starcraft-universe

Algunos recordarán la pólemica que surgió en torno a una ambiciosa modificación de StarCraft II que planteaba crear un universo persistente cercano a lo que sería un mmorpg. El nombre de este mod, World of StarCraft no deja dudas respecto a su vocación e inspiración, tanto que Blizzard en su momento saltó sobre esta modificación y paralizó forzosamente su desarrollo.

Más tarde, el proyecto se reconvirtió e incluso, se ganó el beneplácito de Blizzard, la cual dio el visto bueno a una nueva versión del mod denominada StarCraft Universe, que es precisamente el protagonista de esta noticia. Los creadores de esta modificación acaba de lanzar un Kickstarter para intentar obtener financiación adicional para el proyecto y poder lanzar una versión lo más completa posible. Aunque pueda parecer mentira, este mod es legal, cuenta con el respaldo de Blizzard, ya que se podrá jugar a través de Battle.net y además será gratuito.

StarCraft Universe busca por el momento una cifra relativamente “modesta” para financiarse: 80.000 dólares, aunque su creador ya ha adelantado metas y contenidos para obtener más dinero del inicialmente propuesto. Algunas de estos contenidos adicionales son realmente prometedores, desde capítulos adicionales para la historia, una zona PvP estilo MOBA e incluso la recreación de todo el sector Koprulu.

StarCraft Universe planea sumergirnos en una línea temporal alternativa en la que los Protoss fracasaron y que por tanto, Kerrigan no logrará enfrentarse ni detener a los híbridos. Todo ello desde un punto de vista en tercera persona y muy cercano a lo que podría ser un mmorpg al uso.

Esta modificación para StarCraft II será lanzada en formato episódico, en los que la trama y las aventuras irán avanzando de forma progresiva. Por el momento solo está planeado el primero de estos capítulos, pero si se logra obtener financiación adicional, el futuro de los próximos episodios estará asegurado, algo que no sería sorprendente que consiguiese ya que aún tiene casi un mes por delante para lograrlo.

Vía | Kickstarter