anthem

Los de Seattle tenían ante ellos una conferencia en E3 que se presagiaba apasionante con una nueva consola a presentar, nuevos juegos y conceptos a desarrollar de productos ya desvelados con anterioridad. En esencia su presentación ha estado plagada de juegos, pero de terceras empresas en su mayoría, algo que ha deslucido la puesta de largo de Xbox One X y es que quizá esperábamos un apoyo más contundente de los estudios internos de Microsoft con un bombazo que vendiese “La consola más potente jamás producida”.

Pero vamos con lo interesante, los juegos y la nueva Xbox.

Xbox One X

Microsoft por fin ha puesto forma y precio a su Xbox One premium. El diseño se basa en el de Xbox One S, pero más reducido por imposible que parezca. El interior esconde una auténtica bestia en especificaciones con 12GB de RAN, procesador de ocho núcleos de 2.3Ghz y una GPU de 6 Teraflops. Un monstruo que saldrá a la venta el 7 de noviembre por 499€.

xbox one X

Los juegos de la familia Xbox One serán compatibles entre todos los modelos y rendirán a un mayor nivel en X. Con una TV 4K el acabado de los productos será superior, sin embargo, y al igual que ocurre con PS4 Pro, los títulos también mejorarán con un sistema de TV que no ofrezca 4K. La mayoría de los nuevos juegos de alto presupuesto –y muchos indies- aprovecharán la potencia de X, pero también contaremos con actualizaciones de juegos antiguos que serán gratuitas y que exprimirán esta nueva iteración de Xbox One.

Los juegos

Antes de comenzar con la mascletá de juegos, Microsoft anunció que One será compatible con los juegos de la primera Xbox. Crimson Skies será uno de los primeros juegos en llegar a One con mejoras.

Anthem. El nuevo juego de Bioware Edmonton, creadores de Mass Effect, nos llevará a un mundo bello y explorable a bordo de los Javelin, unas exoarmaduras que serán ampliamente personalizables. Se hermana con Mass Effect, TitanFall y Horizon Zero Dawn. Componentes de RPG y mucha acción os esperan en este juego que debería llegar en 2018 a One, PS4 y PC.

Metro Exodus. El mundo del metro se abandona por las ruinas de la madre Rusia postapocalíptica. Niveles no lineales, mundo abierto y una ambientación bombástica son las señas de identidad de Exodus. Se narrarán los hechos de un año completo en la piel de Ayrton. Salida en 2018 para One, PS4 y PC.

Dragon Ball FighterZ. Arc System Works está desarrollando este arcade de lucha en 2D de Bola de Dragón. Combates 3 vs. 3, con un sistema de juego explosivo y aparentemente muy combeable como los juegos de Persona de la desarrolladora. Comienzos de 2018 en PS4, One y PC. Permitidme que adjunte un gameplay en lugar del vídeo emitido durante la conferencia.

Forza MotorSport 7. Séptima entrega ya de la velocidad de Microsoft. Esta iteración llegará a 4K y 60fps en One X. 300 configuraciones, 700 coches y 30 pistas, esa es la carta de presentación de este Forza 7. El Porsche 911 GT2 RS está inmenso en el producto. Lanzamiento el 3 de octubre.

Crackdown 3. Otro de los juegos que se esperaba en la conferencia. El apartado artístico es feote, pero parece que ofrecerá acción sin control desde el primer momento. La gracia estará en sus entornos destructibles y en su multi coop para hasta 4 jugadores. Disponible el 7 de noviembre en One y Win 10.

Ori and the Will of the Wisps. La belleza hecha videojuego. Sin fecha de lanzamiento. Salida en One y Win 10. Lástima que se viese tan poco…

State of Decay 2. El argumento se dibuja 18 meses después del brote zombi con un grupo de supervivientes que luchará por sobrevivir y crear una comunidad segura. Su fuerte será el modo cooperativo, pero también podrá jugarse en solitario. Primavera de 2018 en One y Win 10 con soporte para 4K y HDR.

Life is Strange: Before the Storm. Una precuela de 3 capítulos que saldrá a la venta el 31 de agosto. Choe y Rachel serán las protagonistas de esta obra desarrollada por Deck Nine Games. Tendrá difícil lograr esa magia del primero. Multiplataforma.

Cuphead. De Boss Rush a incluir un desarrollo más completo y complejo. Esa es la razón por la que el trabajo en Cuphead se ha dilatado más de la cuenta. Salida el 29 de septiembre en One, Win 10 y Steam.

Tacoma. Exploración espacial con misterios y el toque de los walking simulator. El nuevo juego de los creadores de Gone Home es atrayente y sinestésico incluso.

Sea of Thieves. Una nueva muestra de los piratas de RARE. Tendremos que colaborar para lograr avanzar y prosperar. En la demo mostrada un grupo de piratas exploraba un barco hundido en el que se encontraba un mapa con instrucciones para hallar un tesoro. Escudriñando las pistas lograrán dar con el tesoro y con algo más…

Super Lucky’s Tale. Microsoft se deshizo de valiosos artistas en RARE porque querían desarrollar plataformas clásicos y ahora nos encontramos con este Super Lucky’s Tale que lleva el sello de las producciones de los británicos y al aura de Conker. Con todo arranca una sonrisa y ganas por jugarlo. 7 de noviembre a la venta.

The Last Night. Indie con ínfulas de Blade Runner. Se ve increíble.

Black Desert. MMORPG con lanzamiento en exclusiva One, supongo que después llegará a más sistemas. Un juego de mundo abierto muy oriental, pero que posee un buen acabado técnico y parece que cierta solvencia en las mecánicas de combate.

Minecraft. Los cubos, la minería y el cachondeo llegarán en 4K y aunarán jugadores de diversas plataformas, excepto de PS4.

Montaje con varios productos del programa ID@Xbox.

Ashen. Un juego que ya creíamos olvidado y que profundiza en las mecánicas de supervivencia ya vistas en otros títulos y que deja cierto espacio para un posible componente multijugador. El combate parece que se sustenta -lejanamente- en el de Dark Souls. Sin fecha de lanzamiento y exclusivo de One.

PlayerUnknown’s Battlegrounds. Poco que comentar de la última revolución, del juego que está en boca de todo dios. Un Battle Royal.

Code Vein. La alternativa de Bandai Namco a los Souls de From Software con estética manga y un arte que recuerda mucho al de Tokyo Ghoul. Gusta. 2018 en PS4, One y PC.