Llevo muchos años jugando juegos de The Legend of Zelda. He visto cambios estéticos, jugables, gráficos… pero siempre ha sido una saga que ha enamorado a todos sus seguidores.

Con un ambiente más oscuro o unos personajes sacados de un cuento de hadas, en Nintendo siempre han logrado mantenernos pegados al mando cuando un juego de Link salía a la venta.

Pero ya ocurrió en Twilight Princess y vuelve a suceder en Skyward Sword: la saga necesita un giro en su planteamiento, pues bajo mi modesto punto de vista, está estancada, aun cuando la verdad sea dicha, éste último es muy superior a TP.

No es que Skyward Sword sea un mal juego. Al contrario, es un juego sobresaliente. Pero sigue siendo más de lo mismo. Los personajes secundarios no enganchan de la misma manera, la historia aunque al principio parece prometer peca de bastante simple, al menos hasta la parte en la que me he quedado yo, el Gran santuario antiguo, estando ya en la recta final.

Y muchos podréis pensar : ¿Estás dando una opinión de un juego que aun no has acabado? Y tendréis toda la razón del mundo. Pero la respuesta a la pregunta es simple y a la vez triste: No he acabado aun el juego porque no consigue transmitirme lo que antes sí hacía.

En otros Zelda ya haría bastante tiempo que el juego lo tendría acabado. Ahora tengo que buscar excusas para ponerme a jugar. Y tener que obligarme a jugar a un juego como que no es muy buena señal.

Repito que no es mal juego y si no mereciera la pena ya lo habría dejado por imposible. Tampoco soy masoquista. Es solo que creo que la propuesta está quemada y necesita de un resurgir.

Espero que con Wii U además del salto a la alta definición se consiga algo así a lo que Miyamoto consiguió cuando jugamos por primera vez a Ocarina of Time.

Un juego de la saga no se puede conformar con ser un gran juego, como sin duda lo es SS, deben ser magníficos. Al menos así es como recuerdo yo a los juegos anteriores. O quizá la nostalgia haya conseguido que juegos de antaño estén en mi memoria mucho mejor valorados de lo que en realidad se merecen. Pero eso ya es otra historia…

Y si terminando la última fase que aun me queda el juego me atrapa de tal forma que he de tragarme mis palabras, me veréis por aquí pidiéndole de rodillas a Aonuma perdón por haber dudado de tan gran juego. Pero por lo pronto esta es mi opinión…