Aunque la saga The Dark Eye es bastante desconocida dentro de nuestras fronteras, hemos recibido muchos títulos bajo su sello, han pasado algo desapercibidos. Esta saga siempre ha estado íntimamente ligada a los rpg en el mundo de los videojuegos, algo totalmente lógico si tenemos en cuenta que el origen de todo este universo es, precisamente, un popular juego de rol alemán llamado The Dark Eye. Por esto, un título como Chains of Satinav resulta tan sorprendente al crear una aventura gráfica ambientada en la mitología de esta veterana saga de rpgs.

De todas formas, no es necesario tener ningún conocimiento sobre el mundo de The Dark Eye, ya que la historia que nos ofrece Chains of Satinav es universal y no ahonda en temas específicos. Evidentemente, aquellos que conozcan en profundidad el universo de The Dark Eye disfrutarán aún más y comprenderán las implicaciones profundas de este viaje, pero eso no quita que los demás puedan disfrutar de esta gran aventura gráfica. The Dark Eye: Chains of Satinav está lleno de sentimientos y emociones, pero sin llegar en ningún momento a las ñoñerías. Como de costumbre, el análisis os aguarda tras el salto.

Apartado técnico

The Dark Eye: Chains of Satinav tiene una puesta en escena original y bastante efectiva. Los escenarios, personajes y todos sus elementos parecen pintados al óleo. Esto le dota de una gran originalidad y una fuerte presencia, que hacen que este título cobre de manera inmediata un gran magnetismo y personalidad. Todo esto sin florituras ni alardes y en un entorno de dos dimensiones que se adapta a la perfección a las necesidades de una aventura gráfica como esta.

El diseño de los personajes es magistral y son capaces de desprender realismo y fantasía al mismo tiempo. Los seres fantásticos recuerdan poderosamente a seres surgidos de cuentos populares, mientras que los humanos aportan el toque de realismo. Del mismo modo, los escenarios son fantásticos y llenos de detalle que de forma automática, absorben al jugador y lo meten de lleno en el juego.

Como juego, The Dark Eye: Chains of Satinav, no es exigente y en general el comportamiento del mismo es estable, aunque hay un par de escenarios donde el juego parece funcionar algo peor, pero sin llegar a ser nada grave. Por otro lado, las animaciones de movimiento del protagonista de esta aventura gráfica, Geron, podrían estar más logrados, ya que cuando nos desplazamos con él sus movimientos resultan un tanto forzados. A pesar de estos pequeños detalles, Chains of Satinav ofrece un diseño artístico sin parangón.

Jugabilidad

The Dark Eye: Chains of Satinav es una aventura gráfica de corte clásico de “apuntar y pinchar”. Con el ratón nos desplazaremos por el mapa e interactuaremos con objetos y personajes. Un sistema sencillo pero que funciona a la perfección dentro de este género y que cualquier aficionado le resultará conocido. Para ir avanzando en el juego, deberemos adquirir objetos, hablar con otros personajes e ir resolviendo los acertijos y puzles con los que nos vamos encontrando. La única incorporación original de Chains of Satinav es la habilidad para romper los objetos frágiles que posee Geron. Esta será ampliamente utilizada a lo largo del juego y la controlaremos igualmente con el ratón.

En cuanto a la dificultad de The Dark Eye: Chains of Satinav, resulta bastante progresiva. Los comienzos son muy fáciles y poco a poco se va haciendo todo más complicado. Hay un punto de la trama donde la dificultad se dispara, teniendo que resolver una serie de puzles bastante complicados. El problema radica en que tienen una lógica bastante singular y cuesta percatarse de la misma. Aún así, Chains of Satinav ofrece un gran desafío con una curva de dificultad bastante ajustada.

En cuanto a la trama, aunque un tanto tópica, resulta interesante. Es imposible evitar que recuerde a un cuento, pero los momentos oscuros e incluso alguna situación bastante “dura” aparecerán a lo largo de esta historia. Quizá el clímax de Chains of Satinav no logre estar completamente a la altura del resto del juego, pero aún así, logra dejar un buen sabor de boca. Además, a medida que avanzamos en la trama, esta se nos adereza con pequeñas secuencias de video que completan la narración de la historia.

Sonido

The Dark Eye: Chains of Satinav tiene una excelente banda sonora, llena de tonos medievales y mágicos. La elección de las pistas musicales encaja perfectamente con la esencia del juego, ayudando a crear una experiencia audiovisual completa. Además, hay una gran variedad que se adapta a todas las situaciones y entornos en los que nos moveremos. En cuanto a los efectos sonoros, también están seleccionados con acierto, aunque tampoco son muy abundantes.

En cuanto a las voces, la labor realizada ha sido muy buena. Desde los protagonistas de esta aventura, a los personajes secundarios. Todos ellos cuentan con una excelente localización sonora, que contribuye aún más a la inmersión dentro del juego. Hay que destacar que las voces están en inglés, pero merece la pena dada la calidad que ofrecen.

Conclusión

Este viaje alternativo por el universo de The Dark Eye que nos plantea Chains of Satinav no podía ser más satisfactorio. No sólo nos ofrece un planteamiento distinto a dicho universo, además es una aventura gráfica de corte clásico, desafiante e interesante. Chains of Satinav lleva al jugador a un mundo de fantasía y lo sumerge en un viaje conmovedor. Quizá su única pega sea que está íntegramente en inglés, y con un nivel relativamente elevado, pero aquellos con suficiente dominio, no deberían dejarlo pasar. En un momento en el que las aventuras gráficas parece que están cobrando nuevas fuerzas, Chains of Satinav es un título altamente recomendable.

Puntuación: 8

The Dark Eye: Chains of Satinav estará disponible a partir del 31 de agosto de 2012 para PC ( precio a determinar)

Equipo de Pruebas