionar nada nuevo más allá de una calidad gráfica bastante buena y la ausencia de campaña offline. Sin embargo, solo hace falta echar una partida en profundidad para comprobar que Treyarch ha ido mucho más allá. Para empezar, han eliminado la campaña que comentamos anteriormente y han centrado los esfuerzos en perfeccionar la jugabilidad. Estos significa que los modos de juego que se incluyen son muy extensos, eso sin olvidar la parte competitiva del modo Blackout, la cual ya de por sí os permitirá disfrutar de muchas horas de juego. Podemos encontrar pequeñas campañas cooperativas en el modo zombies, aunque nada que destacar. Os permitirá divertiros sin más.

La calidad gráfica, más que aumentar respecto de otras entregas, se ha visto perfeccionada reutilizando el motor que ya se usó en otros Call of Duty y perfilando los detalles que faltaban. Además, ahora es compatible con una resolución 4K y una optimización que evitará caídas de framerate y ralentizaciones. Quizá el aspecto menos cuidado sea el sonido, aunque también hay que decir que apenas le prestaremos atención.

Por último, mencionar que gracias a la llegada de nuevos DLC y paquetes con contenidos adicionales Treyarch hará que este Call of Duty: Black Ops IIII sea aún más largo a cada día que pasa, alargando el número de horas que podremos utilizarlo. Un proyecto perfilado, divertido y muy entretenido que, en definitiva, consigue ser uno de los mejores Call of Duty hasta la fecha.

Call of Duty: Black Ops IIII ya está a la venta para Playstation 4, Xbox One y PC.