El mazazo que nos llevamos ayer con la noticia del cierre de Visceral Games ha dejado muchas dudas sobre el futuro que le espera al juego de Star Wars que estaban desarrollando. Este título será continuado por otros estudios que utilizarán el material creado como base de un reinicio del proyecto.

Jason Schreier, de Kotaku y muy cercano a los desarrolladores, ha comentado que este juego de Star Wars no fue cancelado por tratarse de un título para un jugador. La información se ha extendido y al parecer el desarrollo era un desastre, algo que se hacía presagiar desde hace tiempo. Un proyecto que se anuncia y no da señales de vida no es buen augurio.

El lenguaje a utilizar por EA evita utilizar la palabra “desastre” ya que deben mantener la confianza de los inversores.

En Twitter, uno de los involucrados en Dead Space 2 ha desvelado que el juego costó 60 millones de dólares (y parece que se destinaron otros 60 millones al marketing). El resultado fueron 4 millones de unidades vendidas y un rendimiento por debajo de las expectativas esperadas por EA. No se ha apuntado si fue o no rentable, simplemente que no rindió como se esperaba.

Hablamos de un desarrollo de 4 años y un presupuesto total a considerar. Si la historia se estaba repitiendo con este juego de Star Wars era lógico que EA fuese a tomar cartas en el asunto.

Una pena, pero dado el recorrido de Visceral desde Dead Space 2 quizá era esperado.

Vía | Neo-GAF