Nintendo 3DS usa pantallas LCD, esta tecnología monta tres capas, una refleja en la otra y produce un reflejo que nos afecta a nosotros. Esa podría ser la explicación burda del asunto. La versión XL del sistema contará con una solución parcial del quebranto. A través de un sistema que ofrecerá un tratamiento especial para una de la pantallas, el reflejó se reducirá del 12% (3DS inicial) al 3% (XL).

Este tecnología no se pudo incluir inicialmente por los costes de desarrollo. Con los años ha avanzado, se ha reducido su coste y ahora Nintendo puede incluirla.

La tecnología anti-reflejos ha sido un tema de importancia desde los tiempos de GameBoy Advance, en la mayoría de las ocasiones se han desechado alternativas por el alto precio de la tecnología. Como el mismo Iwata comenta, siempre que los costes lo permiten Nintendo trabaja con tecnología puntera.

Nintendo 3DS XL tendrá una mayor pantalla, una batería con una mayor autonomía, una pantalla con menos reflejos y un precio superior al de 3DS…

Vía | Siliconera