Fortnite es uno de los videojuegos que más han causado repercusión en el mundillo durante el último año. No han sido pocos los usuarios que han terminado cayendo en sus redes desde que se incluyera el modo Battle Royale entre sus funciones, un sistema de juego que profundizara en la capacidad de supervivencia que cada uno de nosotros poseemos y, por supuesto, en la habilidad que tengamos a la hora de apuntar.

Marcándose un éxito similar al que viviera PlayerUnknown’s Battlegrounds durante el inicio de su ciclo de vida (y, además, perpetrándose un crecimiento semejante), Fortnite presenta sus cartas al mundo. Su fama ha ido en alza, no sólo debido a su funcionalidad (que, ahora lo veremos, no son tan únicas como pareciera pensar), sino a la publicidad de la que se ha visto partícipe en la red, a través de youtubers populares, medios importantes y prensa especializada de todas partes del mundo.

La respuesta del usuario medio ha sido abrumadora. Millones y millones de combatientes se lanzan al juego buscando ser el último superviviente, pero pocos conocen las cualidades que ostenta el título más allá de su Battle Royale.

 Fortnite

El concepto más básico

Es imposible, a estas alturas, encontrar algún manual explicativo (desarrollado por usuarios o por prensa) acerca de qué es Fortnite, o en qué consiste Fortnite. La mayor parte de jugadores se centra en su apartado gratuito, en el modo Battle Royale, y no tanto en sus capacidades como juego independiente para quien no quiera tomar parte en la supervivencia desenfrenada contra otros usuarios.

La pregunta es básica: ¿qué es Fortnite? En pocas palabras, Fortnite es un videojuego de supervivencia Tower Defense y ‘mundo abierto’ (no realmente, pero lo aclararemos más adelante), con elementos de RPG, principalmente. La primera partida puede resultar abrumadora (puede no, ¡resulta abrumadora!), pero el título hace lo posible por facilitarnos el entender su menú, su sistema de navegación, su diversificación de personajes, su árbol de habilidades, su sistema de personalización armamentística… En definitiva, un sinfín de características que hacen que una partida sea completamente diferente a las otras.

Es de perogrullo repetir los orígenes que pudieran haber tomado los desarrolladores para que este juego presente las características que presenta. Durante todo 2017 se comentaron, por activa y por pasiva, todos los referentes que este survival tiene, así que vamos a dejar pasar la mayoría de ellos. Por comparación y para que resulte mucho más sencillo de entender, probablemente sean Minecraft y Plantas VS Zombis los referentes más similares que podréis encontrar en el mercado.

Sin embargo, dado su aspecto RPG, Fortnite tiene un mayor índice de contenido que, de nuevo, puede abrumar a la mayor parte de jugadores (especialmente, aquellos enfocados en el Battle Royale).

Fortnite

¡Salvando al mundo!

En los primeros minutos de juego, descubriremos qué es realmente Fortnite, a través de una serie de misiones programadas para facilitarnos la incorporación al título. Al mismo tiempo, se nos contará la breve historia, de la que formaremos parte, y que dará pie a todo el entramado que forma: la humanidad ha visto reducido considerablemente su número de habitantes en el planeta, debido a una extraña tormenta que llegó y arrasó con todo. Estas tormentas propiciaron la creación de los husks, unas criaturas humanoides que atacan a los humanos y que se convertirán en nuestro principal enemigo. Nuestra función, como comandante de los pocos supervivientes que quedan en la raza humana, es garantizar la supervivencia de la especie a través de la mejora del Escudo Antitormentas, una de las defensas que quedan para enfrentar a la tormenta (¡capitán obviedad al rescate!).

Nosotros deberemos ir más allá del escudo, recoger materiales, buscar recursos, y ampliar las fronteras del Escudo, mientras buscamos a otros posibles supervivientes que puedan sernos de ayuda en nuestro periplo.

Fortnite, en conceptos de historia, se queda ahí, y no pretende dar más de lo que da.

Durante los siguientes cuarenta niveles que tiene el título (junto a un número bastante interesante de misiones secundarias), tendremos que sobrevivir en el exterior, fortificando nuestra base, mejorando a nuestros aliados, cumpliendo objetivos de misión, recolectando objetos útiles. Se podría definir una cantidad de horas, pero, si os habéis enfrentado antes a títulos de recolecta y supervivencia como Minecraft, entenderéis que un título así no se mide por las horas que nos llevan hasta su final.

Fortnite

Por una parte, en Fortnite tendremos las etapas de recolección, durante el día. De nuevo, con nuestro pico, atravesaremos los escudos y nos dedicaremos a destruir todo lo que esté a nuestro alcance para poder acumular suficientes objetos que nos servirán en la creación de defensas y trampas. Madera, metal, piedra, como elementos que utilizaremos para alzar edificaciones; menas de cobre y plata para crear armas; carbón para fabricar munición y armas… Pilas, polvo, tuercas, incluso pétalos de flores, tenemos una cantidad enorme de objetos para reunir.

Es importante, además de todos estos elementos que nos permitirán defendernos, encontrar un tipo especial de objetos. Los diseños de armas y trampas nos permitirán evolucionar nuestro equipo, mientras que los PE de héroe y superviviente los utilizaremos para subir de nivel. Al mismo tiempo, se nos darán indicaciones para poder encontrar a otros supervivientes que puedan unirse a nuestro equipo.

Mientras más objetos reunamos, más aumentará el centro del fuerte, cuya área de influencia se convertirá en una zona segura para el resto de supervivientes.

En el juego, utilizaremos los materiales recolectados para construir suelos, techos, paredes, y la arquitectura más básica de una edificación (ventanas y puertas). Por supuesto, no hay elementos decorativos de ningún tipo, reduciéndose todo a la búsqueda de protección para la supervivencia.

En este título, es cierto que podemos optar por la utilización de avatares controlados por la IA. Son suficientemente inteligentes e independientes para disfrutar del título junto a ellos. Sin embargo, las características de multijugador de Fortnite nos permiten invitar a amigos para que se unan a nuestra partida y nos ayuden a enfrentarnos a las hordas de enemigos que nos atacarán por la noche, momento en el que todo el trabajo del día dará sus frutos.

Fortnite

En este punto, el título deja de lado las construcciones y se convierte en un shooter en tercera persona, en el que empleamos las coberturas, las trampas que hemos creado y a nuestros aliados para enfrentar a los enemigos. El objetivo no se reduce sólo a disminuir las unidades de los zombis, sino que tendremos que tener cuidado con la munición para no quedarnos sin ella en un momento de debilidad, estar dispuestos a correr si se nos rompe el arma, reducir el círculo de acción o asaltar a los zombis desde otras direcciones…

Todo ello lo podremos hacer con nuestro héroe, escogido de entre cuatro clases diferentes (soldado, constructor, trotamundos y ninja), cada una con sus particularidades.

El título nos permite escoger si queremos pasar por la parte dura de las misiones en solitario o si queremos hacerlo acompañados. Evidentemente, el título gana en puntos con aliados que piensen por si mismos, sobre todo en algunas misiones que pueden volverse complicadas. Las fortificaciones que habremos levantado a lo largo del día, y todo lo que hayamos recolectado, nos servirán para enfrentarnos a los husks, pero no será suficiente si no podemos cubrir todos los flancos con la rapidez necesaria.

Si habéis pasado por Plantas VS Zombis, entenderéis de qué va la cosa.

¿Qué tiene de especial Fortnite en todo esto, además de la mezcla de géneros?

Como hemos mencionado, el contenido puede resultar abrumador para alguien que se inicie en el modo de juego principal de Fortnite. Las posibilidades de personalización de clase, de arma, de equipo, de objetos, de creación, el enorme e inmenso árbol de habilidades con varios pisos para completarlos… y, todo ello, sin apenas guía ni dirección para poder avanzar a través del juego, en su parte menos mecánica, de la mejor forma posible.

Fortnite

El menú es enorme, con una serie de pestañas que nos permitirán acceder a diferentes apartados del juego: mapa, héroes, escuadrones, arsenal, habilidades, botín, tienda y misiones.

Explicar cada apartado, de cada una de esas pestañas, nos llevaría demasiado tiempo, y se volvería un análisis exageradamente pesado de leer. Cada apartado tiene su subgrupo, con sus explicaciones. Repasarlas de una sola vez puede llevarnos toda una tarde… y ni aún así habremos consumido la mitad de lo que nos ofrecen.

Para despejar dudas, el apartado ‘héroes‘, por ejemplo, nos muestra a los personajes que podemos utilizar en el juego. En el mismo menú (no en menús contextuales ni en otros emplazamientos) vemos las características del personaje seleccionado, una imagen del personaje en cuestión, las bonificaciones de escuadrón, los defensores de la misión (estos dos, elegibles bajo nuestro criterio), una descripción más profunda de quién es nuestro personaje, su nivel de rareza, su título, su clase, su tipo, su salud, su escudo, su nivel y su habilidad principal. Todo ello, junto a las estadísticas generales del personaje principal.

En el apartado ‘escuadrón‘, encontramos tres tipos diferentes (supervivientes, defensores y de expedición). Dentro de los supervivientes, que fortalecerán nuestra base, tenemos escuadrones de emergencias sanitarias, pelotón alfa, manitas, grupo de exploración y el cuerpo de ingeniería (hasta un máximo de 8 personajes por sección). Dentro de los defensores, encontramos los Escudo Antitormentas, que actuarán como defensores de cada base, de las diferentes regiones del mapa.

Tanto en el Escuadrón de Supervivientes como en el Escuadrón de los Defensores tendremos a nuestra disposición un enorme elenco de personajes para elegir, siempre que los hayamos desbloqueado con anterioridad. Los supervivientes los encontraremos a lo largo del juego, mientras que los Defensores nos tocarán en cajas (que podremos obtener en las misiones o, ¡sí!, a golpe de talonario).

Fortnite

Por último, tenemos el Escuadrón de Expedición. En esta ocasión, podremos usar indistintamente cualquiera de los personajes que hayamos conseguido en el juego sin importar su origen. Junto a tres compañeros, nuestro personaje principal se embarcará en una misión automática secundaria, cuyo éxito dependerá de nuestro nivel y de la dificultad de la misión. Transcurrido un cierto tiempo, la misión se habrá acabado, y habremos obtenido tanto experiencia como objetos útiles.

De nuevo, hay que consumir toda esta información sabiendo de antemano que nos va a tocar leer mucho, durante bastante tiempo.

A estas alturas, ¿merece la pena?

Fortnite, como videojuego, nos ofrecerá una cantidad ingente de contenido siempre que nos interese el género Tower Defense, y que busquemos construir un gameplay en torno a ese concepto. A pesar de que se ha dicho que el título se mezcla con otros estilos, al final veremos que tan sólo coquetea con ellos, quedándose en una remembranza de Plantas VS Zombis, con mucho y mejor contenido.

Tenemos mucha capacidad de personalización, en todos los sentidos y, a pesar de que tropezaremos con el sistema de cajas que tanto han impuesto en otros videojuegos a lo largo de estos dos años, el contenido in-game es suficientemente denso como para no preocuparnos por ese detalle. Podemos disfrutar del título sin tener que invertir de ninguna manera contenido en premios o recompensas. Podremos disfrutar de las misiones en solitario y en multijugador para obtener los mismos premios y recompensas.

Es un videojuego muy largo. Puede volverse repetitivo si no se conoce el género Tower Defense (recolectar, construir, proteger, en diferentes dificultades, pero esa esencia se repite); al margen, resultará gratificante para los acostumbrados al género, especialmente cuando se dejen atrás los primeros niveles (cuando todavía nos estamos acostumbrando a la versatilidad de las opciones) y empecemos disfrutar de tener una mayor disponibilidad, tanto en objetos disponibles para recolecta como en creación.

Fortnite

A pesar de no haber salido todavía en su versión definitiva, el contenido que hay hasta el momento merece la pena.