Que las reediciones de los mejores clásicos de la época de 32 bits se está convirtiendo en la gallina de los huevos de oro es algo que no se nos escapa a ninguno.

Que alguna de estas reediciones son basura también. Pero por suerte últimamente parece que las compañías se han puesto las pilas y nos están ofreciendo productos mucho más trabajados y con un acabado envidiable.

Este es el caso de la compañía Bluepoint Games fundada en el 2006 por veteranos de la industria de los videojuegos como su presidente, Andy O´Neil, que trabajó como ingeniero técnico en Metroid Prime y Metroid Prime 2: Echoes para Nintendo.

El primer videojuego de la compañía llegaría el primer año de existencia, el 2006, siendo PS3 la elegida. Su nombre fue Blast Factor y tuvo el honor de ser el primer juego descargable de Playstation Network.

Ya en 2009 publicaron God of War Collection, con las dos primeras entregas de God of War remasterizadas en alta definición, vendiendo más de un millón de unidades, cifra nada desdeñable para una remasterización.

Como parece le cogieron el gusto a esto de “revitalizar” grandes sagas, por lo que también se encargaron de dos iconos de la industria como Ico y Shadow of Colossus en 2011 para PS3, con unos resultados bastante buenos.

Su último trabajo y quizá el de mayor envergadura, por lo que representa la saga, ha sido la puesta al día de Metal Gear Solid HD Collection, que incluye MGS 2: Sons of Liberty, MGS 3: Snake Eater y MGS: Peace Walker, para PS3 y por primera vez también para XBox 360.

Los resultados han sido excelentes y no dudo que se convertirá en un referente a la hora de comparar nuevas remasterizaciones. Con trabajos como el de esta joven compañía nos podemos quedar tranquilos.