Dead Rising 4

Si echamos la vista atrás, podremos comprobar que Dead Rising es una franquicia que marcó un antes y un después en el mundo de los videojuegos. No en vano, se centraba en la tan temida temática zombi que últimamente se ha exprimido tanto, pero poniendo en marcha una tónica pocas veces vista. Incluso se podría decir que la marca creó escuela, ya que fueron muchos los juegos que, posteriormente, se lanzaron copiando algunas de sus características. En todo caso, la originalidad de la serie y el género no se ha perdido en ningún momento.

¿Recordáis a Frank West? Pues gracias a este Dead Rising 4 se ha querido volver a la idea original que nos divirtió tanto en su día. Sí, en este juego volveremos a controlar al famoso reportero, aunque en una experiencia mucho más clásica que en las demás entregas de la franquicia. Aunque el hilo temporal se sigue, en esta ocasión West se verá inmiscuido de nuevo en un brote zombi que se ha generado en Willamette. Sí, la ciudad en la que transcurría el primer Dead Rising. Nuevamente, volveremos a visitar el famoso centro comercial. Aunque también tendremos a nuestra disposición la ciudad, junto a gran parte de sus elementos.

El objetivo de Frank West en esta nueva entrega de Dead Rising es el de averiguar qué es lo que está pasando en Willamette, cómo se ha propagado el nuevo brote y, lo que es más importante, descubrir a los responsables. Este argumento se sucede en el modo de juego principal, ya que también existe un modo Multijugador cooperativo en el que podremos jugar con otros usuarios haciendo lo que más gusta del juego: matar hordas de zombi y acompañarlos en las aventuras que suceden en la zona.

Frank West vuelve a Willamette, pero mejor equipado y con armas nuevas.

Dead Rising 4 conserva todas las ideas originales que se pudieron ver en la primera entrega, por lo que podríamos decir en cierta manera que es una vuelta a los orígenes. Eso sí, con nuevas tecnologías, más características y muchas armas nuevas. Un Dead Rising clásico, pero actualizado. Hemos podido analizar el producto final, así que vamos a echarle un vistazo a sus principales características.

Apartado técnico

Dead Rising 4

Teniendo en cuenta que ya hemos podido ver un Dead Rising en Xbox One, esperábamos ver una evolución muy notable en el apartado técnico de este Dead Rising 4. No obstante, el resultado obtenido no ha sido el esperado. La calidad gráfica es bastante buena, aunque la potencia de la consola se podría haber exprimido bastante más.

Básicamente, podríamos resumir la calidad visual de Dead Rising 4 como el hecho de coger el motor gráfico de Dead Rising 3, perfeccionarlo en todos sus aspectos y poner en marcha una nueva aventura de Frank West. El resultado es bueno, a pesar de que existan algunos fallos que no deberían suceder, teniendo en cuenta a las alturas que estamos de la presente generación.

El juego muestra escenarios abiertos, en muchas ocasiones llenos de zombis y con múltiples elementos simultáneos en pantalla. Y no, no hay ralentizaciones. Casi todo se muestra correctamente.

El apartado técnico de Dead Rising 4 es notable, pero no sobresale.

Hablando de mostrar, tenemos que decir que sí nos hubiera gustado contar con modelos más reales. Y es que, definitivamente, nos ha parecido que los personajes no parecen personas. No existe ese fotorrealismo que esperamos en los juegos de la actual generación. No en vano, incluso nos atrevemos a decir que el único más o menos real es el propio Frank West. Y aún así, no es perfecto. Nos hubiera gustado pedir una calidad gráfica mejor.

En todo caso, aunque hayamos mencionado que la fluidez es notable, pero que la calidad de los modelos no lo es tanto, también es cierto que el resultado general, el conjunto, del apartado técnico ha sido bien conseguido. Aunque existan algunas quejas, esperamos que el equipo de desarrollo sepa ponerse las pilas para la próxima entrega de la franquicia.

Apartado sonoro

Dead Rising 4

Ya sabéis que lo que prima en la franquicia Dead Rising no es el terror o la acción, sino ofrecer a los jugadores la posibilidad de que se diviertan al máximo. Y en este objetivo también entra en juego el apartado sonoro. Es decir, tanto los efectos de sonido como la propia música. Un apartado que juega un papel fundamental y que está muy bien conseguido. De hecho, ha sido uno de los aspectos del juego que más nos ha gustado.

En primer lugar, decir que Dead Rising 4 tiene una temática un tanto navideña, debido sobre todo a que se sitúa en una catástrofe que ha ocurrido en esta temporada, es decir, durante la propia Navidad. Por eso es normal encontrar villancicos, música a la par y la ambientación de la misma. El lanzamiento en tiendas ha sido acertado debido a que se ha hecho coincidir con la Navidad.

En cuanto a la música y canciones, la mayoría tienen una temática navideña, como ya hemos dicho, aunque las mismas se intercalan con las que tienen que sonar en su momento justo. Por ejemplo, en el caso de que estemos en una situación tensa, es evidente que la música será más movida e incluso la misma nos invitará a realizar los movimientos rápidamente. El desarrollo se adapta a lo que esté sucediendo.

Un Dead Rising con canciones navideñas. Ideales para matar zombis.

Los efectos sonoros también han sido bien colocados y son muy realistas. Cada movimiento y consecuencia tiene su propio efecto. Eso sí, mencionar que en ocasiones estos nos darán la sensación de estar ante un juego arcade, más que uno que intente mostrar las cosas con realidad.

Por cierto, mencionar que las voces del videojuego están en completo inglés, con subtítulos en Castellano. Algo que puede molestar a los jugadores que estén acostumbrados a los doblajes. En todo caso, no debería ser considerado como un problema mayor.

En definitiva, el apartado sonoro es uno de los más notables de Dead Rising 4. Todos los elementos han sido dispuestos de manera correcta. Un aspecto casi sobresaliente que, de verdad, podríamos decir que constituye uno de los pilares fundamentales del videojuego.

Jugabilidad

Dead Rising 4

La jugabilidad de Dead Rising 4 es sin lugar a dudas el apartado más extenso del videojuego. No en vano, ya habíamos comentado que el propósito principal del título era el de divertir.

En primer lugar, lo que saldrá a la vista son los modos de juego. Bastante limitados en número, pero suficientemente amplios como para dar muchas horas de diversión. Decir que solo se limitan a los modos offline, es decir, a la historia principal, y al multijugador online. Aunque todos ellos son bastante entretenidos.

El modo principal ya lo conocéis: encarnamos a Frank West en su viaje a Willamette, dónde ha habido un nuevo brote zombi. Lo primero que podemos ver es que los controles del personaje han sido bien ajustados, aunque al principio resultarán ciertamente complicados. En todo caso, con algunas partidas no deberíais tener problemas. Además, responden adecuadamente.

La jugabilidad del juego es tan larga que incluso supera las 50 horas de vida útil.

Tras este paso, podréis ir echándole un vistazo a la multitud de armas, de todos los tipos, escondidas en el escenario. Se incluyen cuchillos, máquinas recreativas e incluso mesas. Todo sirve para matar zombis. Cada objeto tiene sus propias características como fuerza, duración o alcance, aunque poco a poco os sabréis cuales son más apropiados para cada situación. No olvidar la existencia del nuevo exotraje, una especie de armadura al estilo Iron-Man que nos dará mayores habilidades durante un tiempo limitado. Una posibilidad muy jugable. E imprescindible en determinados momentos de la historia.

Mencionar, además, que el personaje tiene una serie de niveles que podemos ir aumentando, y que nos proporcionarán diferentes tipos de habilidades nuevas. Estas se pueden seleccionar en base a los puntos correspondientes que consigamos en las situaciones. Por ejemplo, existe una habilidad para aumentar la durabilidad de los vehículos, algunos de los cuales también se pueden controlar, e incluso manejar las armas que están incluidas en los propios.

Dead Rising 4

El objetivo básico que se persigue en Dead Rising 4 es el de ir completando las misiones de la historia (principal y secundarias) mientras hacemos frente a los múltiples peligros disueltos en el proyecto. Hablando de peligros, tendremos que enfrentarnos a varios tipos de enemigos. Por una parte, los zombis, a cada cual más peligroso. Sin embargo, también se encuentran otros enemigos como los típicos psicópatas, a los que no nos enfrentaremos en entornos cerrados, las fuerzas de seguridad y los locos, personas que intentarán matarnos a toda costa. Cada enemigo tiene su propia forma de hacer las cosas, por lo que tendremos que ir calculando las tácticas que usaremos. En sí mismos, os podéis olvidar de los típicos psicópatas del primer Dead Rising.

Ya sabéis que Dead Rising 4 es un sandbox, lo que significa que tendremos a nuestra disposición tanto Willamette como el propio centro comercial. Podremos recorrer las zonas casi en su totalidad, incluso utilizando vehículos, aunque casi a cada paso que demos nos saldrán eventos y misiones secundarias. La libertad es notable, en cuestión de diversión.

¿Un sandbox situado en Willamette? Sí, es posible.

Decir todas las cosas que tiene el juego, en cuanto a jugabilidad, es una tarea muy difícil. Más que nada por la envergadura del proyecto. Eso sí, resumiremos todo en decir que Dead Rising 4 es un videojuego muy divertido, con todo tipo de ubicaciones y elementos rejugables, y que además resulta muy largo, teniendo en cuenta todas las características. En cuanto a la vida del proyecto, sobrepasa con creces las 20 horas. En el caso de que tuviéramos que explorar todas las posibilidades y logros (hemos analizado la versión de Xbox One), estaríamos hablando de más de 50 horas.

Repetimos que la jugabilidad de Dead Rising 4 es el aspecto más notable y a la vez el más perfeccionado del juego. Un apartado con una nota casi perfecta y muy, muy amplio

Multijugador

Dead Rising 4

En la saga Dead Rising, el único juego que no contaba con modos online era la primera entrega. Por supuesto, Capcom ha decidido repetir incluyendo una posibilidad jugable en línea que, aunque parece limitada, lo cierto es que arroja resultados muy buenos.

El multijugador de Dead Rising 4 se limita a un modo historia cooperativo, limitado en tiempo, en el que jugaremos con otros usuarios para cumplir las misiones que se vayan determinando. Ya decimos que existe un límite de tiempo para completar las misiones, por lo que tendremos que cumplirlo si no queremos fracasar.

La colaboración con los demás usuarios es fundamental. Cada uno tendrá un tipo de personaje (pudiendo repetir en una misma partida), con sus propias habilidades. Estos también subirán de nivel y podrán ser equipados con las habilidades que se vayan ganando. Un punto estratégico bastante interesante.

El multijugador de Dead Rising 4 nos invita a recorrer Willamette con otros usuarios.

En todo caso, mencionar que el modo Multijugador de Dead Rising 4 es muy parecido al modo Historia, aunque con componentes en línea. Incluso resulta un poco corto, aunque rejugable y divertido en su planteamiento.

Hacer también mención a los DLC. Dead Rising 4 tiene una serie de añadidos que incluyen características a la aventura principal, pero que tienen su propio precio. Son opcionales, por supuesto, por lo que podéis adquirir los que queráis. Decir que se dispone de un Pase de Temporada gracias al que podréis conseguirlos todos a un precio menor al habitual.

Conclusión

Dead Rising 4

Dead Rising 4 es, ante todo, un videojuego muy divertido. Incluso nos atreveríamos a decir que uno de los que más acentúan el humor y la diversión del catálogo de Xbox One. Eso sí, podría suponer una pequeña decepción para los jugadores que busquen una evolución notable y gráfica de la franquicia Dead Rising.

Mientras que la calidad gráfica se mantiene en un notable, los demás apartados suelen sobresalir bastante más. Eso sí, el Multijugador parece bastante corto, aunque también es cierto que resulta muy rejugable. Si buscáis un videojuego con decenas de zombis pantalla, todo tipo de objetos para matarlos y mucho humor, entonces estáis ante un juego a tener en cuenta. Cuidado si no sois fans del género de los zombis, ya que podría decepcionaros.

Dead Rising 4 está a la venta en tiendas, para Xbox One, a un precio de 42,98 euros.