Nos guste o no, los videojuegos en formato digital serán en unos años la norma y no la excepción en todo el mundo. Fórmulas como Steam u Origin son las pioneras más conocidas, pero pronto aparecerán otras mejoradas. No obstante, todavía no han resuelto un problema que trasciende a las desarrolladoras o distribuidoras. Actualmente es ilegal vender esos contenidos digitales tras su compra.

Según la normativa vigente, solamente se permite a los compradores hacer dicha transacción en el caso de software en formato físico. Sin embargo, la propia UE ha reconocido recientemente que eso deberá cambiar cuanto antes viendo el futuro de la industria de contenidos digitales. El Tribunal de Justicia de la institución publicó la semana pasada un comunicado en el que confirmaron esa intención.

En el texto dice: “(…) el Tribunal explica que el principio de agotamiento del derecho de distribución debe aplicarse no solo donde el titular del copyright comercializa copias de su software en formato físico (CD-ROM o DVD) sino también allá donde lo distribuya a través de descargas desde su sitio web”. Esa conclusión parte de la premisa de que siempre que el comprador de ese software pueda utilizarlo indefinidamente, la transacción conlleva una transferencia del derecho de propiedad de dicha copia.

Pero a la hora de revender ese producto en formato digital, el Tribunal matiza determinadas propuestas de reglas. Por ejemplo, si un consumidor compra varios juegos digitales en bloque, únicamente podrá venderlos también en bloque y no individualmente. Asimismo, en cuanto esa venta haya terminado el antiguo propietario estará obligado a eliminar dicho software de su equipo para evitar usos posteriores fraudulentos.

Por otra parte, la sentencia del Tribunal de Justicia añade que las empresas de la industria de videojuegos podrán reclamar una compensación mayor por cada venta de cada copia digital. Esto se relaciona con aquellas posturas contrarias al mercado de juegos de segunda mano, que les hacen perder mucho dinero cada año. Lo que todavía no han aclarado es qué ocurrirá con los pases online y otros complementos por los que hay que pagar aparte. ¿Cómo lo veis: es un avance o un retroceso?

Vía | 1Up