Dragon Ball Xenoverse

Tengo que admitir que la saga Dragon Ball nunca me ha gustado en exceso. De pequeño veía la serie, pero los juegos no me atraían en absoluto. No sé si por su calidad gráfica, por su jugabilidad, o porque me parecían un producto mal diseñado y con una fatal puesta en marcha. Todavía recuerdo los proyectos que salieron a la venta para la antigua PSX. Títulos de los que huía con sólo verlos en el videoclub.

Pero también tengo que admitir una cosa: con el avance de la tecnología, los proyectos se hicieron mejores. Los protagonistas de la serie ya no se limitaban a luchar en pequeños rings o zonas delimitadas, sino que los espacios pasaron a ser mucho más grandes. Además, se añadían nuevos componentes jugables que hacían los títulos mucho más entretenidos.

Todo ha evolucionado: gráficos, jugabilidad, modos de juego… Podríais pensar que este artículo es una rabieta, pero nada más lejos de la realidad. Simplemente, y según mi opinión, los anteriores productos no eran lo suficientemente buenos como para gustar a los usuarios que pedíamos otros tipo de adaptaciones. Los desarrolladores han sabido actuar e innovar.

Pongamos de ejemplo al reciente Dragon Ball Xenoverse. Nada que ver con los anteriores proyectos ¿verdad? Tenemos libertad de acción, no es necesario que nos quedemos en un punto y, por supuesto, la cantidad de opciones jugables es casi infinita. O quizá también sea porque me encanta la libertad de acción que ofrece.

Ahora más que nunca me gustaría recomendar los juegos de la franquicia Dragon Ball. No esperéis encontrar lo que había hace unos años. Próximamente os ofreceremos el análisis del nuevo Dragon Ball Xenoverse, y en él podéis ver cuales son las principales novedades. ¿Estáis preparados?

La franquicia Dragon Ball ha sabido inventarse, desarrollarse, fracasar y volver a inventarse. Pasos nada sencillo, pero que al final han proporcionado un resultado realmente sorprendente. Había algunos títulos que, en un principio, eran bastante buenos. Pero con las últimas creaciones han dado en el clavo ¿Qué pensáis vosotros?