Admitimos que Wii se desinfló hace un tiempo, exactamente con la salida de Donkey Kong Country Returns y el Metroid de Tecmo. A partir de esa fecha los lanzamientos fueron distanciándose y la calidad de los mismos fue en receso. Hasta el año pasado con la salida de la santísima trinidad en forma de RPGs con Xenoblade, The Last Story y Pandora’s Tower, una traca final que viene a completar (y de que manera) esta remozada versión de Project Zero II para Wii.

La salida de un remake siempre se acompaña de cierta indignación por un sector de los usuarios, ¿era necesario? Si hablamos de Project Zero II, si y por extensión del resto de entregas de la licencia. En su momento, la segunda parte tuvo una distribución de risa en nuestro país, la competencia era dura y no logró hacerse un hueco con RE y Silent Hill. Project Zero supone un acercamiento al terror diferente, real y sin concesiones. Para no extenderme, dedicaré un especial al horror/terror de la saga, ahora toca conocer si vale o no la pena. Después de ustedes.

Apartado técnico

Primero debéis tener en cuenta que el juego se lanzó a principios de la década pasada para PS2 y Xbox, no estamos ante un lanzamiento de novedad, pero el acabado es digno. Tecmo ha revitalizado el apartado técnico mejorando los efectos de luz, las texturas y la definición. Las mayores carencias se observan en las animaciones (toscas) y en el rendimiento del motor, en una zona determinada del juego no se encuentra a la altura y provoca incómodas ralentizaciones. Como comento es algo puntual y que no se da de forma reiterada o continuada a lo largo del desarrollo, se juega perfectamente.

Aunque hablamos de un nivel primitivo si comparamos con otros sistemas, creo que se ha realizado un buen trabajo a nivel técnico. Tenemos entornos bien definidos, con una buena cantidad de elementos en cada espacio y ciertos efectos que aportan algo de lustre al global. Incluso, los efectos de luz muestran buen hacer, simples, pero bien añadidos.

Por encima de todo se encuentra la maravillosa ambientación de cada zona. Project Zero II: Wii Edition recrea el folklore de un pueblo antiguo japonés. El escenario no es demasiado amplio, pero tenemos más que suficiente para investigar. El apartado artístico realza el simplón apartado técnico, detallista y sobretodo diferente. La norma nos obliga a vivir aventuras de terror en USA o un entorno similar, ya tocaba algo diferente.

Jugabilidad

Project Zero II rescata mecánicas típicas de otra generación, de una época en la que proliferaban los juegos complicados, poco guiados y que requerían de cierta maña para superarse. Salvando las distancias con los 80, según lo pongo parece que estoy describiendo un juego de Amiga 500 o Spectrum, y no, en realidad recuerdo desarrollos como RE o Silent Hill.

El gameplay de Project Zero II es sencillo: Investigación por diferentes entornos, búsqueda de objetos y resolución de enigmas, lo cual nos llevará inevitablemente a la siguiente zona o a avanzar ligeramente en dicho nivel. Uno de los aspectos claves del título es la exploración, se potencia la búsqueda de artículos, estos serán fáciles de encontrar, ya que aparecen de forma genérica, una vez que se recoge sabemos que hemos encontrado. Project Zero II potencia de forma extensiva esta bondad, muchos recovecos, lugares pocos iluminados y sitios donde buscar. Quizá sea sencillo encontrar objetos importantes, pero nos obliga a escudriñar los mapas para hallar otros artículos que nos ayudarán a superar la aventura con menor dificultad. Tecmo ha añadido una novedad en que aparecerá de forma aleatoria en la recogida de ítems…

Otra rama del árbol que compone la jugabilidad la forman los enemigos, fantasmas, entidades incorpóreas. Para darlos caza haremos uso de una cámara de fotos, nada de pistolas o armas comunes. La cámara supone un punto y aparte en este apartado, utilizarla será más complicado de lo que parece. Podréis mejorarla en diversos puntos y usar diferentes tipos de papel fotográfico (a su vez supone que los ataques se realicen con una potencia determinada). Si lográis centrar al fantasma durante un mayor periodo de tiempo, mayor será el daño que recibirá, si os excedéis probablemente os de alcance y os infringirá un daño elevado. Los enemigos restan mucha vitalidad, los combates son largos (o pueden serlos) y la cámara no os proporciona un sistema de protección seguro, ese es el quid de la cuestión: La sensación de desamparo, de desprotección. Nunca os sentiréis seguros hasta que el enemigo haya sido derrotado y no tendréis la sensación de controlar la situación.

La aventura es larga y continua, aunque esté dividida en capítulos, se trata de un simple recurso para separar la trama y darle forma por separado, pero todo tiene conexión. Ahorrad y no malgastéis recursos de forma descerebrada, probablemente no seáis capaces de llegar al final. La curva de dificultad es extraña, cuenta con altibajos, algunos enemigos finales situados en el inicio os costarán más que otros colocados en una zona avanzada. Requiere de pulso para terminar con ellos, un despiste puede conllevar la pérdida de mucha energía y os obligará a reiniciar el punto de guardado. Project Zero II no cuenta con puntos de control, vosotros guardáis la partida y comenzáis en ese punto (los puntos de guardado son numerosos).

Los fallos en este apartado se producen en los desequilibrios en la dificultad, en la reiteración de elementos (os tocará repetir el mismo puzle), de enemigos (volver a terminar con su vida) y en el control, muy duro de inicio. Bien trasladado al combo de Wiimote + Nunchako, pero lento en reacción, otro aspecto producido de forma premeditada, todo sea reducir vuestras posibilidades de cara al enemigo.

Extras

Una vez terminada la historia se ofrece rejugarla con diferentes golosinas y un aumento en la dificultad. Por otra parte se ha añadido un modo temático denominado Casa Embrujada, un acercamiento on-rails al terror visceral de Project Zero II. Es un modo atípico y poco entretenido de inicio, pero si entráis en su mecánica puede daros diversión de sobra.

Sonido

Servidor gusta de disfrutar de buenos apartados sonoros, por desgracia, la mayoría de títulos actuales cuenta con errores o bugs que rebajan el acabado del producto. Project Zero II carece de un doblaje en castellano y las voces inglesas son raras, algunas no encajan y la producción es algo sucia, sin embargo se compensa con el excelso apartado sonoro producido por las melodías y los FX, perfectamente orquestados con la parte jugable, milimetrados. El miedo se produce por este apartado principalmente, vuestra imaginación os jugará malas pasadas, todo gracias a la gran calidad compositiva de algunas partituras de la BSO y los incisivos FX. Todo en Dolby Pro Logic II. Noche, cascos o equipo de audio de calidad, no se debe disfrutar de otra forma de este juego, vale la pena.

Conclusión

Project Zero II: Wii Edition es otra marca favorable en el catálogo de Wii. Un producto que apuesta por mecánicas vetustas y abandonadas por el grueso de usuarios. La jugabilidad cuenta con pocas fisuras, pocos errores que comentar. Estos se ceñirían al control (al principio es raro, duro, poco agradecido), a la reiteración de situaciones y quizá a la montaña rusa producida en la dificultad, pero el resto amigos es de nivel.

La jugabilidad está bien medida en el uso de la cámara, se ofrecen alternativas y su uso requiere de paciencia y maña, no basta con hacer fotos, se requiere algo más. La aventura es muy interesante en la trama y el sonido de lo mejorcito que podéis encontrar en Wii. Si recordáis con añoranza tiempos pasados, Project Zero II: Wii Edition es un grandísimo producto, complejo y que vale cada uno de los euros que piden por él (menos de 40€).

Puntuación: 8+

Project Zero II: Wii Edition a la venta en exclusiva para Wii (39.95€).