La historia de Outcast es una de las más turbulentas del mundo del videojuego desde su publicación original hasta el lanzamiento de su actual remake: Second Contact. A pesar de ser un juego excelente y de ser muy avanzado para su época, lo cierto es que su ambición y altos requisitos hicieron que el gran público no pudiese disfrutar de este título en su momento. En aquel entonces, disponer de un PC capaz de mover este juego era algo que muy pocos usuarios tenían, lo que ciertamente hizo que solo unos pocos privilegiados vivieron la experiencia de Outcast.

Estamos ante un título que ofrecía al jugador toda una epopeya de ciencia ficción en la que debíamos adentrarnos en un mundo alienígena. Comprender ese entorno y ganarnos a sus gentes era solo una parte de esta aventura cuyo estilo han seguido otros muchos juegos modernos como Tomb Raider, Horizon o Uncharted. Evidentemente, cada uno de ellos con sus particularidades, pero la esencia estaba ahí.

Dado que muy poca gente pudo disfrutar de este título, las ventas fueron discretas lo que unido a unos altos costes de producción hiciesen que fuese inviable el lanzamiento de una segunda entrega, dejando a Outcast en la nevera durante mucho tiempo. Desde entonces, los conatos de resurrección de la saga estuvieron ahí, agazapados y tímidos, hasta que se llevó a Kickstarter la posibilidad de financiar una revisión en HD del título original. Una iniciativa que fracasó pero que en ningún caso disuadió a sus creadores de conseguir que Outcast pudiese llegar a mas usuarios.

A partir de ese momento, se comenzó a trabajar de nuevo en el proyecto y se barajaron distintas posibilidades para llevarlo a cabo. Una de las primeras tomas de contacto con Outcast lo pudimos disfrutar con el lanzamiento de la versión 1.1 en Steam. En ella se daba un lavado de cara al juego y se conseguía que fuese compatible con PCs modernos. Con su publicación, se daban los primeros pasos para el remake por el que los creadores de Outcast habían estado luchando.

No sería hasta 2016 cuando por fin se anunció el remake de forma oficial: Outcast – Second Contact sería una realidad. A la tercera iba la vencida con este proyecto y tras un largo periodo de desarrollo ha sido publicado recientemente. Una versión muy digna del original, aunque con algunos cambios, que hacen que disfrutar de este título sea posible adaptado a las particularidades de los videojuegos a día de hoy. Si no pudiste disfrutar de él en su día, esta es la ocasión perfecta para hacerlo.