0

Analizar el paso jugable de Resident Evil en los últimos años no es una tarea fácil. La licencia creada en su momento por Shinji Mikami ha pasado por muchas manos, cambios de visión e incluso los gustos del mercado han variado. Los signos son cíclicos y Resident Evil no iba a ser diferente.

Resident Evil 7 supone una vuelta parcial al origen que le vio nacer en una jugabilidad de supervivencia y acción, aunque en este caso el tratamiento de terror es más directo, pero se sigue bebiendo mucho de grandes obras norteamericanas del género, tal y como se hizo en los primeros Resident.

Capcom inaugura con Resident Evil 7 un nuevo marco jugable con una visión en primera persona y elementos jugables clásicos. El sistema funciona, se hace muy divertido y anticipo que se siente muy Resident Evil.

Apartado técnico

Resident Evil 7 no es un producto puntero, Capcom mide más sus lanzamientos desde hace unos años, pero es más que competente. Tened en cuenta que esa limitación también es un efecto colateral de hacer el juego compatible con PlayStation VR. La cámara en primera persona se ha utilizado con cabeza y tenemos una sensación totalmente inmersiva incluso sin jugar con las VR.

Encontramos momentos vistosos gracias a la colocación de ciertos puntos de luz y aunque el detallado podría ser más profundo, los niveles están bien decorados de elementos. Los personajes principales poseen un detallado de buen nivel, pero lejos de las grandes producciones, sobre todo a nivel facial, pero como digo superan el corte y tienen calidad. Algunas texturas son más pobres y pueden desentonar con el coral, pero no es nada llamativo.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170125234539

El juego gana y mucho con la magnífica ambientación que se ha conseguido en la casa de los Baker. Las estancias principales, el salón principal, la zona del páramo y etc., brillan con mucha intensidad. Tenemos una magnífica selección de microambientes dentro de esa zona principal.

Realmente el juego no necesita más y consigue un apartado técnico fluido, bien terminado y con una ambientación increíble en ciertas zonas sin necesitar de lo más avanzado en tecnología gráfica.

Jugabilidad

Este apartado ha dividido a la comunidad de seguidores de Resident Evil desde que se presentase esta séptima entrega en E3 2016. Perder la visualización del personaje y pasar a manejar el juego en primera persona alejaba en exceso esa imagen que se ha tenido desde siempre de la franquicia en sus entregas principales. Ante todo debe valorarse que Resident Evil 7 es una entrega que busca innovar a través de la introducción de elementos que sentarán las bases de la marca en sucesivas iteraciones. En teoría.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170128102720

Una vez que se juega y como he comentado antes –y posiblemente vuelva a repetir- esta séptima parte se siente como un Resident Evil y es algo que llega solo sin forzar. Para lograr esto, Capcom ha recuperado mecánicas clásicas de los primeros juegos y las ha introducido en este mapa en primera persona con diferentes novedades.

Resident Evil 7 es un juego que os obligará a explorar su entorno a fondo en busca de artículos que nos permitirán avanzar, ítems de otra naturaleza o para simplemente conocer el lugar en el que nos movemos al ir descubriendo los diferentes elementos que interfieren en nuestro camino de forma gradual. Nos veremos obligados a recorrer sus escenarios en busca de soluciones y para ello tendremos que volver sobre nuestros pasos. El llamado backtracking hace acto de presencia como en las entregas clásicas. También tendremos puzles de una dificultad no muy elevada y documentos a leer para absorber lo ocurrido en esta nueva aventura. Me gustaría marcar, pero no definir que una zona esconde puzles muy bien llevados y conectados entre sí. Se trata de una zona que se disfruta mucho.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170129232651

Pero además de lo comentado, también tendremos que ir desgranando la apertura de las zonas y gestionar nuestros artículos. La cantidad de artículos a llevar será limitada y el resto de pertenencias deberán dejarse en el baúl. El sistema de gestión del inventario es muy cómodo y posee un diseño excelente. Esto nos lleva a la combinación de elementos. Encontraremos unos artículos químicos que nos permitirán mezclarlos con otros elementos para generar vitalidad (las hierbas verdes más de uno de estos químicos), munición u otros objetos. Da cierto juego. Es un sistema sencillo, rápido de utilizar y que deja cierta libertad al usuario en la orientación del producto a elaborar.

Realmente me he sentido jugando a un Resident de los de siempre, pero actualizado
Las mecánicas de disparo se han modificado porque ahora apuntaremos en primera persona, pero esto no es un shooter al uso. El disparo es errático, posee cierto pulso del personaje y sentimos que no tenemos una gran habilidad para impactar en los enemigos. Se ha añadido un sistema de defensa. Podremos protegernos de los ataques del contrario al pulsar L1 y esta defensa será más efectiva con cierto timing. Rebaja la exigencia en los niveles estándar de dificultad y os será inmensamente imprescindible en manicomio.

El juego se guardará automáticamente en ciertos puntos y podremos grabar en ciertas zonas habilitadas para tal fin. Esta dinámica aunque aparenta no tener mucho sentido en los niveles iniciales de dificultad en manicomio el guardado está restringido a estas zonas.

Realmente me he sentido jugando a un Resident de los de siempre, pero actualizado, y he experimentado esa sensación al tener que explorar tanto, volver sobre mis pasos, consultar el mapa, gestionar el inventario e intentar evitar a los enemigos –no son zombies, pero esconden esquemas de evasión semejantes-. He trasladado mi forma de jugar a esos títulos antiguos a Resident Evil 7. Por supuesto que el esquema no es una vulgar copia, pero se asocia a lo que ofrecían esos juegos.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170129234424

Y abro párrafo para desplegar errores, aunque las bondades son muchas, creo que algunas cosas se podrían haber gestionado de otra forma. Creo que se han excedido con la cantidad de balas o artículos de salud que podemos encontrar en el nivel normal. Un jugador clásico terminará la aventura con un arsenal o incluso con armas sin utilizar. Se debería haber exprimido más al jugador en esa dificultad. En el tramo final el juego se desinfla y no mantiene el gran nivel de las primeras horas y es algo que se extiende al jefe final. En algunos títulos antiguos, el enfrentamiento final no mantiene el nivel y es más sencillo de lo debido, algo que también ocurre aquí. A título personal, los puzles podrían ser más severos y las pantallas de carga son demasiado claras en algunas ocasiones en sus “consejos” y desvelan más de la cuenta. Algo que creo que no se puede desactivar. Y los enemigos claman por una mayor variedad.

Por ello, recomiendo encarecidamente darle una segunda vuelta al juego –es lo suficientemente rejugable para ello- en dificultad manicomio (se desbloquea al terminar el juego por primera vez). Algunos de los errores descritos en el párrafo anterior se minimizan y creo que hace disfrutar más si cabe de la experiencia que RE 7 es capaz de ofrecer.

La trama y las mecánicas jugables tienen margen suficiente para evolucionar en nuevas entregas
Encajando todas las piezas tenemos un juego que funciona en sus mecánicas y que nos devuelve a sensaciones que ya creíamos perdidas en Resident Evil. Incluso la trama está bien estructurada e incluye elementos para continuar en nuevas entregas sin caer en la estupidez de guion e historia de RE 6.

Tendréis aventura para unas 12 horas en vuestra primera vuelta.

Sonido

Estamos ante un apartado que difiere con anteriores Resident Evil. La explosividad de las BSOs tan cinematográficas utilizadas en anteriores entregas principales ha dado paso a un registro tonal novedoso para la marca. Desde el tema principal que suena al dejar el juego en la pantalla principal notamos que se ha pretendido ir en una dirección con texturas más sureñas y oscuras. El tema que suena en la zona segura está lejos de generar paz y me produce –al menos en mi caso- cierto desasosiego, como intranquilidad. Esto provoca que al salir de esa estancia no se produzca un corte en la ambientación y nos sintamos en peligro constante.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170130002240

Otras melodías se hermanan, aunque de forma lejana con Silent Hill. Quizá hemos perdido cierta épica y temas más memorables en pro de ganar cohesión y una dirección clara en el sonido hacia el terror con temas más perturbadores. Los efectos de sonido presentan un trabajo a la altura y se ha perfilado bien el 5.1 al delimitar bastante bien la dirección del sonido.

El juego se ha doblado en castellano y quizá está un pelo por debajo de lo conseguido con Resident Evil 6, pero está bien. El juego permite elegir el idioma de subtítulos y doblaje por lo que cada uno podrá optar por lo que desee.

Conclusión

Capcom ha devuelto el brillo a Resident Evil a través de una entrega novedosa en ciertos marcos jugables, pero que se siente como una entrega clásica renovada. Una renovación no exenta de piezas faltas de aceite para lograr un movimiento del engranaje más consistente, pero la maquinaria funciona.

RESIDENT EVIL 7 biohazard_20170204100227

Estas piezas a mejorar incluirían un mayor nivel de exigencia en normal a través de un recorte en los suministros principalmente o de una mayor homogeneidad en la calidad a lo largo de la aventura, ya que el tramo final es más inconsistente en ciertas facetas, pero ofrece un sabor clásico con esa exploración que nos obliga a volver a zonas ya visitadas, la resolución de puzles y grandes enfrentamientos contra algunos de los jefes contra los que nos mediremos en el juego. Otra bondad es que se ha realizado un trabajo de dirección y de planteamiento muy inteligentes porque la trama y las mecánicas jugables tienen margen suficiente para evolucionar en nuevas entregas a partir del buen trabajo realizado en este Resident Evil 7.

No es va a decepcionar. Bienvenidos a esta nueva familia del terror.

Resident Evil 7 ya a la venta en PS4 (59,90€), Xbox One (59,90€) y PC (42,99€). Juego compatible con PlayStation VR.