candle

El crowdfunding se ha convertido en una puerta a la esperanza para multitud de pequeños estudios desarrolladores de videojuegos. Esta especie de “maná” ha permitido que vean la luz multitud de proyectos que de otra forma no hubiesen podido realizarse. Por supuesto que este modo de financiación tiene sus trabas e inconvenientes, pero gracias a este, el estudio español Teku Studios pudo llevar a cabo el videojuego que nos ocupa en este análisis: Candle.

Un título de aventura y puzzles que recuerda poderosamente al estilo de Amanita Design pero con suficiente entidad como para tener un estilo propio. La aventura de Candle en Kickstarter fue de esas de vértigo en el que el temor a no llegar a obtener la financiación necesaria para que este videojuego viese la luz estuvo presente hasta la última semana. Con la emoción hasta el último momento, lo cierto es que Teku Studios alcanzó el objetivo marcado, e incluso lo sobrepasó, y este título ha podido ser una realidad.

candle

Apartado técnico

Puede que Candle no destaque especialmente en su apartado técnico, ya que estamos ante un título bastante discreto en ese sentido, pero lo cierto es que artísticamente es un juego sublime. Sus escenarios coloristas parecen surgidos del pincel de un pintor de acuarelas. Este estilo “artesanal” se encuentra disperso en todos los mapas y modelos presentes en Candle, lo que convierte este título en una experiencia visual muy atractiva e interesante.

Artísticamente, Candle es un juego sublime

De forma paralela, la calidad de las animaciones es notable y contribuyen a crear un universo más fluido y vistoso en Candle. El diseño de los escenarios y los distintos modelos es bastante original y evoca en cierto modo el arte de culturas precolombinas y similares. Una combinación interesante que contribuye a redondear un apartado artístico sublime. La única pega que podemos encontrar es la aparente ralentización en las secuencias de vídeo, que no resultan igual de fluidas que el resto del juego.

Otro de los puntos oscuros lo protagonizan los controles de Candle. A pesar de que en la mayoría de las ocasiones los controles responden a la perfección, hay algunos puzles en los que el pad no terminaba de responder de forma adecuada, resultando necesario cambiar al teclado para poder resolverlos de forma satisfactoria. No es que esto suponga un grave problema, pero sí es cierto que resulta bastante molesto y cuando se produce rompe la inmersión.

candle1

Jugabilidad

Candle se vertebra casi como un juego de aventuras y plataformas más que como una aventura gráfica. Para avanzar en la historia tendremos que saltar, correr y realizar alunas acciones similares para poder resolver los distintos puzzles que nos presenta el juego. La dificultad de los mismos no es demasiado elevada, pero es cierto que en algunas ocasiones pueden resultar abstractos para los poco observadores. Esto último se debe a que la solución casi siempre se encuentra oculta en el entorno, por lo que es necesario prestar atención a todo aquello que nos rodea.

Estamos ante un juego en el que la experimentación es importante y en muchas ocasiones tendremos que morir para poder aprender a sortear el obstáculo en cuestión que Teku Studios nos pone por delante en cada ocasión. Pero que nadie tema ni se preocupe en este sentido, ya que volveremos a la acción de forma casi inmediata y Candle cuenta con un sistema de puntos de guardado muy efectivo con el que no perderemos nuestros progresos.

Algunos de los puzzles más curiosos tienen que ver con el uso de la luz

La jugabilidad de Candle es muy directa y durante los primeros compases de este título aprendemos la mayor parte de las cuestiones anteriormente mencionadas. Las soluciones a los acertijos son bastante lógicas y gracias a la observación del escenario podremos resolver el puzzle que nos lleva hasta el siguiente desafío. El tamaño de los escenarios es grande pero no llega a ser abrumador, lo que en cierto modo hace de Candle un título más accesible.

candle2

Algunos de los puzzles más curiosos tienen que ver con el uso de la luz y de las velas, que dan a su vez nombre a este título. Estos acertijos se convierten de alguna forma en una alegoría de la luz desterrando la oscuridad y como fuente del conocimiento. Una mecánica bien integrada y que da mucho juego en Candle.

La trama de Candle se estructura en capítulos a través de los cuales se narra una historia. No es la más original del mundo del videojuego, pero sí es cierto que resulta entretenida y hace más amena nuestra aventura por los paisajes coloristas de Candle. En cualquier caso, para un juego de puzzles es notable el esfuerzo depositado para vertebrarlos con una historia que los cohesione e invite al jugador a seguir adelante.

Apartado sonoro

Al igual que el apartado visual, todo lo relacionado con el sonido destila calidad en Candle. La banda sonora es muy buena e impregna de un carisma especial cada uno de los distintos escenarios presentes en el juego. No es excesivamente variada, pero su calidad y ritmo sobrepasan cualquier consideración negativa que se pudiese tener por la repetición de melodías. Algo similar ocurre con el resto de efectos sonoros cuya calidad está fuera de toda cuestión.

Pepe Mediavilla pone la voz al narrador en Candle

En lo que se refiere a las voces, Candle está doblado al español y Teku Studios parece que ha tirado la casa por la ventana al contar con la voz de Pepe Mediavilla, el doblador de Morgan Freeman en España. Este tipo de recursos no suelen verse en títulos a priori humildes como Candle, por lo que resulta muy sorprendente su aparición en este juego. Más allá de la anécdota, lo cierto es que el doblaje es bueno aunque resulte un poco chocante por lo conocida que resulta dicha voz.

candle3

Conclusión

Candle es un excelente juego de aventuras y puzzles y una muestra patente del potencial de los creadores españoles. No estamos ante un título que reinvente la rueda, pero lo cierto es que todos sus elementos funcionan y contribuyen a crear una grata experiencia de juego. Artísticamente es de una belleza arrebatadora y ese estilo artesanal hace que resulte una propuesta muy interesante. Lo mismo ocurre con los puzzles, que se encuentran en un justo equilibrio.

Como mencionábamos anteriormente, las pocas pegas que podemos encontrar en Candle vienen dadas por esos problemas con los controles en ciertos puzzles. No ocurre con frecuencia, pero sí es cierto que cuando sucede resulta molesto y rompe el “tempo” del juego. Pero más allá de esta cuestión, lo cierto es que estamos ante un título al que poco se le puede reprochar. Candle es. sin lugar a dudas, como un cuento entrañable de una gran belleza.

Candle está disponible desde el 11 de noviembre de 2016 para PC (14,99 euros)

Equipo de Pruebas