Call of Duty: Infinite Warfare

Infinite Warfare ha supuesto un punto de inflexión en la saga Call of Duty. Acostumbrados, casi siempre, a luchar en tierra, el juego nos propone trasladarnos al espacio e incluso manejar algunas naves en intensas batallas galácticas. Una novedad muy interesante que, al menos en los materiales que se pudieron ver al principio, tenía una pinta espectacular. No obstante, parece que la idea no ha gustado mucho a los usuarios. De hecho, las ventas están siendo casi un 50% peores que las que tuvo Black Ops III.

Según GFK Chart-Track, las ventas de Infinite Warfare habrían caído un 48,5% respecto de Call of Duty: Black Ops III. Una cifra bastante negativa, teniendo en cuenta que la saga siempre ha tenido mucho éxito. No olvidemos tampoco que cada lanzamiento siempre ha tenido una campaña muy fuerte de promoción en medios de comunicación. Aún así, los números de Infinite Warfare no son los esperados.

En todo caso, y a pesar de las estadísticas, es necesario mencionar que Call of Duty: Infinite Warfare es ahora mismo uno de los títulos más vendidos en las principales listas de ventas de todo el mundo. Éxito tiene, aunque no el esperado. La duda reside en el hecho de la evolución que podría tener durante las próximas semanas. Desconocemos si los números seguirán bajando o, por el contrario, se mantendrán en los porcentajes actuales.

No olvidéis que Call of Duty: Infinite Warfare ya está a la venta para Xbox One, Playstation 4 y PC.

Vía | GFK Chart-Track