El romance de Dead Rising con Xbox viene de lejos, concretamente desde hace más de diez años con la salida del primer juego de la serie en Xbox 360. Los jugadores de PlayStation han tenido que esperar un par de lustros para poder disfrutar del mejor Dead Rising en PS4. La segunda entrega no se hizo de rogar y disfrutó de un lanzamiento multiplataforma. La tercera parte se ha mantenido acotada y cercada a salir en PS4, lógico porque Microsoft se encargó como mínimo de la distribución de ese juego en One. La vuelta a Willamette de Frank West volvió a la senda de la exclusiva, pero en este caso de forma temporal.

Y aquí estamos un año después del lanzamiento de Dead Rising 4 en Xbox One y Win 10. En esta ocasión le toca a PS4 disfrutar de los zombis de Capcom con la edición definitiva de Dead Rising 4 que lleva el apellido de Frank’s Big Package.

Este paquete grande de Frank -suena con una doble intención fantástica, je- contiene la aventura original, todos los DLCs lanzados y un modo que me ha parecido lo mejor del producto, el Capcom Heroes. Vamos con ello.

Dead Rising 4, el juego original

No soy empresario y aunque admito que me gustan los números que genera este mercado y la idiosincrasia que serpentea entre las decisiones que se pueden tomar en el seno de estas corporaciones, eso no significa que por fuerza encuentre lógica en algunos de los movimientos que se generan en determinadas franquicias. Me explico; Dead Rising ha ido reduciendo paulatinamente ciertos elementos jugables que definían su propia experiencia y se llegó a un equilibrio en la tercera entrega que permitía a la marca mantener una identidad.

En esta cuarta entrega se ha eliminado completamente el tiempo y no existe por tanto presión de este agente para realizar diversas tareas. Los maravillosos maniacos siguen existiendo, pero se han dulcificado y se ha reducido su jerarquía, porque pueden pasarse por alto en muchos casos. Grabar la partida deja de ser un elemento activo en la jugabilidad. La creación de objetos elimina el banco de trabajo y reduce sus requisitos. En definitiva, se ha intentado llegar a un público más amplio y sospecho que precisamente se ha logrado lo contrario.

Cuidado, Dead Rising sigue siendo un producto divertido y que da momentos muy absurdos, sobre todo gracias al irreverente Frank West, pero ha perdido algo de alma por el camino. Esta pérdida no nos desalienta para seguir reventando zombis y explorar los escenarios para encontrar elementos jugables estúpidos con los que hacer un alto en la masacre o simplemente experimentar, algo que siempre ha sido importante en Dead Rising. Eso lo sigue ofreciendo esta cuarta iteración, aunque dentro de un bloque más cercano y benigno con el jugador.

Nos encontramos con un Frank West pasado de vueltas que se reencuentra con el infierno de Willamette y como cabe esperarse Dead Rising 4 es muy excesivo, gratuito y divertido. Si os gusta explorar empatizaréis con el producto porque se incluyen muchos extras y detallitos que se disfrutan con una sonrisa constante. Sumad a este festival de hemoglobina los exoesqueletos, unos trajes que potenciarán a Frank con nuevas habilidades que ya sabéis contra que pobrecitos se van a utilizar.

Mantengo que no supera a los anteriores, pero es divertido si uno lo juega esperando algo más abierto, accesible y de disfrute más directo, aunque el diseño jugable sea más plano.

Y no me extiendo más en este apartado, porque os invito a visitar y leer el análisis que publicamos del juego cuando se lanzó inicialmente en Xbox One y Win 10, y posteriormente en Steam.

Las novedades de Frank’s Big Package

Antes de meterme en el barro, sabed que todas estas novedades están disponibles tanto en PS4 como en el resto de versiones de forma gratuita. El juego en formato físico incluye el juego original y el resto de contenido se descarga vía parche. Alrededor de 20GB de contenido adicional os esperan. Koch Media nos ha enviado un código para descargar el juego y he tenido que descargar dos paquetes de material, uno correspondiente al título base y otro para todas las novedades incluidas en Frank’s Big Package, por lo que asumo que en formato físico también existe esa separación.

¿Qué incluye Frank’s Big Package?

Frank Triunfante. En ese modo, el bueno y el que siempre busca ayudar al prójimo de Frank, se convierte en un zombi. Nuestro protagonista tendrá 90 minutos para intentar escapar del complejo, pero no podrá nutrirse de comida normal o utilizar sus armas, Frank utilizará sus nuevas habilidades zombi y tendrá que alimentarse de sus semejantes cuando alcance un estado especial. Una modalidad ya conocida de los DLCs que revierte las bases originales y que ofrece una nueva perspectiva.

Super Ultra Dead Rising 4 Mini Golf. Un modo que es un mini-juego de golf en sí mismo con dardo a Street Fighter y sus rocambolescas versiones incluido en el mismo paquete. Frank y sus compinches quieren echarse una partida de golf, pero los zombis invaden el terreno. Esto lejos de suponer un quebranto alienta las ganas de golf para nuestros protagonistas. Un mini-juego sencillo en el que deben controlarse pocas variables, pero que expulsa diversión inmediata. Con un control menos fino, pero recuerda a Everybody’s Golf. Recomiendo jugarlo en compañía (local u online).

Capcom Heroes. El modo estrella de esta versión definitiva. En esta opción de juego, Frank se reencuentra con el legado de Capcom. Este modo se construye sobre la aventura base de Dead Rising 4, pero elimina las armas, el crafteo y en definitiva la base jugable normal para introducir a los héroes de Capcom. Se reutilizan los escenarios, el argumento y ese esqueleto del juego base para deformarlo con una capa de juego muy ingeniosa y muy bien resuelta.

En este modo Frank no tendrá que recoger armas para derrotar a los zombis, en su lugar el producto nos invita a recoger unas estrellas para desbloquear trajes. Cada uno de estos trajes representa el disfraz de un conocido héroe de Capcom y al desbloquearlo (mediante la recogida de estas estrellas y otras mecánicas), Frank podrá utilizar sus ataques durante un tiempo finito: 5 minutos. En el escenario se han diseminado máquinas recreativas y en estas máquinas podremos elegir atuendo para Frank y volver a la carga con el disfraz que hayamos elegido durante otros cinco minutos. Hay muchas máquinas recreativas y lo más normal es empalmar el uso de un traje con otro sin cortes -o con el mismo si optáis por utilizar al mismo personaje-.

Los ataques son muy representativos de los personajes que homenajean e incluyen una buena gama de opciones. En total tenemos 17 héroes de Capcom e incluso podemos desbloquear versiones alternativas al superar desafíos que debemos encontrar en los escenarios para cada personaje. Estos desafíos proponen en algunas ocasiones retos muy ajustados que he disfrutado enormemente y que me han recordado a los niveles secretos de los Devil May Cry. Algo muy positivo, sin duda.

Este modo resuelve con mucho cachondeo la aventura a su modo, con sus normas y sus leyes de juego. Explorar los niveles en busca de las estrellas para desbloquear nuevos personajes, batallar entre zombis con poderes absurdos y completar los desafíos dentro de esta vorágine de insensatez y locura me ha convencido y divertido más que hacerlo bajo parámetros normales. Un modo que sin duda es la estrella de la función.

Conclusiones

Dead Rising 4: Frank’s Big Package incluye la aventura original de la vuelta a Willamette de Frank, los DLCs lanzados y un modo que es una joya: Capcom Heroes. Jugando a este modo he vuelto a disfrutar de la locura y del absurdo de Dead Rising que tanto he disfrutado en anteriores entregas de la serie.

Por desgracia, la aventura original adolece de un esquema de juego equilibrado y cohesionado como en los anteriores Dead Rising y esa falta de presión se traslada a una aventura con un sabor poco satisfactorio. Disfrutable, pero le falta alma. Sigue siendo caótico, loco, pero nada queda de esa presión de juego, de esa alta dificultad y de esos enfrentamientos tan viscerales contra los maniacos en Dead Rising 4. Por suerte, el modo Capcom Heroes arregla algo este desaguisado.

Dead Rising 4: Frank’s Big Package ya a la venta en PS4 por 39,99€.