Parecía que nunca llegaría pero parece que por fin los usuarios de Nintendo van a tener una plataforma online en condiciones.

Satoru Iwata ha anunciado Nintendo Network, su respuesta a servicios como XBLA y PSN.

Este servicio no se va a centrar únicamente en partidas online, pues también van a ofrecer contenido digital en forma de juegos y DLC, así como la introducción de cuentas personales para Wii U, con un nuevo sistema mejorado para cuando varios usuarios de una misma familia compartan la misma Wii U.

Además de juegos menores y retro este nuevo sistema ofrecerá juegos tanto de Wii U como de 3DS bajo demanda, teniendo ya una infraestructura preparada para esto.

En cuanto al DLC tienen claro que no quieren seguir el ejemplo de los “juegos sociales” en el que uno paga sin saber si va a obtener el ítem que quería. En NNW siempre vas a saber lo que vas a obtener antes de gastarte el dinero y vas a tener claro lo que el juego va a ofrecer antes de comprarlo.

De las palabras del presidente de Nintendo se deja entrever que para ellos el DLC es una manera de prolongar la diversión y no una excusa para vendernos algo que debería estar en el juego. Veremos como casa esto con las artimañas de algunas empresas y si la propia Nintendo se aplica el cuento.

Otra de las características que tendrá el tablet de Wii U será la tecnología NFC (Near Field Communication), tecnología de comunicación de corto alcance que permitirá realizar con el dispositivo micropagos de contenido para los juegos en los que lo necesitemos, además de otras características.

Por último remarca que con el lanzamiento de Wii U no van a cometer el mismo error de 3DS y van a tener preparado un arsenal de buenos juegos que atraigan a los compradores potenciales.

El primer paso de la nueva NNW se ha dado con las comunidades de Mario Kart 7, que como hemos podido comprobar funciona infinitamente mejor que la Nintendo Wifi Connection.

Veremos si las palabras del mandamás de Nintendo se cumplen y ofrecen de una vez por todas un servicio online de calidad y sin restricciones inútiles, así como una política de precios para los juegos bajo demanda que no implique el mismo precio que un juego comprado en tienda, como suele suceder. También habrá que ver la política que sigue con los DLC, pues es la única compañía que casi no los ha usado, y siempre ofrece productos completos.

Vía | Eurogamer