GRAVITY RUSH™ 2_20170111003352

Voy a hacer una confesión: soy una persona inmensamente funcional en los videojuegos. No espero grandes historias per se, ni espero personajes profundos, ni carismáticos, simplemente busco diversión y el resto se agradece, pero el entretenimiento que puede darme una jugabilidad es prioritario.

Y de vez en cuando uno se encuentra cosas que merecen ser destacadas a nivel de personajes. Nunca olvidaré la trama y los personajes de Killer 7, un juego valiente y que no fue un súper ventas, o lo magnéticos que eran los seres que habitaban el mundo de Deadly Premonition, un Twin Peaks en formato videojuego. Y esta generación también hemos tenido buenos personajes como Sir Galahad, el protagonista de The Order, o la incombustible Kat de Gravity Rush.

Kat es un personaje totalmente optimista y lleno de luz que se come la pantalla en sus apariciones a través de un comportamiento inocente, pero su sentido del deber obliga a Kat a hacer lo que cree que está bien sin importar las consecuencias de sus acciones. En su visión de su mundo, la miseria, la tristeza y están presentes, pero se puede hacer algo contra ello. En vez de lamentarse, prefiere tener un comportamiento positivo activo frente al problema.

GRAVITY RUSH™ 2_20170111225648

No es lo más original del mundo, porque incluso nos encontramos con estereotipos muy marcados que representan ciertas dinámicas que hemos visto anteriormente en otros personajes japoneses. Por ejemplo, el hambre infinita. Gokuh y compañeros, Ranma o los magníficos personajes a bordo del Bebop en la inmortal Cowboy Bebop, sufrían de hambre crónica ante la irregularidad de comida en sus vidas. Algo que también se da en Gravity Rush, pero debo admitir que el prisma de orientar esas situaciones desgastadas con un personaje como Kat hacen olvidar esas carencias.

Y a su manera logra ser carismática. Siempre aparece por encima del resto de personajes y nos saca una sonrisa por los problemas en los que se mete y la forma con la que logra solventar las situaciones con su poder para manejar la gravedad a su antojo. Incluso es divertido ver la forma con la que se relaciona con el resto de personajes de Gravity Rush 2 con esa candidez que resulta muy cómica.

La trama de Gravity Rush 2 tiene puntos interesantes y es un vehículo funcional que hace su cometido, pero el alma sin duda es este personaje que no necesita conectar con el jugador a través de hechos traumáticos, sino todo lo contrario y creo que es muy beneficioso olvidar la oscuridad para dar un mensaje positivo.

20170108_1551_35954

A veces uno se cansa –es una forma de hablar- de personajes con un pasado incierto que les arrastra durante toda su existencia. Y esa pena y ese dolor les condenan a vagar con cierto aire melancólico por el mundo de ficción que los autores construyen para nosotros. También disfruto de ello, pero las cosas también pueden ser diferentes y pueden expresarse de una forma más optimista y en eso la radiante Kat no tiene rival.

Gravity Rush 2 es un gran juego en sus mecánicas y su protagonista merece ser descubierta.