Somos fans de las películas de terror de asesinos en serie, por lo que ya podéis adivinar que llevábamos años esperando a ver alguna propuesta jugable que nos pusiera a los mandos de este tipo de personajes. A la industria de los videojuegos le ha costado, aunque los primeros resultados ya se pueden comprobar desde hace semanas. Dead by Daylight es un buen ejemplo de esta idea y, además, el proyecto que vamos a analizar.

Behaviour Digital ha creado una experiencia jugable atractiva, a la par que curiosa. En Dead by Daylight tendremos sencillamente que encarnar el papel de una serie de personajes (entre los que elegir) con los que tendremos que escapar de los ataques del asesino en serie de turno. Sin embargo, nuestro enemigo será controlado por otro jugador… O por nosotros mismos, si lo elegimos así.

A primera vista el objetivo sería tan sencillo como correr y dejar atrás al villano. Tenemos malas noticias: los escenarios son cerrados y no es tan simple como buscar una escapatoria. Para “encontrar” la salida tendremos que realizar una serie de acciones, las que tenga predefinidas cada lugar, con el fin de derrotar al asesino que nos esté persiguiendo. A la vez, el enemigo irá asesinando a otros jugadores, sacrificándolos según crea conveniente. Por supuesto, tendremos armas como el uso de la oscuridad, objetos, botiquines y una habilidad para correr que ya querrían algunos.

Si tomamos el papel del asesino en serie las posibilidades se ven un poco más limitadas, ya que nuestro objetivo pasa a ser el de dar caza a los supervivientes. Igualmente, podremos escuchar sus pasos, verlos y atacarlos de varias maneras. La diversión prima, igualmente.

A primera vista Dead by Daylight parece un proyecto extremadamente limitado, aunque es necesario analizar sus diferentes características para saber el tamaño del videojuego de Behaviour Digital. No es oro todo lo que parece. Y no todo es tan limitado como podríamos pensar.

El apartado técnico, diseñado para dar miedo

Dead by Daylight

Teniendo en cuenta que Dead by Daylight es un proyecto desarrollado para hacernos pasar miedo (o divertirnos, en los casos en los que tomemos el papel del asesino en serie), es normal que toda la propuesta se vea oscura, con rasgos a veces difíciles de ver. La cosa es así. Y está bien hecha, ayudando a la ambientación del título.

Gráficamente, Dead by Daylight es un juego suficiente: muestra bien los escenarios y personajes. Aunque no pasa de ahí. El desarrollo de los propios modelos, por ejemplo, ha sido bien realizado, siendo particularmente realistas. Aunque este debería haber mejorado, teniendo en cuenta la potencia disponible. Algo parecido ocurre con los escenarios: han sido bien completados, con detalles para aburrir y todos los objetos convenientemente colocados. Eso sí, la calidad debería haber sido mayor debido a que a veces tendremos la sensación de que estamos ante un videojuego de la generación pasada.

Otro de los peros que hemos encontrado está en los menús, los cuales se nota que han sido portados desde la versión para PC, la cual fue la inicial. El mando de control no es suficiente para manejarlos de una forma cómoda. El tiempo que pasaremos en esta zona es bastante limitado y solo se centra en los aspectos a seleccionar antes de cada partida, por lo que el sufrimiento será mínimo.

Aunque nos hubiera gustado que la calidad gráfica hubiera sido mayor, tenemos que admitir que estamos especialmente contentos en cuanto al rendimiento general del proyecto, el cual es sobresaliente. No hay ralentizaciones, no hay caídas de framerate y, lo que es aún mejor, los tiempos de carga son pequeños. Estamos acostumbrados a tener que esperar bastante tiempo entre partida y partida, por lo que esta parte tiene una nota de sobresaliente.

Lamentablemente, el conjunto técnico de Dead by Daylight no es el esperado, y esperamos que próximamente reciba algún parche que solucione, al menos en cierta medida, los problemas encontrados. Incluso aquellos que aparecen cuando los personajes no responden a la física cómo deberían.

A pesar de todo, el apartado técnico de Dead by Daylight es suficiente para hacernos llegar la experiencia que se quiere. No hay más quejas, más allá de una calidad que no esperábamos.

Y el sonido… Da aún más miedo

Dead by Daylight

En las películas de terror el sonido es fundamental. De hecho, tanto que cobra mucha importancia cuando se trata de meternos el miedo en el cuerpo. Un buen susto, acompañado de la melodía idónea es suficiente para pasar un mal rato. Y esto ha sido muy bien conseguido en el juego que nos atañe.

En primer lugar, mencionar la música, la cual solo suena en los menús y en ciertas partes muy puntuales de las partes ingame. Las melodías, en todo caso, han sido excelentemente implementadas y obtienen la nota máxima en cuanto a su composición y su colocación. Básicamente son canciones, aunque también hacen acto de presencia algunos tonos, en las partidas.

Durante los encuentros, descartad la música casi por completo. Deberemos tener nuestro sentido del oído a punto, por lo que todo se ha centrado en los efectos sonoros y en las pocas voces que existen. Estas últimas también son puntuales. Prima el silencio, sobre todo, teniendo en cuenta que seremos los encargados de escapar del asesino en serie, o directamente aniquilar a los demás jugadores. El sonido es fundamental para escuchar lo que está sucediendo, por lo que los efectos son mínimos. Y hay que decir que este ajuste ha sido, de nuevo, excelentemente implementado.

Dead by Daylight es un videojuego que, en su aspecto sonoro, resulta simple. Aunque a la vez altamente efectivo. Sin ir más lejos, no es necesario que estemos continuamente escuchando sonidos, sino solo aquellos que sean imprescindibles. Sobre todo si tenemos un asesino en serie virtual pisándonos los talones.

Quizá el apartado sonoro de Dead by Daylight sea uno de los más acertados por razones obvias: se ha colocado de una manera estupenda, haciendo sonar lo que necesite solo en determinadas ocasiones. Y eso también es fundamental para garantizar la mejor experiencia. En nuestra opinión, algo excelente.

Una jugabilidad que nos invitará a escapar… O a asesinar

Dead by Daylight

Que las palabras anteriores no os metan el miedo en el cuerpo… Ya lo hará el propio juego. Ya sabéis lo que es Dead by Daylight: podemos elegir escapar de un asesino en serie, o ser nosotros los que matemos virtualmente a los demás usuarios. Las partidas son enteramente multijugador. De hecho, así es su diseño, por lo que podríamos decir que esta creación es única y exclusivamente para ser jugada a través de Internet.

En todo caso, vamos a ver lo que nos ofrece Dead by Daylight. En primer lugar, miremos los modos de juego: Sobrevive con amigos, Jugar como superviviente, Jugar como asesino, Matar a tus amigos y Rituales diarios. Se describen por sí solos ¿Verdad? Hay que tener en cuenta que los asesinos en serie del título en realidad matan para ofrecer sus rituales a una entidad sobrenatural. De hecho, el modo de Rituales diarios se centra en varios retos diarios a los que podéis hacer frente como, por ejemplo, matar a una serie de personas o escapar en un límite de tiempo especificado.

Una vez elegido el modo de juego tendremos que pasar a personalizar a nuestro personaje. Todos, sin importar si son supervivientes o asesinos, tienen habilidades propias, algunos atributos personalizables (como los accesorios o la ropa) y un equipamiento que podemos cambiar en cada partida. Además cada encuentro, teniendo en cuenta las acciones que realicemos, nos darán experiencia, que nos ayudará a subir de nivel y a tener acceso a otras características para las partidas.

Mi vida por un generador

Dead by Daylight

Si sois supervivientes, cada escenario se resume en el hecho de encender cinco generadores, los cuales abren la puerta por la que podemos escapar. Esta tarea no es sencilla, más que nada porque tendremos que encender cada uno individualmente (los otros jugadores pueden ayudarnos), a la par que escapar de los ataques del asesino, curarnos en el caso de ser necesario, etc. Es necesario mencionar que, si morimos, no reviviremos. Cada vida es única y tendremos que usarla con el fin de poder escapar.

Afortunadamente podremos utilizar los objetos del escenario (y nuestras propias armas) con el fin de escondernos o despistar al asesino, por lo que este tipo de características nos facilitarán un poco la tarea.

En el caso de que tengáis el rol de asesinos, todo se limita a matar a los supervivientes y ofrecerlos a la entidad, ganando también experiencia y evitando que puedan escapar. Como ya hemos mencionado, tenemos habilidades que podemos utilizar para dar caza a los jugadores (como, por ejemplo, una invisibilidad temporal y limitada).

Supervivientes, asesinos y escenarios

Dead by Daylight

La propuesta parece limitada ¿Verdad? En realidad no lo es, ya que disponemos de varias opciones personalizables que a la vez son muy atractivas. Por ejemplo, tenemos varios personajes para elegir, algunos de ellos pertenecientes directamente a películas de terror. Lo mismo ocurre con los asesinos: tenemos a Freddy Krueger o Jason Vorhees.

Mencionar que en nuestras pruebas solo hemos podido jugar en un escenario, aunque hay varios más disponibles, además de otros que se irán añadiendo con las diferentes versiones que se vayan lanzando. Aunque las posibilidades finales son las mismas.

Finalmente, hacer una mención a los controles de los personajes, los cuales también son bastante sencillos. De hecho, con solo una pequeña combinación de cuatro o cinco botones podréis superar las diferentes partidas. Eso sí, al principio os resultará muy difícil acomodaros, aunque finalmente podréis escapar en pocos pasos.

Tenemos que decir que, efectivamente, la jugabilidad de Dead by Daylight no es tan completa como podemos creer. En el análisis da la sensación de ser demasiado simple y, efectivamente, es así. Hay diferencias palpables entre esta versión (la de Xbox One) y la de PC, sobre todo en cuanto a contenidos. En todo caso, la sensación final con la que nos hemos quedado ha sido de desagrado parcial. Parcial porque al principio estaremos ante un buen videojuego que nos dará para horas de diversión, pero que tiene limitaciones que darán lugar a un proyecto demasiado repetitivo y simple. Lo malo es que el lanzamiento de nuevos contenidos no soluciona esta situación. Son necesarias nuevas características jugables.

En su aspecto jugable, Dead by Daylight no es un mal título, aunque sí repetitivo y simple. Si sois fans de las películas de asesinos en serie estamos seguros de que os gustará. Aunque a la larga os resulte un poco más de lo mismo. Recordad que el proyecto es enteramente multijugador.

Conclusión: la muerte no es la única salida

Dead by Daylight

A pesar de nuestra valoración en las líneas anteriores, no penséis que Dead by Daylight es un mal proyecto. Aunque tampoco llega a ser excelente, teniendo en cuenta sus limitaciones jugables y en variedad de contenidos. Resulta divertido, pero solo durante las primeras horas, cuando es una novedad.

Pecaríamos si dijéramos que no es interesante. A nosotros nos ha divertido, aunque a la vez hemos visto que existen limitaciones que impiden que le echemos más horas al proyecto. Ni siquiera teniendo asesinos en serie de películas o algún escenario adicional podemos tapar las limitaciones que existen en la jugabilidad. Son necesarias novedades de peso.

Dead by Daylight ya está a la venta para Playstation 4, Xbox One y PC. En sus diferentes versiones tiene un precio rebajado (algo más de 20 euros), ayudando a su compra.