La última entrega de Dragon Quest, la saga que inició el género del JRPG, ha conseguido vender más de 4 millones de unidades. Se contabilizan unidades físicas distribuidas y las despachadas en formato digital.

Estas cifras aseguran que la franquicia siga su curso y que el resto de entregas salgan de su territorio de nacimiento. Espero que los números también sean aceptables en nuestro país y podamos disfrutar de futuros juegos en castellano de la saga.

Dragon Quest XI es posiblemente una de las mejores entregas de la saga. Un capítulo que ha incluido opciones para flexibilizar mecánicas que necesitaban un pulido. Un juego ágil y muy divertido que esta semana tendréis analizado en la web.

4 millones. Cuando salga en Switch posiblemente despachen algún millón más como mínimo.

Fuente – Koch Media