defiance

Defiance quizá no sea recordado por sus propios méritos, pero puede que sí lo sea por ser uno de los productos transmedia más ambiciosos y el iniciador de una tendencia. Estos productos cruzados, en el caso de Defiance serie y videojuego, puede que cada vez sean más populares a medida que las empresas busquen más formas de maximizar beneficios con sus productos. Algo que no es necesariamente malo, si estas producciones cruzadas cuentan con una buena calidad.

El problema de estos productos es que siempre tenemos la sensación de que hay algo que cojea, que no está todo lo pulido que debería. Con Defiance, no podemos evitar sentir esa sensación, a pesar de que Trion Worlds haya trabajado para que el videojuego esté lo más pulido posible, una tarea que solo ha conseguido a medias. Tras el salto, el análisis de este curioso producto, Defiance.

defiance

Apartado técnico

Defiance no es un portento técnico, de hecho, es bastante discreto y en algunos momentos, incluso pobre. El diseño de escenarios es bastante similar, lo que crea en el jugador una irremediable sensación de monotonía. Además, las texturas tampoco están muy trabajadas lo que hace que los diferentes modelos de Defiance den la sensación de estar poco trabajados. En general, las sensaciones que evoca son que se podía haber pulido este apartado mucho más, ya que da la sensación de estar descuidado.

Quizá uno de los motivos de estas limitaciones técnicas haya sido su lanzamiento en consola, aunque también hay que señalar que muchas desarrolladoras optan porque sus mmorpg tengan apartados técnicos discretos. En cualquier caso, en Defiance el problema no es que no tenga gráficos bonitos o sencillos, es que resultan poco trabajados a la vista, y eso se nota.

En cualquier caso, el diseño artístico es muy original y ayuda a mitigar el cansancio visual. Además, la coherencia entre serie y juego es muy grande, lo que contribuye a generar un entorno creíble entre ambos productos, y que puede resultar enormemente atractivo para los seguidores de este universo.

defiance

Jugabilidad

Defiance es un híbrido entre un juego de acción en tercera persona mezclado con elementos de mmorpg. Un planteamiento interesante, pero que no ha de explotar todo el potencial que podría haber tenido. Buscando un juego similar, su planteamiento podría acercarse al de Borderlands, pero salvando las distancias.

Los primeros compases del juego se reducen a cuestiones típicas dentro del género. Crear nuestro personaje no nos llevará mucho tiempo, ya que las opciones de personalización no son demasiado elevadas, pero a pesar de ello, podremos dotar de cierta personalidad a nuestro avatar. Algunas de las cuestiones que podremos definir serán su sexo, la raza y un origen que añade más profundidad al personaje. En cualquier caso, resulta bastante limitado.

Cabe destacar que el diseño de la interfaz es sencillo y está muy enfocado a las consolas. El acceso a los diferentes menús es un tanto complejo y lioso al principio, pero una vez que nos acostumbramos a ello parece que cobra más sentido, aunque podría haberse realizado de forma mucho más comprensible e intuitiva.

defiance

En cuanto al control de las acciones del personaje, todo es muy simple, incluso con un pad, algo de lo que no debemos sorprendernos dado el enfoque de tercera persona de Defiance. En cualquier caso, la mayor parte de nuestras acciones se limitarán a disparar y a utilizar algunas habilidades especiales de nuestro personaje. No esperéis tácticas avanzadas o un complejo gunplay, porque no lo vais a encontrar, por decirlo de alguna forma, el enfoque es muy “casual”.

En cuanto al desarrollo de las misiones, Defiance es muy conservador limitándose la mayoría de ellas a acabar con un número determinado de enemigos o transportar objetos de un lugar a otro. Estas mecánicas deberían estar completamente superadas, pero parece que no es así, y Defiance no ha hecho gran cosa por evitar caer en esta rutina más propia de mensajeros, que de heroico tienen más bien poco. Quizá la única excepción en este sentido son las misiones relacionadas con la trama de la serie, ya que tienen un poco más de variedad, pero tampoco mucho.

En relación con lo anterior, los escenarios y personajes con los que interactuamos resultan un tanto pobres. En el caso de los npc, no son gran cosa directamente, aunque por norma general suele ser difícil sacarles juego, sobre todo en los mmorpg. En lo referente a los escenarios, es imposible evitar la sensación de que les falta potencial, es cierto que Defiance se desarrolla en una ambientación postapocalíptica, pero eso no tiene que significar necesariamente que el entorno sea aburrido o poco inspirador, cosa que sí ocurre en este título.

defiance

Quizá la única ruptura de la monotonía es la aparición de eventos aleatorios a los que los jugadores pueden unirse. Trion hereda esta idea directamente de Rift y se nota que han sabido explotarla correctamente, ya que estos eventos aportan la variedad y el dinamismo que los diversos entornos necesitan. Aún así, es imposible evitar la sensación de que con algo más de trabajo y unas ideas más pulidas, el resultado hubiese sido algo mejor.

Por otro lado, Defiance propone una especie de arenas competitivas en los que los jugadores se enfrentan los unos con los otros. Hasta 32 jugadores pueden reunirse en estas arenas en las que la meta es la captura de diversos objetivos y el control de los mismos. Una idea conservadora pero que funciona.

defiance

Sonido

El apartado sonoro es otro de los apartados castigados de Defiance. Lo que empiezan siendo como unas pistas de audio entretenidas, pronto se transforman en una pesada carga que no deja de acompañarnos continuamente. La música se torna aburrida y machacona en exceso, ya que no hay suficiente variedad como para ofrecer un descanso a nuestros oídos. Es un problema menor, pero que contribuye a crear una atmosfera de juego poco deseable.

En cuanto a las voces, no son nada del otro mundo y están en inglés. Tampoco es que sea un problema real, no tienen mucho que decir, pero siempre ayuda a crear una experiencia de juego más completa si las voces son buenas.

Conclusión

Deafiance es un título mediocre, que no logra escapar a la maldición de los productos relacionados con otras franquicias basadas en la televisión o el cine. La oportunidad era buena, y Trion digno de confianza, pero el resultado final no ha sido el esperado. Aún así, el juego va mejorando poco a poco con los parches, y es evidente que ahora está en una mejor situación que cuando salió a la venta. En cualquier caso, hay opciones mejores dentro del género, aunque quizá en consolas pueda exprimir más su potencial dada la menor oferta de este tipo de títulos.

Puntuación: 5

Defiance está disponible desde el día 5 de abril de 2013 para PC (39.95 euros), PS3 (49.95 euros) y Xbox 360 (49.95 euros).