0

Desde la estandarización de los videojuegos en 3D, Sega ha sufrido para encontrar un hueco a Sonic. Desde Sonic Adventure pasando por Sonic Heroes, Colors y terminando en Sonic Generations. Propuestas con cierta semejanza, pero con orientaciones diferentes en el gameplay. Fórmulas desiguales para encontrar el Sonic 3D perfecto.

Sonic Lost World sigue esa estela. Un título que ha bebido de la disposición espacial de las dos entregas de Super Mario Galaxy (semejante en el enfoque, no en la ejecución) y que supone una nueva forma de jugar con el erizo. Otra búsqueda de ese cimiento mágico que ayude a crear el título definitivo de Sonic. Ahora queda valorar el éxito de ese intento.

Apartado técnico

Hasta el momento Sega no se había atrevido a recrear un entorno 3D para Sonic en formato portátil. Lost World supone una traslación con limitaciones de esos mundos amplios, imaginativos y coloridos que hemos podido ver en otras entregas del erizo. Sonic: Lost World divide su mapeado en diferentes mundos, cada mundo se asocia a una ambientación. Y dentro de esta división conviene dividir los mundos 3D con los de avance en 2D.

Los primeros son bonitos, con texturas sencillas, pocos elementos (hablamos de un juego portátil), pero con buena definición y planificación, ya que aparece lo suficiente para no aparentar vacío en los niveles. En juego se aprecia un acabado mejor que en las imágenes que se han mostrado hasta ahora del título. Los niveles en 2D son pulcros, pero muy directos, nada espectaculares.

1

Sonic da algo de luz al resto de elementos con su modelado y la simpática animación que siempre le ha acompañado para exponer que corre a una alta velocidad. Lost World incluso es experimental, no han tenido miedo en mostrar a Sonic transformado en los más variopintos utensilios. Para mejorar añadiría texturas un pelín más variadas o numerosas y algunos efectos, pero en resumen el juego luce bien, va rápido y no se encuentran errores graves. Me agrada jugar a un juego portátil con este acabado, con tantas ambientaciones diferentes y con un buen uso de la paleta de colores.

Y como siempre hay cosas que mejorar, Sega debería optimizar la compresión de las secuencias cinemáticas (borrosas y con mucho grano) y el efecto 3D. Con el modo 3D activado se pierde resolución, se emborrona la imagen (con la consecuente pérdida de definición en los elementos) y dejamos algo de color por el camino. Nada que ver con lo que logró Nintendo en Super Mario 3D Land. En el resto se acerca, aunque tampoco le supera (sobre todo a nivel de texturas, modelado de entornos/personajes, definición general y modo 3D).

2

Jugabilidad

Sega ha intentado expandir el imaginario de Sonic en este Lost World. Un plataformas que se descontextualiza al dividir sus fases en avance 2D o 3D (mundos amplios), una fórmula que sigue el patrón de Sonic Generations. Sonic: Lost World os invita a jugar en 8 mundos diferentes, con tres fases por mundo más un extra que corresponde al jefe final de fase. No es un título largo, pero el verdadero punto a destacar es la excelsa variedad que ofrece cada mundo. Ya sea por el cambio de registro en la jugabilidad o por la utilización de nuevos ítems.

Fases en 3D

Este tipo de entornos se asemejan a Super Mario Galaxy, pero en realidad son fases más pequeñas y la visión generalmente es muy concreta, muy de túnel. No tenemos grandes mundos en los que investigar. Prácticamente se visualiza el total con una pequeña investigación. Tanto en las fases 2D como las 3D, Sonic corre si mantenemos pulsado el botón superior derecho de la portátil. Esto da juego, ya que en estos entornos podremos variar el ritmo del erizo, sin necesidad de depender tanto de los mecanismos que han acompañado siempre a Sonic para acelerarle (que también aparecen).

3

Sega se ha esforzado por integrar elementos novedosos en estos niveles. Tales como pequeños puzles ambientales (solucionar algo muy sencillo para poder avanzar), nuevos mecanismos para combinar elementos que nos permitan avanzar y objetos que transformarán a Sonic en los más variopintos artículos. Sonic adquirirá ciertas habilidades al hacer uso de los mismos, una forma generalmente obligatoria de avanzar para terminar el nivel. Este enfoque sienta realmente bien al juego, ya que podemos hacer un uso más extensivo del mismo y de las habilidades de Sonic.

El problema es que el control es muy impreciso, cuesta hacerse con el manejo de Sonic. La física del erizo es muy blanda y además de una inercia muy marcada, falta peso para manejar al personaje de una forma más efectiva, más contundente. Es difícil caer en una plataforma concreta cuando se va a mucha velocidad, dirigir a Sonic en escenas automatizadas y el manejo de Sonic transformado en lo que sea va por el mismo camino. El control hace aguas y la física hace más agujeros. Es cuestión de práctica, pero perderéis muchas vidas por cuestiones relacionadas con esto. Ni que decir tiene que es algo que enerva.

4

Fases 2D

Sonic repite las físicas de las fases en 3D y aunque tenemos entornos ricos y con desafíos interesantes volvemos a sufrir la imprecisión del control tan inestable del erizo. Sumad algunos cambios de cámara automáticos que os regalará planos injugables (también en fases 3D) y algunos diseños poco acertados al mostrar el nivel y la disposición de elementos que conllevará que os deis de bruces con un obstáculo del escenario sin tener la capacidad de evitarlo.

7

Sonido

En este tipo de juegos es necesario tener melodías simpáticas y un poco machaconas, casi matemáticas para añadir cierto ritmo a los saltos y piruetas que tendremos por delante. Lost World va por ese camino, tonadillas graciosas, pero con buena composición. De elegir algunas me quedaría con las de los primeros niveles, más interesantes y con una tonalidad más limpia. De una u otra forma, si sois seguidores de Sonic sabéis que vais a encontrar y Sega no ha decepcionado. En algunos mundos intermedios, las canciones principales son un poco sosas.

5

Conclusión

Sega ha dispuesto los elementos necesarios para hacer un buen Sonic con este Lost World. Tenemos escenarios imaginativos, dinámicas de juego que amplían la variedad jugable y un gameplay bien profundizado en los niveles en 3D, pero algo no funciona. El control y las físicas se encargan de destruir la jugabilidad al regalarnos un control impreciso, enervante. Sonic nunca será nuestro y por desgracia esta falta de precisión y estabilidad afectan a la jugabilidad.

6

Técnicamente es un juego muy cálido, acogedor para formato portátil y aunque cuente con errores graves, es Sonic y se puede disfrutar, pero con paciencia. Sega ya tiene los cimientos, ahora debe mejorar el resto.

Puntuación: 5+

Sonic Lost World ya a la venta para Wii U (40,84€) y Nintendo 3DS (33,20€).