Cae la noche y con ella, la temperatura comienza a desplomarse. Tiemblas de frío y aunque desearías parar un poco no lo haces ya que hacerlo podría significar no volver a moverse jamás.. En el horizonte se vislumbra lo que parece una pequeña cabaña abandonada. Si está en buenas condiciones será un excelente lugar donde pasar la noche y descansar.

Aceleras el ritmo, la temperatura sigue bajando y a lo lejos se escucha lo que parece el aullido de un lobo. Sigues corriendo y al final consigues llegar a la cabaña. Tus raciones son exiguas, pero suficientes para mantenerte con vida un día más. Siéntete afortunado, parece que has logrado sobrevivir por hoy, pero quién sabe si podrás resistir otra jornada. Así es The Long Dark, un juego en el que sobrevivir es todo un desafío y que gracias a su buen hacer va camino de convertirse en uno de los referentes del género.

La verdad es que son muchos los juegos que intentan llevar al jugador a situaciones de supervivencia extrema. En el mercado existen muchos ejemplos que van desde lo fantástico con Don´t Starve a otras propuestas más ligeras como Kona, que se estrenó este año con una singular mezcla entre supervivencia y aventura. Sin embargo, pocos de estos títulos habían abordado la cuestión de la supervivencia desde un punto tan realista como el de The Long Dark.

Un título que en un principio se estrenó básicamente como un simulador en el que nuestra única meta era lograr sobrevivir el máximo de tiempo posible, pero que poco a poco ha introducido novedades sustanciales. Una de las más interesantes ha sido la incorporación de un modo historia en el que contextualizar el juego. Una modalidad que todavía no está completa, ya que los avances en The Long Dark van “despacio pero con buena letra”.

Apartado técnico

Una de los elementos más llamativos que ofrece The Long Dark es su peculiar estilo artístico. Desde Hinterland Studio han optado por usar un apartado visual cercano al cartoon, quizá para aliviar el tono grave que se respira en este título. A pesar del uso de ciertos tonos pastel, lo cierto es que el juego destila una gran seriedad y en ningún momento resulta frívolo. Es una sensación difícil de definir, pero lo cierto es que aunque en un principio no parece el estilo artístico más adecuado para un título de estas características, lo cierto es que funciona.

The Long Dark ofrece un mundo de una belleza salvaje que se recrea en los distintos parajes naturales que recorrernos en nuestra aventura por sobrevivir. A pesar de que la mayor parte del tiempo lo pasemos preocupados luchando por nuestra vida, lo cierto es que hay estampas deslumbrantes, capaces de dejarnos con la boca abierta. Eso sí, no por mucho tiempo, ya que eso podría llegar a ser nuestro fin.

En lo que se refiere al rendimiento, en PC es bastante bueno y se aprecian problemas significativos que puedan condicionar la jugabilidad de The Long Dark. A pesar de que el juego ya está en su versión definitiva, pese a que todavía falten algunos contenidos, existen algunos bugs y problemas menores que desde Hinterland Studio deben corregir. Pero como señalábamos, la mayoría de ellos se limitan a meras molestias y no condicionan la experiencia de juego.

Jugabilidad

El objetivo principal en The Long Dark, como ya os podréis imaginar es sobrevivir. Para ello tendremos que controlar multitud de factores entre los que se encuentra el calor corporal, nuestra energía, el hambre que tenemos, la condición de nuestra ropa, la humedad… En definitiva, un sin fin de elementos que no nos lo pondrán nada fácil a la hora de conseguir aguantar vivos un día más, pero claro, ¿quién dijo que sobrevivir en la naturaleza era fácil?

Lo cierto es que aunque pueda resultar abrumador al principio, poco a poco se le va pillando el truco a The Long Dark. Esto es algo que ocurre en los juegos de supervivencia y que constituye parte de la esencia de los mismos: lograr resistir cada vez más. Aunque hay muchas variables por controlar, pronto aprendemos a priorizar aquello que debemos conseguir para sobrevivir. En cualquier caso, desde Hinterland Studio no quieren que esto resulte una tarea fácil y para ello hacen que el jugador no se encuentre a salvo por mucho tiempo.

Este es sin duda uno de los aciertos de The Long Dark, ya que nos obliga a estar siempre en movimiento y a no dejarnos muchos momentos de paz, ya que la sensación de estar a salvo dura poco. Ya sea porque las raciones se acaban o necesitamos buscar más combustible, al final siempre tendremos que estar en movimiento, lo que llevará al límite a nuestro avatar. Y es que además de la hipotermia, las lesiones y otros muchos peligros, la naturaleza tampoco nos lo pondrá fácil, ya que la fauna también nos acechará y atacará cuando estemos débiles.

En este sentido, The Long Dark es uno de los juegos de supervivencia más complejos del mercado. El juego ofrece multitud de situaciones en las que tendremos que dar lo mejor de nosotros para salir adelante, aunque en ocasiones la suerte también tenga algo que ver. Sin embargo, no es un título especialmente caprichoso en este sentido, y cuando fallamos, la mayor parte de las veces sin duda será culpa nuestra.

Además, más allá de su modo supervivencia The Long Dark ofrece una modalidad desafío en el que se nos plantean una serie de objetivos a conseguir. Sin duda, un aliciente para aquellos que busquen un punto diferente en el juego o quieran marcarse una meta más allá de aguantar el máximo tiempo posible. Además, estos retos son complicados, por lo que completarlos no es una tarea fácil.

Pero como mencionábamos, uno de los grandes alicientes que han acompañado el lanzamiento oficial de The Long Dark ha sido la incorporación del modo historia. Una trama que nos mete de lleno en la vida de Will que por circunstancias del destino, se verá obligado a sobrevivir en medio de la naturaleza. A pesar de no estar completa, lo cierto es que Hinterland Studio ha sido muy ambicioso a la hora de crear este modo. Completar estos capítulos nos llevará muchas horas, algo que sin duda incremente la experiencia de juego ofrecida por este título.

Apartado sonoro

Al igual que ocurre con los elementos del apartado artístico, la música y los efectos sonoros de The Long Dark contribuyen a crear un entorno de gran inmersión para el jugador. A medida que jugamos, todos estos elementos nos van metiendo poco a poco dentro del juego. El ulular del viento nos cala hasta los huesos y los aullidos de los lobos nos hacen que un escalofrío nos recorra la espalda. Sensaciones que no siempre son fáciles de lograr y que sin embargo The Long Dark recrea con maestría.

Conclusión

The Long Dark es quizá el simulador de supervivencia más ambicioso del que podemos disfrutar actualmente. Sí, tiene sus aristas y algunos elementos no terminan de encajar, pero en líneas generales, es un título casi perfecto en su planteamiento. Más allá de limitarse a ofrecer únicamente un modo “sandbox”, sus creadores complementan este título con otras dos modalidades que no hacen otra cosa que realizar la cuadratura del círculo.

Es cierto que el modo historia está sin terminar, pero sus contenidos por el momento son excelentes y su duración muy elevada para ser contenidos “gratuitos”. Además, Hinterland Studio sigue trabajando para completar esta modalidad y terminar de pulir otros aspectos del juego. Si sois aficionados al género o buscáis un título con el que disfrutar de él, The Long Dark se erige como uno de los imprescindibles.

The Long Dark ya disponible para PC, PS4 y Xbox One.