Conseguir un gran resultado utilizando pocos elementos suele ser algo bastante difícil, ya que hay menos espacio para enmascarar los errores. Por ello es frecuente ver grandes producciones que bombardean al jugador con multitud de elementos en pantalla que en ocasiones lo único que hacen es tapar o difuminar el núcleo del juego. Por tanto, en muchas ocasiones menos es más, aunque no estamos muy acostumbrados a esta forma de trabajar en el mundo del videjuego.

En este sentido, los españoles de Tequila Works parece que han seguido esa máxima con Rime, al cual podemos definir casi con la manida palabra de “minimalista”. Pero tranquilos, que en esta ocasión no se trata de una etiqueta carente de sentido. Ciertamente, Rime hace gala de un estilo sencillo que en ciertos aspectos recuerda a Journey si se hubiese mezclado con The Witness. A pesar de todas las dificultades, Rime ha llegado a buen puerto aunque en ocasiones su destino pareciese incierto. A continuación analizamos en detalle la obra de Tequila Works.

rime2

Apartado técnico

Rime nos ofrece un mundo visualmente bello que evoca de alguna forma a las islas griegas como Santorini con sus estructuras de blanco inmaculado. En este sentido, el trabajo realizado por Tequila Works es soberbio ya que han conseguido crear un mundo único con influencias mediterráneas que resulta atractivo para el jugador, pero sobre todo, que añaden cercanía a aquellos que conocen o han vivido de cerca esta cultura Mediterránea.

Rime es un juego de gran belleza a pesar de su sencillez

Cabe mencionar el buen juego de luces y sombras realizado en Rime, así como las animaciones como la de la vegetación movida por el viento. A pesar de su aparente sencillez y soledad que evoca este título, lo cierto es que los escenarios están llenos de detalles que hacen que bulla de vida. Lo mismo ocurre con los efectos creados por los puzles, que están bien integrados en el conjunto y crean un entorno coherente y cohesionado.

Lo que no resulta tan positivo en este apartado es lo referente a la optimización de Rime. El juego no es lo que se diga puntero en lo que se refiere a la potencia gráfica y sin embargo en ocasiones se sufren ralentizaciones y otros problemas similares. Hay que señalar que no entorpecen demasiado la experiencia de juego, pero en ocasiones pueden romper la inmersión dentro del juego.

rime1

Jugabilidad

Rime es en esencia un juego de exploración y puzles en el que encarnamos a un chaval que tras sufrir un naufragio llega a una misteriosa isla. A partir de este momento comienza una historia llena de incógnitas que se van desentrañando a medida que progresamos en el juego hasta llegar a un clímax evocador y muy revelador. Lo más positivo de todo esto es que la historia está bien hilvanada y no se diluye con los acertijos que debemos resolver, lo que hace que el ritmo del juego sea ágil y fresco.

En este sentido perdernos en Rime es complicado, aunque la isla oculta muchos secretos escondidos que pueden ser descubiertos por los jugadores más curiosos. Aquellos que únicamente quieran seguir la trama principal no tendrán problemas para ello ya que está lo suficientemente guiada como para que incluso los más despistados no puedan perderse.

En lo que se refiere a la dificultad de los puzles, todos ellos resultan bastante lógicos y no entrañan una excesiva dificultad. La mayoría de ellos se resuelven interactuando con el entorno de una forma u otra, y si nos quedamos enganchados es que probablemente no estemos haciendo algo bien. Para evitar este tipo de situaciones, Rime nos da pistas de aquello que debemos hacer, eso sí, muy bien integradas en el juego de forma que no resulten chocantes o ajenas.

rime3

Rime atrapa al jugador desde el primer momento al último

En este apartado lo que más desluce el juego es el control de nuestro personaje, que en ocasiones no resulta todo lo preciso que debería. Esto no supone un problema normalmente, pero hay determinadas secciones en Rime en la que las plataformas cobran importancia y es posible morir por un mal movimiento de nuestro avatar. En algunos puzles también se pueden experimentar algunos problemas, pero como señalamos es algo bastante aislado.

Rime es un juego corto, que puede ser superado en menos de diez horas, aunque su buen ritmo, elegancia y ejecución hacen que la aventura se disfrute desde el primer momento hasta el último. Además, hay un gran número de secretos y coleccionables por descubrir, lo que sin duda dispara el número de horas jugables para todos aquellos que quieran exprimir este título al máximo.

rime4

Apartado sonoro

La música de Rime viene a complementar una experiencia sensorial rica y de gran belleza. La selección de temas ha sido realizada con gran acierto, con una composición que evoca todo tipo de sentimientos en el jugador según la situación que se experimenta en el juego en ese momento. A pesar de todo, el tono melancólico es quizá el más presente y sin duda el que mejor le viene a este título, aunque también hay espacio para melodías más animadas que refuerzan el componente de aventura de Rime. El resto de efectos sonoros sin ser una maravilla, cumplen sobradamente su función.

Conclusión

Rime es un viaje que marca al jugador desde principio a fin gracias a su historia. La narrativa a través de los puzles está bien conseguida y crea un marco idóneo para el relato que nos ofrece Tequila Works. Como señalábamos al principio, menos es más, y esa es una máxima que en ocasiones es difícil de lograr, pero que en esta ocasión se han conseguido realizar.

Como cualquier producto, Rime tiene sus aristas, pero estas no logran empañar una experiencia de juego emocionante y bien llevada. Quizá si la exploración hubiese tenido algo más de fuerza resultaría más atractiva, aunque también esa circunstancia hubiese significado diluir la trama o que esta quedase como algo más secundario, algo que restaría encanto al juego y lo transformaría en algo más mundano.

En cierto modo, la creación de Rime evoca cierto paralelismo con su personaje ya que ambos viven una situación turbulenta. En cualquier caso, el viaje de Tequila Works con Rime ha llegado a buen puerto, y pone de manifiesto el buen hacer del estudio y que es capaz de lograr con pocos elementos un juego ambicioso y bien ejecutado.

Rime está disponible desde el 26 de mayo de 2017 para PC (24,95 euros), PS4 (29,95 euros) y Xbox One (29,95 euros).

Equipo de Pruebas