Fin de semana, Domingo y estamos sin noticias, hablaremos de forma distendida sobre las exclusivas de 360 que prepara la compañía de Redmond. ¿Se os ocurre un plan mejor que criticar a una compañía? Vamos a darle un poco de brillo al Domingo, el día para tirar de la semana….

En generaciones anteriores, las thirds (compañías independientes) aseguraban exclusivas en cada una de las máquinas. Podía tratarse de acuerdos de los que se obtenían mutuos beneficios. Diferente para la actual generación, la adaptación a la alta definición ha provocado un aumento en los costes de desarrollo, con un consecuente incremento del personal dedicado a los juegos y en la inversión. Traducción: Hacer un juego triple A cuesta mucho dinero y como queremos ganar dinero, vamos a recuperar la inversión sacándolo a la venta en la mayor cantidad de sistemas.

Al final ese asunto simplifica las opciones de los consumidores, ¿qué compro? La consola que ofrezca las mejores exclusivas. Desde hace unos meses un tema recurrente salta a la palestra: ¿Qué hacen en Microsoft? ¿Porqué salen tan pocos exclusivos? Por una lado puede deberse a la confirmación de los rumores, 360 está muerta y la gente de Seattle prepara la salida de su próximo sistema.

La otra alternativa es que Microsoft no posee estudios propios para asegurar estos productos, para ello debe contratar los servicios de una third, y estas empresas pierden dinero con esos tratos de favor (Los Tales en Japón para 360 por ejemplo). El año 2011 fue parco en exclusivas para 360, pero el 2012 se presenta peor. La gente no merece sustentar su sistema con juegos multi. Microsoft debe invertir parte del dinero que gana en la compra de estudios o en la formación de los mismos. Un año son 365 días y es imposible apoyarse en 3-4 juegos para todo ese periodo, no todos gustan y se necesitan alternativas jugables.

Desde la compañía se escudan aduciendo que anteponen impacto y calidad frente a cantidad. Es fácil desmontar el argumento teniendo en cuenta que Crackdown 2 fue un fiasco, Alan Wake decepcionó a un número amplio de usuarios y etc, no todo han sido AAA. Los usuarios confiamos en su máquina (después de las tres luces rojas tiene mérito) y por tanto creo que merecemos un mayor número juegos que recompensen nuestro desembolso.