nintendo_wii

Allá por 2006 salió una consola que revolucionó el hasta el momento anquilosado mercado de los videojuegos. Nintendo pensó que sería bueno aumentar el rango de usuarios, ampliarlo a sectores que lo veían como algo de niños y frikis. De esa manera apareció Wii, una consola con un mando revolucionario con sensor de movimiento que, desde el primer día, fue un éxito en ventas, estando agotada desde el lanzamiento y hasta meses después.

Siete años después y con más de 100 millones de unidades vendidas, el éxito de la máquina está fuera de toda duda, aunque haya ciertos claroscuros en su trayectoria, su principal objetivo, el de ampliar el mercado, lo consiguió de calle.

Pero todo en esta vida tiene un fin y en el caso de esta consola doméstica no va a ser diferente pues Nintendo con un escueto “la producción acabará pronto”, ha informado que la misma dejará de fabricarse en Japón, tras haber vendido en este territorio 12,7 millones de unidades desde su salida a la venta.

Atrás quedarán infinidad de títulos memorables para los jugones de siempre como Donkey Kong Country Returns, Super Mario Galaxy, Super Mario Kart o Metroid Prime 3, además de juegos como Wii Fit, Big Brain Training o Wii Sports para ese sector de la población que hasta ese momento no había pensado siquiera en una consola como entretenimiento, además de un largo etcétera de juegos increíbles.

Nintendo deja el triunfo de Wii y se enfrenta a algo totalmente diferente con su sucesora, Wii U, que debe afrontar una industria que ha cambiado, mucho más difícil. El tiempo dirá si logra el éxito de su antecesora (sería bastante complicado) o al menos no termina siendo un fracaso mayúsculo…

Vía | VG247