finalfantasy

Final Fantasy XII The Zodiac Age es quizá uno de los juegos “modernos” de esta saga que resulte más incomprendido. Con su lanzamiento, sus creadores intentaban explorar nuevas formas de orientar Final Fantasy, en un momento en el que los JRPG por turnos parecían estar de capa caída. La búsqueda de un sistema híbrido entre la acción directa y la pausa táctica parecía una de las fórmulas idóneas para lograr este objetivo.

Sin embargo, a pesar de que finalmente Final Fantasy XII fue un éxito por su propuesta renovadora, no supo encontrar el apoyo masivo entre los fans de la saga. Y es que a pesar de ser uno de los Final Fantasy mejor valorados por la prensa especializada, es un título que los aficionados recibieron de forma tibia. Ahora, gracias a este remaster, los seguidores de la saga pueden reencontrarse con este título así como todos aquellos que en su momento no pudieron disfrutar de él.

finalfantasy1

Podemos utilizar un segundo trabajo con los personajes

Final Fantasy XII The Zodiac Age ofrece una experiencia de juego mucho más pulida que la que pudo experimentarse en su día en occidente. La versión sobre la que se ha construido este remaster es la versión japonesa “International Job System“, que desarrollaba de forma notable el sistema de combate, ampliándolo de forma significativa al permitirnos utilizar un segundo trabajo con los personajes. De esta forma se lograba una mayor versatilidad y más posibilidades estratégicas.

Esta faceta es precisamente la que recientemente hemos podido poner a prueba en Final Fantasy XII The Zodiac Age. Hay que señalar que el sistema de tableros y trabajos de este título puede ser abrumador en un principio, ya que se ofrecen multitud de opciones a los jugadores. Sin embargo, aquellos que hayan jugado a Final Fantasy X encontraran ciertas similitudes con el tablero de esferas, e incluso advertirán que el sistema de Final Fantasy XII es incluso más sencillo.

Pasado el “shock” inicial, lo cierto es que desbloquear las casillas que ocultan habilidades y atributos es algo bastante natural. Según ganamos experiencia obtenemos puntos con los que desbloquear estas fichas del tablero. Llegados a un punto determinado, podremos desbloquear nuestro segundo trabajo, lo que da lugar a interesantes combinaciones. Por ejemplo, podríamos aprovechar la sinergia entre magia blanca y negra para crear un mago versátil, pero también sería perfectamente posible y viable dotar a nuestro guerrero de magia sanadora.

finalfantasy2

El sistema de combate es táctico y se adapta al estilo del jugador

De hecho, en la versión de prueba que pudimos probar intentamos hacer combinaciones estrambóticas para intentar llevar al límite las posibilidades del juego. Y precisamente pudimos comprobar que es posible derrotar a un jefe incluso con combinaciones extrañas y no maximizadas. Algo que demuestra que en principio el sistema de trabajos es sólido. Además, la posibilidad de configurar las acciones de nuestros compañeros hace que el sistema de combate sea muy táctico, pero sobre todo, que se adapte a la perfección a nuestras necesidades como jugador.

En este sentido, la palabra clave es versatilidad, y en este sentido, Final Fantasy XII The Zodiac Age consigue este objetivo de forma notable. Quizá lo que a día de hoy no resulte tan dinámico sea el sistema de combate propiamente dicho, ya que se encuentra a medio camino entre la acción y los combates por turnos. Sin embargo, para solventar este problema se ha incluido una opción que permite acelerar la velocidad del juego.

De esta forma podemos resolver combates de forma más rápida o desplazarnos por el mapa a gran velocidad, y de esta forma ahorrar mucho tiempo. Quizá no sea una opción para los jugadores recién llegados, pero para aquellos que quieran avanzar con más celeridad es una opción interesante. Ojo, hay que señalar que tampoco es recomendable usar esta facultad en combates complejos, ya que es más que probable que no nos dé tiempo a reaccionar y acabemos siendo derrotados.

finalfantasy4

En cualquier caso, y pese a que los años se le notan un poco, Final Fantasy XII The Zodiac Age sigue siendo un título atractivo, incluso para los cánones modernos. Sí, tiene cierto gusto “vintage” pero gracias al lavado de cara realizado en los personajes y las distintas cinemáticas el impacto visual es mucho menor. De hecho, estamos ante un título bastante atractivo visualmente.

El Modo Desafío es otra gran novedad

Otra de las novedades que encontramos en Final Fantasy XII The Zodiac Age es el Modo Desafío. Una modalidad interesante y especialmente indicada para aquellos a los que les gusta crear personajes capaces de enfrentarse a cualquier desafío. Básicamente nos encontramos ante una “arena” en la que tendremos que derrotar las sucesivas oleadas de enemigos que van apareciendo. Si bien las primeras son sencillas, el reto aumenta progresivamente hasta llegar a casi una centena de combates seguidos.

Por lo que hemos podido ver en Final Fantasy XII The Zodiac Age, parece que se han hecho los deberes y que estamos ante un remaster como debe ser. Es respetuoso con el juego original, el lavado de cara es notable, pero no rompe la estética clásica del juego y se han introducido elementos nuevos para dar más posibilidades a los jugadores. Si en su momento no pudiste vivir esta historia, esta puede ser la ocasión perfecta para hacerlo.