Hoy era el día señalado por los poseedores de 3DS para que el servicio de demos, que ya funciona en las consolas de sobremesa desde esta generación, llegara a la portátil.

Y no podía hacerlo con mejor juego a estrenar: Resident Evil: Revelations y Cooking Mama 4 han sido los elegidos para tal ocasión.

Así que me voy raudo y veloz a descargarme las dos demos y cuando voy a probarlas me encuentro con que hay una restricción de 30 partidas a cada una de las demostraciones.

Y yo me pregunto: ¿Tiene algún sentido?

Porque vamos a ver: si te dieran el juego completo o parte de él, entonces sí tendría sentido que pusieran tal limitación. Pero es que la demo del Cooking Mama dura cinco minutos de reloj. La de Resident Evil no la terminé (me mataron antes unos engendros), pero dudo mucho que sea una demo muy larga.

Entonces ¿para qué la limitación? No creo que esto tenga que ver con Capcom. Esto me huele a Nintendo.

Está claro que pocos de nosotros jugaremos a ninguna demo más de 30 veces, pero ya que dan la oportunidad de probar el juego que lo hagan como siempre se ha hecho, sin limitaciones. Uno lo juega cuando y cuantas veces quiere. No le veo sentido alguno, la verdad.

Fiel a su política en Nintendo esta vez nos vuelven a dar una de cal y otra de arena. Incomprensible

Pero es que encima la demo que nos ofrecen de RE nisiquiera trae el doblaje al español. Una de las características más importantes y que ocurre por vez primera en la saga no podemos siquiera comprobar sí es de calidad o no. Aunque aquí sí tendrá más que ver Capcom, Nintendo debería haberle exigido que además de los subtítulos también vinieran las voces. Lo mismo es mucho pedir. Aunque pensándolo bien, en PSN y XBox Live cuando ponen una demo que tiene audio en español el 90% de las veces podemos comprobar su calidad en ella. Lo dicho una de cal…