Kingdoms of Alamur: Reckoning es uno de esos títulos novedosos que están pasando bastante discretamente a la atención del público e incluso la prensa especializada. Hace unos días la demo del juego pasó a estar disponible y en base a lo que he podido ver en ella, voy a transmitiros mis impresiones sobre la misma y el potencial que transmite el juego. Kingdoms of Amalur Reckoning estará disponible para PC, Xbox 360 y PS3 a partir del día 9 de febrero.

Nos encontramos ante un action rpg bastante completo y a la vez sencillo si lo comparamos con otras alternativas dentro del mercado actual. Las posibilidades que ofrece y la variedad de opciones hacen que las posibilidades que tengamos dentro de este título sean enormes. Desde el primer momento en el que creamos nuestro personaje, se nos da a elegir entre diversos arquetipos que definirán las destrezas del protagonista. La personalización no es demasiado grande, pero aún así tenemos bastante variedad con la que darle un toque único. El proceso de creación es bastante sencillo e intuitivo, por lo que nadie se sentirá abrumado.

Tras la creación del personaje, comienzan a darse los primeros pasos de nuestra aventura. La demo es bastante larga y en ella podremos apreciar muchos de los elementos clave de este título. Nuestros primeros pasos servirán de tutorial en el que se nos enseñarán los controles básicos del juego. Una vez más, bastante sencillo todo, aunque los controles están bastante enfocados a las consolas, incluso en PC. La interfaz es muy completa y funcional sin sacrificar el diseño, resultando práctica y atractiva.

Como podéis imaginar, Kingdoms of Alamur: Reckoning está muy enfocado a la acción, por lo que los combates tienen mucha importancia. Podemos afrontarlos desde varias perspectivas, sigilo, magia o confrontación directa. Esta última es bastante interesante, sobre todo con los enemigos finales, ya que la lucha contra ellos es muy satisfactoria y exprimir todas las habilidades para derrotarlos. En honor a la verdad hay que decir que resulta un poco “macha botones” pero aún así, es bastante entretenido.

Acabada la fase de “tutorial” propiamente dicha, podemos acceder al mundo colorista de Alamur, que ofrece un entorno gráfico brillante y muy luminoso. Esta primera zona es un poco lineal, pero hemos de suponer que en el juego final, una vez salgamos de esta zona sea un poco más abierto. Como decía anteriormente, la demo es larga, pero tiene una pega, no puede guardarse la partida, por lo que tendréis que acabarla del tirón o repetirla desde el principio, lo que puede resultar un poco molesto.

En cualquier caso, las sensaciones que me ha transmitido la demo han sido bastante buenas. Creo que se ha encontrado un equilibrio entre complejidad y sencillez, teniendo en cuenta que es un action rpg. Las posibilidades de creación de personajes son bastante grandes y la distribución de atributos y habilidades es muy completa. Kingdoms of Alamur: Reckoning tiene muchas papeletas para ser uno de los rpgs del año, y sin duda alguna, se perfila como un excelente título en los inicios de 2012.