E3-2013_1361851154

No engaño a nadie cuando digo que hace mucho tiempo que el E3 dejó de hacerme sentir nerviosismo por lo allí presentado. Da igual si Sony, Nintendo o Microsoft… ninguna ha conseguido emocionarme con un trailer nuevo, con algo que te haga soñar con que el juego presentado ya esté entre nosotros. Sus conferencias han estado plagadas de palabrería, casualismo, bailes absurdos y movimientos extraños que a ningún aficionado hardcore, el que se traga las mismas, le interesaba.

Pero este año puede que, si no lo echan a perder, la cosa cambie. Porque tendremos dos nuevas consolas que lucir, PS4 y Durango (a ver si MS suelta ya prenda con el nombre) y una que se va a tomar la cita como si fuera una reválida, un nuevo comienzo, Wii U. Podríamos decir que las tres van a salir desde una línea de meta imaginaria y que, por ahora, Sony tiene las de ganar entre los usuarios y la prensa, al menos por las sensaciones que transmite y a falta de saber si Microsoft se la pega con los rumores de conexión permanente y bloqueo de segunda mano o si los ases en la manga de Nintendo son de un calibre grande o pequeño.

wii-u-zelda

Empezamos con Nintendo, que debe sacar todo su arsenal disponible para, en los pocos meses que va a tener de ventaja frente a la competencia (y viendo que ha desaprovechado el año que tenía por delante). Nadie duda de que habrá una nueva aventura plataformera del fontanero y que también los karts más famosos y divertidos harán acto de presencia. Y todo ello, parece ser, va a poder ser disfrutado antes de que acabe el año.

Pero es que, debido a los acontecimientos desastrosos de su lanzamiento y la penosa estrategia de lanzamientos, esto es lo mínimo que Nintendo debe ofrecer. Necesitamos más juegos, de renombre, nuevas IP y el rescate de otras ya olvidadas que tienen bastante recorrido con poco que se ponga a ello. También necesitamos que Retro suelte prenda sobre lo que tiene entre manos y que Link ofrezca, aunque sea un simple trailer, qué nos va a ofrecer en años venideros. Ya estará presente en la adaptación en HD de Wind Waker, pero queremos más (por pedir que no quede).

Para finalizar esperamos que Nintendo haya convencido a las thirds para que apoyen a su consola doméstica (bueno a todas no, EA parece que no ha digerido la intransigencia de Nintendo para permitir su servicio Origin y se lo va a hacer pagar), con títulos que van a seguir recibiendo tanto PS3 como XBox 360 y las nuevas consolas, aunque en este tema creo que poco puede hacer.

Xbox720-Anuncio-Revelación-teamplayers1-600x369

Microsoft parece estar perdida en su desierto particular. Rumores indican que la consola lleva meses de retraso y Sony parece haberle ganado la primera partida. Con XBox 360 casi abandonada a su suerte hace muchísimo tiempo, la presentación de su nueva consola el día 21 de mayo se vuelve completamente indispensable para volver a ilusionar a unos usuarios no muy contentos con la política de la compañía norteamericana.

Poco podemos saber de lo que los de Redmond van a presentar, salvo los rumores que insisten en que la consola necesitará de conexión permanente, la posibilidad de comprar la consola más barata con una mensualidad durante 24 meses y demás. De los juegos que se presentarán hay poco datos (es de esperar que hayan nuevas entregas de Forza, Halo y Gears of War así como alguna exclusiva a golpe de talonario) y mucho nos tememos de que poco sabremos hasta ese día. Será entonces cuando sabremos si la conferencia de MS en el E3 puede llegar a ilusionar o si por el contrario nos quedaremos peor de lo que estamos ahora (podéis pensar que soy muy pesimista con Microsoft, pero la manera en la que ha tratado a los usuarios de su consola actual, dejándolos casi abandonados desde hace mucho tiempo, no invita a ser muy optimista. Los rumores tampoco ayudan, si finalmente se cumplen.).

Dual-Shock-4_contentfullwidth

La última en discordia y la que parece tenerlo todo para ganar es Sony. Su presentación de PS4 ha dado infinidad de esperanzas a sus usuarios de que lo que se trae entre manos es algo grande, aun cuando aun tenemos muchas dudas de los servicios que implementará, su apuesta por la nube, la incógnita de la retrocompatibilidad y como la manejarán (si finalmente se hace), qué ocurrirá con todos los juegos que tenemos comprados en PSN… Mucho deben equivocarse en Sony para no hacer que, al menos el usuario que hoy día disfruta con sus consolas, se vea tentado de hacerse con la misma.

Además de los títulos que ya conocemos para el lanzamiento de PS4, sea cuando sea el mismo, es de esperar que veamos algunas novedades a medio plazo, como Uncharted o la rumoreada exclusiva de Final Fantasy XV.

A parte de las consolas de nueva generación tenemos otras dos que, aunque no sean nuevas, van a dar mucha guerra: 3DS y PS3. La portátil porque se ha erigido como una auténtica campeona que está batiendo todos los récords de sus antecesoras y con títulos como la segunda parte de A Link to the Past va a tener de seguro una presencia importante en la feria. Y de PS3 qué vamos a decir que no sepáis ya: The Last of Us, Beyond: Dos Almas y el rumoreado Gran Turismo 6 son ejemplos de que la negra de Sony no da su vida por terminada aun y va a ser una de las más poderosas contrincantes que PS4 se va a encontrar en sus inicios. En este sentido tenemos que darle un 10 a Sony y su apoyo, hasta el final y como acostumbra, a todos sus hardwares (al menos domésticos, el mercado portátil es otro cantar para los japoneses).

En un mes vamos a salir de dudas y comprobaremos si el E3 ha conseguido volver a emocionarnos con sus anuncios, conferencias y noticias o si, como lleva haciendo año tras año desde hace mucho tiempo, nos decepcionará por completo. Creo que, personalmente, será la última vez que le de una oportunidad… y ya van unas cuantas.