0

La factoría Lego comenzó recreando películas conocidas (Star Wars o Indiana Jones) en formato Lego. Se trataba de adaptaciones cómicas y no literales de otras obras de ficción. El gameplay en todas las ocasiones se ha mantenido como una pieza de sencillez, un eslabón para todos los jugadores. Después de la salida de Lego Batman 2: DC Super Heroes, se observó un salto hacia delante, una evolución en el tratamiento de estos productos.

Con la salida de Lego City para Wii U el cambio se hizo patente al evitar licencias y crear un producto propio, reconocible y que no necesitaba la ayuda de marcas populares excepto la de Lego. Un movimiento de madurez que tiene su versión para 3DS. Chase Begins protagoniza el primer sandbox para la portátil de Nintendo. Análisis a continuación.

Apartado técnico

Este tipo de productos siempre aparece denostado por una parte del público, generar entornos de gran tamaño y dar vida a una ciudad requiere recursos y por ello se pierde en potencia bruta para modelar múltiples facetas del juego. A todo esto tenemos que sumar las limitaciones impuestas por el hardware portátil.

1

Con esto en mente creo que el acabado es bastante bueno. El mapeado es amplio y detallado en distancias cortas gracias a la creación de múltiples elementos, entornos variados y una definición admirable, reitero que en primeros planos. El juego carece de profundidad técnica, tenemos niebla y mucho popping, es decir, aparición repentina de objetos, vehículos, personajes y todo aquello que se encuentre a más de 20 metros del personaje puede aparecer sin previo aviso. Una carencia que exhibe las vergüenzas del equipo programador y de un sistema como 3DS. Quizá se podría haber refinado este aspecto, pero no se hubiese podido hacer mucho más.

En determinados compases se observa que el motor gráfico no está del todo depurado. Hacen acto de presencia ligeras ralentizaciones temporales en momentos concretos. No sería conveniente olvidar las cargas entre secciones o al iniciar partida, largas, pero al menos se ha diseñado con inteligencia. Me explico, el mapa se divide en una cantidad de secciones, cada parte requiere de una carga, pero las misiones del modo historia se estructuran en capítulos no numerados que transcurren siempre en la misma zona. No habrá cargas hasta que terminéis un bloque y paséis al siguiente y para ello como mínimo se necesitan unos 40 minutos.

2

El diseño como siempre guarda la línea vanguardista de Lego, cachondeo y un mundo construido con las fichas de la conocida marca de juguetes. El detallado de los elementos es óptimo e incluso los vehículos tienen su aquel. No recomendaría el modo 3D, reduce el framerate, ensucia el acabado al aparecer muchos dientes de sierra y reducir el color, pero ofrece una buena sensación de volumen. Como siempre no tardáis nada en comprobarlo y decidir entre pros y contras.

Jugabilidad

Este tipo de títulos ofrecen una jugabilidad muy directa, excesivamente guiada. Anticipo que si alguno busca en Chase Begins un GTA portátil, la propuesta defraudará. Como he anticipado en el apartado anterior, la ciudad de Lego City se encuentra dividida en diferentes secciones, cada apartado recoge una ambientación y una fracción de la ciudad. La historia principal se divide en diversos apartados y como suponéis cada uno de ellos transcurre en una parte de la urbe de Lego. Las misiones nos llevarán a puntos cercanos dentro de esa parte de la ciudad, nunca tendremos que recorrer partes distantes del mapa y en todo momento se marca el objetivo en el mapa y la acción a realizar en la pantalla superior con iconos de acción.

3

No es posible perderse y todo aparece marcado, por lo que no deja demasiado sitio a la imaginación. El mejor baluarte de la jugabilidad son las habilidades de Chase. En cada mapa encontraremos un disfraz, este atuendo nos permitirá realizar una serie de acciones que no podíamos ejecutar anteriormente y conforme avanzamos en la historia más trajes desbloqueamos y consecuentemente más habilidades. En cada zona se prioriza con cumplir las acciones con el traje descubierto en la sección, pero siempre se mezclan competencias para uno u otro.

Para pasar de una a otra habilidad basta con dar un toque en la pantalla táctil y seleccionar el traje requerido. En la pantalla tendremos un icono que liga el disfraz a utilizar en una zona marcada del escenario. Nosotros simplemente tendremos que colocar al personaje en esa área con el traje correcto y cumplir nuestro objetivo. Muy guiado y acciones extremadamente simples. Divierte, pero no le hubiera mal una mayor complejidad en las tareas.

En realidad el problema en este apartado no son las misiones principales, estas aunque sencillas, al disponer de diferentes trajes y aunque en esencia es prácticamente lo mismo no fatigan el desarrollo. El problema es la falta de dificultad o de una curva de aprendizaje, no se complica y la muerte no penaliza en absoluto (aparecemos en el mismo punto con una leve reducción de fichas). Es un paseo desde el principio y si por algún factor es ligeramente más complicado la ausencia de una consecuencia por la muerte nos facilita el trabajo y tapa errores en el equilibrado del juego.

4

Aparte de las misiones principales no tenemos nada para disfrutar del mapa, salvo completar los diferentes coleccionables, pero nada de misiones secundarias o eventos aleatorios. En ese aspecto es muy pobre. A esto le sumamos la simplicidad de acciones, aunque con heterogéneos disfraces la acción a realizar es exactamente la misma que el resto. Simplemente nos colocamos en el círculo de acción y ejecutamos, demasiado marcado. Nos lleva de la mano de forma excesiva.

Las peleas se han solventando a través de un sistema sencillo. Con un botón cogemos al contrario, con otro hacemos contras y con otro golpeamos. Nada más, quizá se echa en falta cierta evolución del personaje para aumentar la variedad de acciones o las posibilidades para encarar al contrario. Al final son un simple trámite porque aburren.

Termino comentando que no ha sacado partido a los vehículos, excepto por algunas persecuciones, no se ha potenciado su uso para divertirse o hacer cosas variadas. Simplemente los cogemos para ir más rápido de un punto a otro y además su control es algo tosco, con un comportamiento algo extraño en el manejo, algo incontrolable en algunos compases. Si hubiesen ofrecido contenido más dinámico y más explosividad el resultado sería diferente. Eso sí, las persecuciones tantos de vehículos como a pie molan.

5

Ante la falta de dificultad y de más contenido para vestir la ciudad y perdernos aparte de la urbe recomendaría el juego a aquellos que no quieren complicarse, que gusten de recolectar coleccionables para alcanzar el 100% o a los más pequeños para adentrarse en los sandbox.

Sonido

Undercover: The Chase Begins está doblado al castellano, son pocas las escenas en las que escuchamos a Chase, pero cuando lo hace habla nuestro idioma. Subtítulos en español para la mayoría de conversaciones a través de texto.

6

El sonido es otro apartado deslucido, excepto por algunas tonadillas que ambientan los momentos de lucha o alguna persecución el resto prácticamente carece de BSO y nos tenemos que contentar con el sonido ambiente. Un poco pobre, ya que deja este apartado un poco vacío, un poco manco.

Conclusión

Lego City Undercover: The Chase Begins es un buen juego. Destaca por ofrecer una ciudad amplia y accesible. El problema se encuentra en la reiteración de situaciones, la simpleza de la jugabilidad (muy pautada) y la ausencia de dificultad. El núcleo es sólido, falta vestir la ciudad con misiones secundarias y potenciar aquellos puntos que destacan sobre el resto (persecuciones), estoy seguro que eliminando las restricciones y dando algo de poder al usuario esta propuesta sería mucho mejor.

7

Aquellos que quieran un GTA portátil les recomendaría GTA: Chinatown Wars de DS (a mi entender la mejor versión) y compatible con 3DS. Este producto juega en una liga diferente y no busca competir ni en profundidad ni en complejidad con los juegos de Rockstar.

Puntuación: 6+

Lego City Undercover: The Chase Begins ya a la venta para Nintendo 3DS a 33.20€.