Después de unos años de ausencia, la feria del videojuego volvía a Madrid y a IFEMA. Tres pabellones, unos 43.000 metros cuadrados, 4 días de evento y creo que muy buen ambiente. Personalmente, por cuestiones de agenda solo pude asistir el jueves, pero la impresión general ha sido buena.

Por número de asistentes, oficialmente se habla de 136.000 personas. Por encima de lo esperado, pero no sorprende en un sector que tiene este seguimiento. Las compañías han hecho una buena inversión. Sony con PlayStation desplegó 4.500 metros cuadrados con una zona extensa dedicada a la realidad virtual, con una zona de Spider-Man, de Days Gone, un montaje para Dreams, para sus juegos de Playlink, una cancha de baloncesto para exhibir NBA 2K19 y un cuadrilátero para dar tortas con WWE 2K19. No fue lo único, porque dedicaron un pasillo a los PlayStation Hits y puestos de juego de dos productos muy esperados como Kingdom Hearts III y Resident Evil 2. El sábado el stand estaba a reventar para probar esos títulos, lo cual no es de extrañar.

La arena de Gran Turismo Sport también estaba bien conseguida y la zona de PlayStation Plus fue un acierto porque se convirtió en un punto de encuentro cojonudo para conocerse y recargar baterías.

Microsoft siguió el mismo planteamiento de Sony, muestras de productos propios con una fuerte asociación con las thirds. El stand se abría con Forza Horizon 4 y la segunda entrega de Ori. Kingdom Hearts III también tuvo presencia en la casa Xbox, al igual que Pro 2019. El resto de propuestas se completaban con Metro Exodus (seguidle de cerca), Devil May Cry 5, SOULCALIBUR V fuera del stand de Bandai Namco y Sekiro. Con Sekiro saco el látigo porque estuvimos esperando un buen rato para intentar probarlo, recalco ese intentar. No se encontraban ordenadores sin congelar (que sea posible grabar datos) para ejecutarlo y después de más de 40 minutos de espera y un horizonte poco atractivo de posibilidades, decidimos marcharnos de la cola. Sekiro estuvo disponible posteriormente, pero creo que esto se tendría que haber previsto con anterioridad.

Nintendo también invirtió con unos 90 puestos de juego y mucha variedad de títulos. Destaco Pokémon Let’s Go. Un Pokémon sencillo, con un desarrollo rápido y que va a gustar. Super Smash Bros. Ultimate era la otra guinda del pastel de los japoneses. Es brutal lo que están consiguiendo a nivel de calidad jugable y de contenido con este Smash que pinta a definitivo.

Y también me detengo en Bandai Namco. Sin arrugarse, los japoneses tenían una zona de Switch, una zona de fighting y puestos de juego de sus productos. A destacar Man of Medan, con una gran ambientación, Jump Force, que pinta a cachondeo en partidas multi, SOULCALIBUR VI, con un Geralt que es una maravilla, y un Katamari Damacy muy bien trasladado a Switch. Buena línea de juegos la que tiene Namco.

Me habría gustado ver a Ubisoft de una forma más activa, con un espacio propio para mostrar sus juegos con alguna puesta en escena para Oddysey o el próximo The Division 2. Los recursos se guardaron para Rainbow Six. La conexión con el pabellón 14.1 dejaba un poco olvidado ese espacio, no para un servidor que visitó la zona retro que allí se albergaba.

En general buena disposición de espacios con muchas cosas para probar, pero sigo pidiendo más puestos de juego. Nunca es suficiente.

Crónica en vídeo de Madrid Games Week

Mi presencia en la feria se cubrió con diverso material fotográfico y en vídeo. En este segundo campo tenemos lo siguiente:

Impresiones de la feria por un servidor:

Paseo por los stands de Playstation, Microsoft, Nintendo y Warner:

Time lapse de la feria:

Crónica fotográfica de la feria

También tenemos fotos. Divididas en dos categorías:

Mi paso por la feria, aparezco jugando a diferentes productos de MGW y también se cubre el espacio:

Galería fotográfica de stands, puestos de juego,etc.:

El año que viene repetimos.