Atelier Firis The Alchemist and the Mysterious Journey

Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey es la nueva entrega de la franquicia Atelier, centrada en la micro-saga Mysterious, de la que ya figuran dos entregas oficiales.

En esta ocasión, seguiremos los pasos de Firis Mistlud, una muchacha que, a diferencia de anteriores videojuegos, no tiene relación directa con la alquimia. Firis tiene una conexión especial con los minerales y las piedras preciosas, pudiendo detectar su resonancia y teniendo la capacidad para extraerlos del subsuelo. A esta tarea vive afianzada, gastando todos sus días en Ertona, una ciudad subterránea de la que no se le permite salir. Su única labor dentro de las murallas de la ciudad es encontrar y recuperar los minerales.

La curiosidad de Firis por salir al exterior forma parte del epicentro del título, siendo uno de los pilares sobre los que se sostiene la trama. La niña presionará a los adultos con autoridad del pueblo para que la dejen salir a explorar el mundo interior, pero la intransigente barrera de sus padres le hará desechar sus esperanzas.

Un fortuito encuentro la hará tropezar con Sophie Neuenmuller y Plachta, que nos sonarán si hemos disfrutado de las anteriores entregas de la franquicia. Ellas le enseñarán el fascinante mundo de la alquimia, gracias al cual Firis verá una puerta de salida al mundo exterior. Junto a su hermana, encontrará la motivación perfecta para recorrer algo más que la cueva en la que vive, con la idea de superar el objetivo impuesto por Sophie: superar el examen anual para ser alquimista.

Desde esta perspectiva es de donde realmente parte Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey, cuya mayor baza es que pretende contentar tanto a viejos veteranos de la saga como a nuevos jugadores.

Si nunca habéis subido a lomos de un videojuego de la saga Atelier, puede resultaros extraña la combinación entre creación de objetos, combates JRPG por turnos y mundo semi-abierto, tal cual lo presenta esta franquicia. De cualquier manera, con 18 lanzamientos que siguen la saga numerada (sin contar ni spin-offs ni remakes), al menos, vale la pena echarle un vistazo, ¿no?

Atelier Firis ~The Alchemist and the Mysterious Journey~_20170420195644

Apartado técnico

La calidad gráfica mostrada en todos los títulos de la franquicia Atelier siempre ha sido un detalle relevante a tener en cuenta, especialmente para todos aquellos que disfrutan con el cell-shading y con los videojuegos de corte similar. Esto resume prácticamente el mejor aspecto de todo el videojuego, que da un paso más allá en lo referente al estilo ‘viñeta de anime’. Los personajes absorben todo el género y resultan más cercanos a sus homónimos de las series animadas que nunca.

Son atractivos, cada cual a su manera. Unos reciben una mayor cantidad de detalle que otros, pero los protagonistas, afortunadamente, se empapan del mayor atractivo dentro de la historia. Hay algunos elementos en los modelados que resultan extraños, pero encajan, en términos generales, con la propia historia, el videojuego y, por supuesto, la franquicia en si misma. Siguen destacando los ojos enormes, las ropas muy cargadas de colores imposibles, y una apariencia personal que llama al gusto.

De nuevo, de esto sólo se nutren los personajes principales, como Firis, Revy o Liane. El resto de personajes con los que nos iremos cruzando a lo largo de la historia, a pesar de mantener un estilo conforme al título en el que se encuentran, no terminan de resultar llamativos. Algo similar sucedía en Star Ocean 5, cuyos protagonistas eran deslumbrantes, pero donde todos los demás individuos del plantel eran realmente clones unos de otros. The Alchemist and the Mysterious Journey no llega al mismo punto satisfactorio de modelados atractivos y vacío del resto del elencto, pero sí deja un sabor dulce/amargo.

No podemos dejar pasar la ocasión de hablar de los personajes dentro de un contexto. Y ese contexto es, sin duda, los escenarios.

20170426030836_1

Porque Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey presume de unos entornos semi-abiertos, con escenarios tanto cerrados (Pueblos, Cavernas…) como lugares al aire libre (Pueblos, Bosques…). Podemos experimentar con ellos a nuestra elección, eliminándose por fin una de las barreras de anteriores entregas. De esta manera, podemos pasar de una zona a otra libremente, eliminando la sensación de pasear en escenarios ‘estilo-pasillo’ para dar lugar a una mayor impresión de sandbox. Sin embargo, esto es sólo la piedra preciosa en un chiquero.

Los escenarios son vacíos, toscos y demasiado simplistas

Porque si hay algo que criticar duramente de esta entrega de la franquicia Atelier es que sus escenarios resultan vacíos, toscos y simplones. Por desgracia, a pesar de que en videojuegos anteriores pudimos rescatar algún lugar concreto o algunos elementos, en esta ocasión cada lugar que visitemos se siente incompleto, como si no hubiera sido desarrollado del todo.

En un mundo donde, obviamente, jugamos a contrarreloj y donde cada segundo caminando cuenta, es entendible que no se terminen de pulir elementos como texturas o decorados, pues no hay tiempo suficiente para pararse a ‘deleitarse con los entornos’. Pero también es verdad que pasaremos mucho tiempo en varias partes del mapeado para obtener objetos suficientes que emplear en la alquimia, por lo que el hecho de presentar un aspecto gráfico deficiente (al menos, en lo que respecta al planteamiento de escenarios) es muy relevante.

20170426025418_1

Dentro de eso, sí, hay un mayor énfasis en algunas zonas, es evidente, pero en términos generales no podríamos decir que ‘es un juego que se ve bonito’. No. Los protagonistas se ven geniales, y los efectos de algunas áreas (magias, cinemáticas, etc.) son asombrosos, pero los contextos de los personajes nos arrancan un lamento cada vez que debemos transitar por ellos.

A lo largo del juego, sólo hay cuatro cinemáticas

Durante las secuencias de combates, se utiliza el motor del título, así que no hay nada más que decir en ese aspecto, pero, ¿y las cinemáticas? Desgraciadamente, sólo hay cuatro a lo largo de toda la aventura, así que hablaremos de la más llamativa.

La secuencia de apertura es una de las mejores que he tenido el placer de ver dentro de la franquicia Atelier, y, más aún, dentro del género JRPG. Nos sorprenderá su cuidada animación, excelsa en comparación con el resto de la aventura, y llamarán la atención tanto los colores empleados como los modelados, los escenarios, los efectos lumínicos, la música (que ampliaremos en la sección correspondiente), etc. Rivaliza con las producciones que se lanzan en cines de películas asiáticas animadas, a pesar de no mostrar demasiado. Valga decir que, al terminar, uno se olvida de estar jugando a un videojuego y nos da la sensación de comenzar algún anime de doce episodios. No es una introducción al uso, en la que vemos desfilar una serie de huecos wallpaper con los personajes encima, sino una verdadera secuencia en la que conoceremos a algunos de los personajes que nos acompañarán posteriormente. Si hay algo mejor, incluso, que la calidad gráfica mostrada, es la música. Ojalá se hubieran esforzado tanto por el resto del título, o en algunos momentos (especialmente, el ending), pero… tendremos que conformarnos sólo con las esperanzas.

20170426033954_1

Sin embargo, el opening es un punto y aparte dentro del videojuego, una suerte de mero introductorio para que el videojuego nos emocione.

En el aspecto jugable, como hemos dicho, los personajes resultan agradables, pero no los entornos. A través de ellos, nos moveremos en 30fps con ligeras bajadas según el lugar en el que nos encontremos. La definición resulta algo extraña e incómoda, pero no nos apartan del objetivo principal de la aventura. Estos 30fps oscilan más gravemente durante las fases de exploración, y menos en los combates, por lo que estarán presentes en todo momento.

Y a pesar de haber mencionado la capa gráfica, no nos podemos olvidar del elemento más importante que se recupera para esta entrega de Gust: el cronómetro.

Todas nuestras acciones consumirán tiempo en el reloj

Porque uno de los puntos que más elogiamos en nuestro anterior análisis (Atelier Shallie Plus: Alchemist of the Dusk Sea) fue la eliminación del tan molesto reloj durante las misiones, en la que se nos precipitaba hacia el final de la trama, sin darnos tiempo para disfrutar, sencillamente, del juego. Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey vuelve a situarnos en la casilla de salida de una carrera contrarreloj que nos jugará malas pasadas en los momentos más insospechados, no resultando tan fatigoso como en otros videojuegos, pero sí siendo igual de molesto.

Nuestra pequeña Firis tiene un año en tiempo de juego para completar su misión principal, lo que conllevará mayor estrés por nuestra parte al perder tiempo al caminar, al hablar con los NPCs, al buscar elementos para la alquimia, etc. Cada acción que hagamos nos acercará al final del día, y no sería un problema si ello nos permitiera relajarnos en algún momento. Por desgracia, el temporizador nos acompañará hasta la mitad del título.

Los habituales de Atelier ya conocerán todos los elementos de otras entregas de la saga, como el sistema de combate tradicional o la alquimia. En ese sentido, Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey se mantiene igual que en las precuelas.

Atelier Firis ~The Alchemist and the Mysterious Journey~_20170420202407

En cuestión argumental, este título nos deja el mismo sabor que ya probáramos en precuelas. Es un título simple donde se sigue una trama, pero no resulta ni conmovedora ni relevante para nosotros, menos aún si no encajamos demasiado con la personalidad estereotipada de los personajes. Siendo el producto que es, no esperábamos más, pero todos aquellos que no saben de dónde viene este Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey, pueden sentirse confundidos ante el poco peso histórico que encontraremos. Sí, es cierto que Firis no es una alquimista, como tampoco lo es su hermana. Ninguna de las dos protagonistas tiene relación con la alquimia, en principio. Posteriormente, sí que será la alquimia la que conquiste una de las tres partes en las que se divide esta aventura.

Jugabilidad

Hay pocas novedades a tener en cuenta dentro del marco general de Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey, y adelantar hasta qué punto resultan lo suficientemente atractivas es tarea de cada uno.

Por un lado, nuestra área de desplazamiento es mucho mayor que en Atelier Sophie: The Alchemist of the Mysterious Book (unas diez veces mayor), y contaremos con una mayor cantidad de misiones (Quests) de las que disponer.

20170426024441_2

En este mapa tan gigantesco, como novedad, se añade el poder ver a los monstruos antes de los combates, quienes no sólo nos dejarán experiencia, sino también objetos que emplear durante los procesos alquímicos. Además, se asestamos el primer golpe, contaremos con ventaja durante las batallas.

Atelier Firis sigue manteniéndose fiel a sus combates simples

Pero, ¿en qué consisten? Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey, de estos primeros meses de 2017, es el título que más ejemplifica la definición del JRPG, con combates por turnos y una barra de estado que nos indicará el orden de ataque, tanto de nosotros como del equipo rival.

Se añaden dos nuevos elementos, los Chan Burst Attack, en donde los ataques se sucederán de manera escalonada si contamos con un vínculo suficiente estrecho entre los personajes, y los Support Guard, que pondrán a un compañero delante de Firis para evitar cualquier ataque, sin gastar su turno. No hay una profundidad realmente desbordante, y resulta un sistema sencillo para los acostumbrados a los JRPG. Aún así, es interesante, perfecto además para todos aquellos que jamás hayan tenido contacto con un videojuego de la saga Atelier.

20170426054119_1

Tendremos cuatro opciones para establecer nuestro comando: Attack (Ataque), Skill (Habilidad), Item (Objeto) y Run (Huir). El comando Attack nos permitirá agredir físicamente al enemigo. Dependiendo de a quién escojamos para esta performance, podremos impactar entre una y tres veces. Por otro lado, con el comando Skill podremos usar las habilidades especiales de nuestros personajes, desde técnicas individuales con las que atacar, hasta habilidades grupales, pasando por una serie de técnicas de apoyo (Curar, Regenerar HP, etc.). Una buena parte de estas técnicas son verdaderamente poderosas, pero siempre dependen de la cantidad de MP que tengamos disponible. Los comandos Item y Run nos servirán para utilizar objetos o para huir.

Por supuesto, los combates son un mero añadido dentro de Atelier, más aún al tener en cuenta lo simples que son. El título rezuma alquimia, especialmente en este pues el argumento va en paralelo con las mecánicas. A lo largo de todo el año de Firis, deberemos volvermos unos expertos en el uso de la alquimia, y para ello deberemos ir resolviendo las diferentes quest que tengamos disponibles.

20170426030010_1

No hay que dejar de lado que este juego se basa en la exploración, mayormente, y es en ese ámbito donde encontraremos la mayor parte de los materiales necesarios que nos harán falta para los procesos alquímicos. En los escenarios, no será demasiado complicado hacernos con materiales suficientes, pues cada veinte pasos descubriremos uno nuevo, pero sí será importante que nos fijemos en la calidad de los materiales encontrados. Esto determinará el resultado a la hora de comenzar con la alquimia. Luego, el juego nos enseñará una serie de sencillos puzles en los que determinaremos los objetos que tendremos posteriormente. Además, también se le suma nuestra propia experiencia con el material empleado en cuestión, de tal manera que, cuanto más utilicemos la alquimia, más rápidamente obtendremos mejores resultados. Podemos crear desde pociones de salud hasta objetos para aumentar el daño de nuestros aliados, o incluso venenos para atacar a los enemigos. El abanico es inmenso para explorar. Afortunadamente, para eso existen las recetas, que nos guiarán en el proceso de creación.

El juego es exageradamente largo, por encima de las 30 horas de juego, incluso pese al temporizador. Hay multitud de misiones por hacer, principales y secundarias, así como una cantidad de recetas enorme para exprimir el videojuego. Un punto muy en contra es que no presenta traducción de textos al español, pero, a diferencia de otros juegos como Yakuza o Persona 5, el inglés de Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey es tan sencillo que pocos tendrán problemas en entenderlo.

Sonido

Personalmente, el aspecto sonoro es uno de los puntos más atractivos de esta aventura, sin contar el diseño de los protagonistas y las diferentes variaciones alquimistas.

20170426034206_1

La banda sonora es, sencillamente, espectacular y deliciosa, con melodías típicas del anime japonés que encantarán a todos los que sean amantes de estos dibujos. En el equipo se encuentran Asaco Nasu, Ryudai Abe y Tatsuya Yano, compositores tanto de este Atelier Firis como de algunas de sus precuelas, siendo ya habituales dentro del elenco de Gust en el aspecto musical. Algunos de ellos han participado también en el Opening del videojuego, una sorprendente introducción que casa a la perfección con el hermoso estilo visual del que ya os hubiéramos hablado antes. Todo un detalle a tener en cuenta y uno de los mejores ámbitos en los que juega Atelier Firis.

Como añadido, recientemente se incluyó en el videojuego (PS4 y Steam) la posibilidad de disfrutar del audio en japonés, además del inglés. Si no os gustó el doblaje, ahora tenéis una oportunidad de escuchar toda la historia ‘de otra manera’.

Conclusión

Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey es un título más dentro de la franquicia Atelier, ni el mejor ni el peor. Se marca un tanto añadiendo algunos elementos nuevos, pero los pierde al incluir algunos que consideramos obsoletos. Aún así, pese a no haber sido capaz de rellenar ciertas expectativas, lo cierto es que Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey es disfrutable tanto para viejos veteranos como para jóvenes que se suban ahora al título.

20170426031542_1

La historia de Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey no es demasiado densa, ni demasiado enrevesada. Su jugabilidad es sencilla y entendible, tanto en combates como en campo abierto. Su alquimia, asimismo, es el aspecto mejor balanceado del videojuego, y nos dará una mayor cantidad de horas de entretenimiento. Y no sólo las horas: el juego se amplía enormemente, dándonos un mundo mucho más amplio y con más posibilidades. Lástima que los escenarios estén vacíos y resulten tristes, pero el juego te invita tan rápidamente a avanzar que no tardaremos en acostumbrarnos.

Los que han jugado a anteriores Atelier disfrutarán muchísimo con este. Mejora lo que ya se había presentado en las precuelas, y resultará atractivo de cualquier manera. Los que nunca hayan jugado a ningún juego de Atelier, dadle a este una oportunidad. Actualmente, es uno de los videojuegos que mejor representan el espíritu de los JRPG más clásicos… aunque no echaríamos en falta ese temporizador si decidieran quitarlo.

Atelier Firis ~The Alchemist and the Mysterious Journey~_20170420195632

Atelier Firis: The Alchemist and the Mysterious Journey está disponible para Playstation 4 (52,94€) y PC, a través de la plataforma Steam (59,99€).