Ya lo decíamos en el especial sobre FIFA 18: muchos jugadores se han comenzado a quejar de que EA no ha estado trabajando duro en la franquicia durante los últimos años. De hecho, hace varias entregas la nota de los análisis no era excepcional, por lo que la desarrolladora se tuvo que poner las pilas. Entonces ¿este lanzamiento es bueno, o es malo? ¿estamos ante algo innovador, o que sigue la misma tónica del año pasado? FIFA 18 tiene novedades muy interesantes, aunque es imprescindible que analicemos el título a fondo para saber si la presente edición se merece su compra.

Primero, repasemos brevemente lo que nos ofrece FIFA 18: como siempre, un simulador de fútbol que intenta llevar al salón de nuestra casa todas las sensaciones de este deporte. Por supuesto, las plantillas, equipos y estadios han sido actualizados gracias a las licencias con las que cuenta EA, consiguiendo que todo lo que veamos es completamente real. Nada de nombres falsos. Aunque… ¿Dónde están las novedades?

Principalmente, EA se ha fijado en el apartado técnico, las plantillas y los modos de juego con el fin de innovar y conseguir que FIFA 18 vuelva a enganchar a los jugadores. En cierta manera lo consigue, aunque también tenemos que decir que el proyecto está siendo odiado y amado a partes iguales. Sobre todo porque algunos jugadores han decidido abandonar la franquicia por la falta de novedades que, según ellos, están observando.

No nos vamos a parar mucho más. Comencemos el análisis y comprobemos si FIFA 18 es ese simulador de fútbol que estábamos esperando.

Apartado técnico renovado y llevado al máximo

FIFA 18

En cuanto a simuladores de fútbol, la saga FIFA se ha caracterizado por tener siempre el mejor apartado gráfico del sector. No en vano, EA ha sabido trabajar este aspecto con el fin de lograr que todos los contenidos sean lo más parecido a la realidad. La evolución respecto de entregas anteriores es más que evidente aunque, eso sí, pensamos que el equipo de desarrollo podría haber puesto más carne en el asador. El motor Frostbite mejora, pero podría hacerlo aún más.

Por lo general, en cuanto a los modelos de los jugadores, reconoceremos a casi todos en cuanto los veamos plasmado en el proyecto. Tenemos que recalcar lo de casi, ya que algunos de los personajes no tienen diseñados especialmente bueno, dando la sensación de que estamos ante muñecos (en cierta manera no nos equivocamos). Además, parece que algunos se han trabajado más que otros debido a que veremos diferencias notables en cuanto a su perfeccionamiento.

Donde sí debemos quitarnos el sombrero es el propio diseño de los estadios, los cuales han sido ejecutados con especial exactitud. EA ha acertado en el 100% de sus características, logrando transmitir la sensación que queríamos: sentirnos como si estuviéramos en los encuentros. Lo mismo sucede con las personas: se mueven y reaccionan a todas y cada una de las cosas que suceden durante los partidos.

Finalmente, hacer una mención especial a los efectos visuales que veremos. Y es que el entorno reacciona a la perfección a los movimientos de los jugadores: polvo, lluvia o el movimiento del césped son solo algunos de los ejemplos que podemos comentar. Recomendamos estar muy atentos a estos aspectos, ya que os gustarán mucho. Y sí, nosotros también nos hemos quedado sorprendidos.

En general, estamos contentos con el apartado técnico de FIFA 18, aunque no podemos negar que nos hubiera gustado un mayor esfuerzo por parte de EA. El responsable de esta opinión es el diseño de los modelos de algunos personajes, el cual no llega a ser extremadamente real. Por lo demás, todo funciona bien, técnicamente hablando, y se mueve bien. Sin ralentizaciones ni problemas gráficos. Un notable para el equipo de desarrollo.

Sonido, tal y como si estuviéramos en un partido

FIFA 18

El sonido es otro apartado muy acertado de FIFA 18. Aunque, a decir verdad, no nos hemos quejado durante las últimas entregas de la serie. El principal cometido de este aspecto es el de hacernos sentir como si estuviéramos en un partido de verdad, con todos los audios que ya conciernen a este tipo de momentos. Debemos tener en cuenta tres sub-apartados, fácilmente diferenciables: la música, los comentarios y los efectos sonoros.

La música realiza una presencia mínima en FIFA 18, escuchándose solo en algunos momentos, sobre todo en los menús. En todo caso, esta es una situación que ya se ha repetido en otras entregas de la saga y que en absoluto nos molesta, teniendo en cuenta que estamos ante un aparato correctamente situado. Lo de los efectos sonoros es algo que ya se podría situar mejor y en diferentes zonas del videojuego, aunque los notaremos tanto en los menús como en los propios partidos. Cuando nos referimos a efectos sonoros incluimos los audios que sonarán cuando le demos una patada al balón, los sonidos de los entrenadores y del propio público, y todo lo que no corresponda a la música. Estos se han implementado correctamente en su lugar idóneo y suenan fieles a la realidad, ningún problema.

Respecto de los comentarios de FIFA 18, no hemos encontrado mayores diferencias respecto de otras entregas de la serie. Eso sí, en esta ocasión sí que se hacen de notar algunos fallos en cuanto a lo que dicen los comentarios y lo que de verdad sucede. A veces, debido a una cierta ralentización. EA debería haber mejorado este subapartado, consiguiendo que funcione de una manera más exacta.

Podríamos resumir el sonido de FIFA 18 en que no tiene sorpresas respecto de otras entregas. Quizá una pequeña pega en los propios comentarios, según lo que hemos dicho anteriormente. Eso sí, el apartado sonoro del juego sigue siendo notable.

Una jugabilidad casi real

FIFA 18

El apartado más importante de los videojuegos es sin lugar a dudas la jugabilidad. Y es que, si un título no es jugable, no es divertido. Debe cumplir. En este aspecto FIFA 18 va de sobrado, teniendo en cuenta que a los buenos resultados obtenidos en los anteriores lanzamiento de la serie le añadimos que disponemos de novedades y arreglos. FIFA 18 no evoluciona demasiado en la jugabilidad, pero sí añade características nuevas.

Antes de nada tenemos que decir que EA ha realizado un excelente trabajo en la jugabilidad de FIFA 18. El simulador es ahora más simulador, dejando atrás los pocos aspectos arcade que le quedaban. De hecho, los controles son incluso más complicados y deberéis tener en cuenta hasta el último aspecto con el fin de que los jugadores vayan por el camino que queréis. Los mismos disponen de numerosos movimientos a ejecutar, cada uno asignado a una combinación de botones. Los más básicos os serán fáciles de controlar, aunque para los demás tendréis que practicar bastante.

Las novedades más destacables están en los nuevos centros, a los que podemos incluso darles efectos, asistencias, defensas y disparos. Los movimientos que podemos llevar a cabo dependen mucho de nuestra situación y la del equipo contrario. Esto abre decenas de posibilidades a cada momento. Las mecánicas disponibles son las ya habituales, aunque las mismas se han equilibrado aún más con el fin de que respondan mejor al propio mando de control. En definitiva, el control del balón es total. Aunque ya lo notaréis en cada encuentro.

Tenemos que mencionar, por otra parte, que la IA del contrario sigue siendo un poco deficiente, aunque haya sido mejorada en FIFA 18. Este aspecto, eso sí, requiere de un análisis más extenso y ni siquiera os percataréis de ello, en el caso de que no os fijéis.

Modos de juego, la guinda del pastel

FIFA 18

Hace unos años, los modos de juego disponibles en los simuladores de fútbol estaban muy limitados. Y es que solo podíamos fijarnos en algunos campeonatos, los amistosos y poco más. Esto ha cambiado por completo en FIFA 18, donde tenemos opciones para aburrir. Aunque los seleccionables básicos siguen siendo las mismas, tenemos que mencionar más novedades.

Primero, el nuevo modo “El Camino: El Retorno de Alex Hunter”. Se trata de un pequeño modo historia en el que encarnamos a una promesa del fútbol que quiere hacer un lugar destacado en el mundillo. Tendremos que manejar su trayectoria desde los puntos más básicos, aunque siempre siguiendo una determinada línea argumental. Un modo bien ejecutado y en el que cada decisión cuenta.

No podemos olvidar otros modos como los desafíos semanales, los entrenamientos, los torneos habituales (como ligas oficiales y copas) y los nuevos campeonatos femeninos. Estos últimos están disponibles en el juego, siendo muy parecidos a los masculinos pero con el cambio que se indica en su nombre. Tampoco podemos olvidar el modo Carrera, en el que tendremos que elegir entre ser un entrenador o una leyenda, y ejecutar todas las decisiones que corresponden a los puestos. Este último modo ya lo he visto en otras ocasiones, aunque se han modificado opciones como los traspasos (con reuniones incluidas) o la propia relación con los jugadores.

Mencionar que, en general, las licencias han aumentado en número, con nuevos equipos, jugadores y estadios disponibles. Si la saga FIFA ya recibía nuestra enhorabuena en este sentido, os podéis imaginar cómo se ha mejorado el número. La introducción más destacable está en el fútbol femenino, con licencias totalmente nuevas y que añaden una mejoría a tener muy en cuenta.

Personalización, la mejora de un clásico

FIFA 18

En los FIFA más clásicos existía una opción muy interesante: la de editar equipos y jugadores de la manera que quisiéramos. Esto, en FIFA 18, también ha mejorado. Y es que encontraremos nuevas opciones de personalización como aspectos físicos, regates, pases, tiros y ritmo. Las variables se han ampliado y, en general, el sistema es mucho más profundo. Y lo más interesante es que se espera que próximamente haya aún más modificaciones en este sentido.

Nos gustaría realizar un resumen del apartado jugable de FIFA 18, aunque lo cierto es que resulta tan extenso que sería imposible comentarlo todo en este análisis. Mencionar, en todo caso, que EA ha mejorado la jugabilidad de la franquicia de todas las formas posibles, identificando fallos, escuchando a la comunidad e implementando cambios donde fuera necesario. Y eso se nota en cada uno de los partidos y modos de juego. Eso sí, no los veréis a simple vista, sino que tendréis que profundizar bastante en cada uno de los aspectos.

FIFA 18 es, en término jugables, un excelente videojuego que no se puede disfrutar en su totalidad en algunos minutos. Serán necesarios muchos partidos para que podáis comprobar el gran apartado que tenéis entre vuestras manos.

Multijugador, otro de los aciertos

FIFA 18

Al igual que decimos multijugador, también decimos online. En el modo para varios jugadores de FIFA 18, EA se ha centrado en los modos de juego en línea, pasando el offline a una trastienda que apenas se nota.

A las competiciones más clásicas y ya conocidas tenemos que añadir dos modos que saltarán a la vista de cualquier jugador: FUT y Clubes Pro.

El modo FUT es muy sencillo de analizar: seremos los encargados de crear un equipo de fútbol con el que crecer, ganar dinero, mejorar y conseguir obtener todos los trofeos posibles. Aunque buena parte del modo se basa en cartas, lo que quiere decir que este componente es bastante importante en algunos momentos. Hay campeonatos como ligas, la conocida FUT Champions, etc. La idea básica la conocéis, por lo que tenemos que añadir que la IA ha sido mejorada y las variables a ejecutar también cambian a cada momento, consiguiendo un reto solo al alcance de algunos jugadores.

En cuanto al modo Clubes Pro, tendremos que competir en diferentes encuentros con equipos de 11 jugadores. Existen aspectos muy interesantes debido a que EA ha potenciado este modo, dándole una mayor importancia. En el interior encontraréis varias opciones entre las que elegir como, por ejemplo, temporadas, encuentros con equipos creados aleatoriamente, etc.

Los modos Multijugador de la franquicia FIFA están obteniendo cada una mayor importancia. EA quiere que los modos en línea sean los más jugados, por lo que no duda en invertir para implementar novedades y nuevas características. Este año, en todo caso, han obtenido muy buenos resultados. Además, las conexiones utilizadas para las partidas no consiguen muchos problemas, desarrollando los encuentros con especial eficiencia. La nota es buena.

Conclusión

FIFA 18

Existe una razón por la que nos hemos centrado sobre todo en las mejoras de FIFA 18 respecto de sus antecesores. Y es que en este juego EA ha querido, sobre todo, mejorar lo que ya había conseguido. La estructura no es nueva, sino que se ha trabajado sobre lo existente. Eso sí, el resultado conseguido es impresionante y estamos, de nuevo, ante uno de los grandes simuladores de fútbol para consolas y PC.

Aspectos técnicos, sonido, jugabilidad y modos en línea se han mejorado, modificado y cambiado para que tengamos una experiencia más sólida. Podríamos decir que estamos anterior un título parcialmente nuevo que conserva todas las características de FIFA 17. Por supuesto, la entrega no se libra de errores que tendrán que ser perfeccionados en actualizaciones del videojuego o en próximos lanzamientos. En todo caso, que eso no os eche para atrás. El videojuego es una apuesta de altura a la que debéis al menos echar un vistazo.

Destacar que FIFA 18 está disponible tanto para las consolas de la actual generación como para las de la pasada. Incluso Nintendo Switch tiene su propia edición con algunas modificaciones respecto de las entregas “normales”.

FIFA 18 ya está a la venta en tiendas para Playstation 4, Xbox One, PC, Playstation 3, Xbox 360, PC y Nintendo Switch.