tdu2-b.jpg

Atari nos trae la segunda parte de su exitosa fórmula de un juego de conducción en línea masivo. Lo que llama la atención en primer lugar es que el juego transcurre en Ibiza, si bien Hawái sigue disponible como segunda isla al alcanzar el nivel 10 de experiencia. Pero en realidad, Test Drive Unlimited 2 es mucho más que un nuevo escenario, pero que mucho más.

Cuando tuvimos nuestro primer contacto con el juego en las oficinas de Namco-Bandai ya os dimos sus principales características, por lo que únicamente queda ver en qué grado ha evolucionado la saga y cómo pinta el resultado. Aquí pegaría añadir “final”, pero dado que varias opciones en línea no las hemos podido probar porque aún no se han actualizado en la versión de PlayStation 3, se podría decir que tan solo hemos visto el 90%. En qué consiste este porcentaje os lo contamos tras el salto.

tdu2-a.jpg

Gráficos

Los que hayan probado el primer Test Drive Unlimited lo notarán enseguida: han mejorado sustancialmente. El apartado visual ha sido trabajado en casi todos sus aspectos y colabora en conseguir una mayor calidad de su estética. Donde más se aprecia es en la iluminación, excelente a cualquier hora del día y que da un gran realismo combinado con la buena recreación de la isla balear. Como ya comentamos en su día, no está al 100% calcada pero sí se pueden ver sus sitios o monumentos más conocidos, además de que ofrece una gran variedad de paisajes y terrenos muy cuidados. El único sitio en el que no brilla tanto la luz es cuando se refleja sobre los vehículos, con un efecto más virtual.

Los coches también están más detallados, además de que pueden ensuciarse al ir fuera del asfalto, y se agradece mucho que la sensación de velocidad de las ruedas haya mejorado tanto. No así la general que se tiene al ir deprisa, bastante floja. El resto de apartados positivos son los interiores de los edificios, las condiciones climatológicas adversas, el agua y otros efectos especiales.

tdu-2-avance.jpg

Ya no tiene tan buen aspecto que las luces de los coches iluminen tanto en pleno día, ni los daños que reciben con unos cuantos golpes, algo extraños y que no implica el desprendimiento de componentes, por ejemplo. Asimismo, existen algunos problemas en cuanto a cargar objetos a distancias lejanas y hay lag cuando varios jugadores en línea se encuentran en una misma área explorando. Por último, los movimientos de los personajes y sus expresiones no son demasiado reales.

Puntuación parcial: 4/5

Sonido

No es el apartado que más destaque, aunque cumple de forma decente su papel. Lo mejor son los doblajes, muy entretenidos, y la banda sonora que, aunque limitada a dos emisoras de radio (rock y dance/techno), cuenta con artistas y temas conocidos así como anuncios ficticios bastante divertidos.

Los efectos de sonido no están del todo mal y han mejorado las melodías que emiten los Ferrari por sus tubos de escape. No obstante, los rugidos de los motores del resto de vehículos están algo menos conseguidos, mientras que hay ocasiones en las que determinados sonidos no aparecen, como al caer al suelo tras varios saltos seguidos.

Puntuación parcial: 3/5

tdu2-e.jpg

Jugabilidad

Fue, es y será la característica estrella del Test Drive Unlimited. La secuela mantiene unos cuantos contenidos de la anterior entrega, como los tipos de competiciones tanto en solitario como en línea, las bases del sistema de progresión del juego o la esencia de las modalidades en línea, además de la opción de organizarse en clubes privados y compartir desafíos con el resto de usuarios.

Con respecto a las principales novedades, ya os anunciamos tras nuestra primera prueba del TDU2 que ahora hay un argumento en la historia con protagonistas y rivales, que el nivel de experiencia del jugador se aumenta dependiendo de cuatro aspectos (ganando competiciones, jugando en línea, haciendo amigos o coleccionando coches, casas y objetos), que aparecen las escuelas de conducción (asfalto, clásicos y todoterreno), nuevos tipos de misiones secundarias (como seguir a otro coche sin que nos descubran) y más actividades paralelas (como el Casino en línea, aunque todavía no hemos podido catarlo).

tdu-2-avance-2.jpg

Una de las mejores es la adición de los todoterreno y carreras específicas para ellos. Resulta muy emocionante ir a toda velocidad por la montaña como si se estuviera en un rally, y cuando se hace en mitad de una tormenta gorda es imposible aburrirse. Además, no es complicado controlar este tipo de vehículos ni su tipo de derrapaje. Sí que ocurre en varios coches de asfalto, indomables por naturaleza, y que en ocasiones presentan una física demasiado ficticia, aunque no hay que olvidar que este título no pretende ser un simulador.

Demás puntos positivos los gana en esos pequeños detalles que cuando uno juega pasa por alto, pero que sí que han arreglado acciones incómodas de las que adolecía el primer TDU. Por ejemplo, ya se puede teletransportar el coche a cualquier punto del mapa con carretera desbloqueada, sin tener que marcarlo con el GPS y tragarse todos los kilómetros. Asimismo, la policía no es tan pesada como antes y deja avanzar en el juego de forma más sosegada. Otras cosas que se aprecian son el sistema F.R.I.M., con el que ya os explicamos que se puede ganar dinerillo extra derrapando o esquivando el tráfico, el mercado de coches usados de precios económicos (ideal para ahorrar para las casas), poder comprar una vivienda sin tener que pasar por la inmobiliaria, cambiar las llantas del coche en un taller si las que elegiste al comprar no te gustan o las innumerables formas de incrementar nuestra cuenta bancaria gracias a la oferta mucho mayor de misiones secundarias, como las de hacer fotografías a nuestros coches en lugares pintorescos.

tdu2-d.jpg

Como antes, el camino a seguir para progresar en la historia es a elección del jugador y se puede pasar de un campeonato inferior al de categoría más alta directamente una vez esté disponible. Además, cada campeonato se gana consiguiendo el promedio de puntuaciones más alto, es decir, no hace falta ser el primero en todas las carreras sino en la mayoría, por lo que si no se dominan las contrarrelojes, no pasa nada. Un rasgo que valorarán los conductores no tan expertos.

Sumando todo lo comentado a la disponibilidad de desafíos infinitos gracias a los creados por la comunidad en línea de jugadores, las competiciones en red y demás funciones que esperemos que pronto se arreglen, la duración del Test Drive Unlimited 2 es significativamente mayor. Se tardará mucho en completar los desafíos en solitario y siempre habrá tareas nuevas para hacer en línea, sin contar con los contenidos descargables. El mejor avance del juego, sin duda.

tdu-2-avance-3.jpg

Sin embargo, nadie es perfecto y todavía tiene defectos que lo alejan de una calificación redonda. Para empezar, habrá aquellos que echen de menos las motos, aunque el intercambio por los todoterreno resulte beneficioso a la postre, y los Lamborghinis, servidor incluido, pérdida compensada con marcas nuevas como Bugatti (hay Veyrons para aburrir). Ahora bien, aunque la lista de vehículos sea mínimamente mayor, en varios casos son ediciones limitadas o versiones de un mismo modelo, práctica de los Gran Turismo varias veces criticada.

Siguiendo con los pequeños detalles de antes, entre los no tan buenos está que en el modo Libre al hacer pausa no se detiene el coche (y no es agradable ver cómo tu Koenigsegg recién estrenado se va a la deriva hacia un precipicio sin remedio), que el zoom del mapa de las islas no es personalizable y hay demasiada diferencia entre cada grado, que las carreras tardan demasiado en empezar entre que esperas a que acaben la voz en off y la cuenta atrás, las escasísimas opciones de modificación de los vehículos (aunque se ha incorporado un sistema para decorarlos con vinilos) y la tremenda confusión existente en cuanto a algunas funciones en línea.

tdu2-cjpg.jpg

A pesar de que este último punto está todavía a la espera de la intervención del equipo desarrollador, el cual ya se está ocupando de ello, convendría llamar la atención sobre lo que todavía no está en funcionamiento o no existe. Por ejemplo, no parece haber ninguna forma de compartir o transferir las fotografías tomadas en el juego. Tampoco tiene una misión definida la opción “MyTDU Life” accesible desde cualquier casa y se echa en falta el mercado de coches en línea que se intentó introducir en el primer Test Drive Unlimited, pero que no funcionó bien en todas las plataformas.

En definitiva, todavía quedan una semana o dos para que Eden Games termine de pulir el juego y verdaderamente estemos ante el producto que prometen los anuncios, la carátula y el manual de instrucciones. Tiempo al tiempo. Por lo pronto, el primer paquete de contenido descargable saldrá gratis.

Puntuación parcial: 4/5

tdu-2-avance-4.jpg

Conclusión

Test Drive Unlimited 2 es mucho más que poder disfrutar de los parajes y el ambiente festivo de Ibiza. Es tener más posibilidades para elaborar el itinerario en el juego, poder no aburrirte nunca al haber muchas actividades adicionales, disfrutar como un enano poniéndote de barro hasta el cuello subido en un Audi Q7 V12 TDI y gastar tu plan de pensiones en el Casino para invitar a la camarera de los cócteles del bar.

Pero será cinco veces mejor cuando se subanen algunos fallos técnicos y las modalidades en línea funcionen correctamente, porque así, por ejemplo, puedes invitar a tus amigos a una fiesta en tu mansión de Sant Jordi y luego retarles a machacar los radares de la autopista, si se tienen en pie todavía. Un juego que prometía y, desafortunadamente, sigue prometiendo. Le deseamos que se recupere pronto.

Puntuación final: 7’5

Test Drive Unlimited 2 está a la venta ya para PC por el precio recomendado de 50,95 euros y para PlayStation 3 y Xbox 360 por 60,95 euros.