Sin duda el nombre del juego que vamos a analizar a continuación a la mayoría de los jugadores les será desconocido, pero tras Resonance, se encuentra uno de los mejores títulos en lo que llevamos de año. Y esto se debe a que Resonance no lo ha hecho ningún estudio multimillonario y “super” conocido, no tiene gráficos despampanantes y lo más grave de todo: es una aventura gráfica. Los creadores de este título nos ofrecen un juego de un tremendo sabor clásico, una aventura gráfica de las de toda la vida llena de desafíos y una enrevesada historia que hemos de resolver.

Resonance es el fruto del maridaje entre Xii Games y Wadjet Eye, los cuales han producido esta pequeña joya. Quizá lo más sorprendente de este título es su sencillez y al mismo tiempo, la complejidad que ofrece. Su trama es madura, pero sin recurrir a ganchos fáciles como el sexo o la violencia descarnada, en su lugar, ofrece diálogo e investigación que atrapan al jugador desde el mismo momento en el que comienza este viaje llamado Resonance. Tras el salto, podréis encontrar el análisis de Resonance.

Apartado Técnico

Gloria pixelada, así podríamos definir el entorno gráfico de Resonance. A los aficionados de largo recorrido de este tipo de aventuras, este apartado les recordará inevitablemente a esos títulos que pudimos jugar durante principios de los noventa. Su estética es totalmente clásica, pero eso no supone que no esté llena de detalles, colorido y realismo. Resonance podría ser más puntero en gráficos, pero no lo necesita. Realmente, las aventuras gráficas nunca han necesitado potentes entornos punteros, ya que su misión siempre ha sido hacernos vivir una historia, y con este apartado gráfico es más que suficiente. Además, el estilo retro es parte del encanto de este título, por lo que el acabado final no puede ser mejor.

Quizá por poner un puntito negativo, dentro de su enorme fluidez en los escenarios, he encontrado algunos puntos en los que el título sufría alguna leve ralentización. Esto me ha ocurrido únicamente en un escenario y era algo apenas perceptible, pero bueno, siempre hay que señalar lo bueno y lo malo. A parte de eso, el diseño de escenarios y personajes está increíblemente realizado, llegando a generar empatía por los protagonistas y eso es algo, que muchas veces no se logra ni con los mejores gráficos del mundo.

Jugabilidad

Resonance es una aventura gráfica de “apuntar y pinchar” de toda la vida. No hay grandes modificaciones sobre esta fórmula, pero se introducen un par de elementos nuevos junto al omnipresente inventario. Resonance incorpora la memoria “a largo plazo” y a corto de sus personajes para que estos interactúen con sus recuerdos con el entorno y con otros personajes. La memoria “a largo plazo” se almacena automáticamente en la sección de la diminuta interfaz y corresponde a los actos “memorables” que van teniendo a lo largo del juego. Por otro lado, la memoria a corto plazo no está prefijada, y podemos seleccionar aquellos elementos que queremos recordar. La gestión de esta última será muy importante para poder avanzar en la trama.

En cuanto a la interfaz, esta permanece oculta la mayor parte del tiempo salvo cuando llevamos el cursor del ratón a la parte superior de la pantalla, momento en el cual hace su aparición. A parte del acceso al menú del juego, las memorias y el inventario, tenemos también el contador de puntos. Este ira recogiendo en forma de puntos las acciones que realizamos y que son significativas. De esta forma al llegar al final, sabremos si hemos logrado encontrar todos los secretos de Resonance. No es una incorporación novedosa, pero si un elemento más de desafío para animarnos a volver a jugar esta aventura con la intención de ganar todos los puntos.

El último de los ejes de Resonance es el control de varios personajes a lo largo de distintos puntos de la trama. No todos los protagonistas tienen las mismas capacidades, lo que hace que los puzzles se compliquen y al mismo tiempo, todo lo contrario a medida que conozcamos a nuestros alter ego. El control no es simultáneo y siempre que queramos cambiar de un personaje a otro, tendremos que hacerlo mediante la interfaz del juego.

En cuanto a los puzzles y la dificultad, Resonance ofrece una experiencia de juego desafiante pero asequible. La mayor parte de acertijos que tendréis que resolver son lógicos, y salvo uno especialmente enrevesado y frustrante, no me he visto obligado a tener puntos muertos en los que no sabía qué hacer. Ciertamente hay un momento de la trama en la que la dificultad aumenta considerablemente al tener varios escenarios abiertos de forma simultánea, pero nada que no pueda superarse. Si me permitís, un consejo, jugad con un pequeño cuaderno y algo para apuntar, os será de gran ayuda.

Sonido

La banda sonora de Resonance es muy buena, y sobre todo, se adapta a la perfección a cada situación. Modula los momentos de tensión y de calma con maestría y nunca se transforma en un intruso dentro de la aventura. Por otro lado, las voces de los personajes están llenas de carisma, incluso las de los secundarios, lo que ayuda aún más a establecer la empatía hacia ellos que comentaba al inicio de este análisis. En cuanto a los otros efectos sonoros, están a la altura de lo que se podía esperar de ellos, lo que configura a Resonance a nivel sonoro como una experiencia redonda. Eso sí, las voces están en inglés, como el resto del juego, pero creo que un doblaje no hubiese resultado demasiado efectivo.

Conclusión

Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con una aventura gráfica como con Resonance. Esté título apenas tiene fisuras, y sus únicos puntos flacos los he desgranado a lo largo del análisis. Eso sí, presenta una pega para aquellos que no dominen el inglés, ya que está íntegramente en este idioma. Para muchos será algo imperdonable, pero no creo que se deba juzgar a este título por ello. Resonance ha de juzgarse por lo que ofrece: una aventura gráfica con mayúsculas, llena de misterio, desafíos y diversión a la altura de lo que cualquier aficionado al género podría esperar. Y eso es algo que no se ve todos los días.

Puntuación: 9

Resonance está disponible para PC (9,99 euros)

Equipo de Pruebas