Koji Oda, director de Mega Man 11, es uno de los veteranos de la actual Capcom. Un hombre que entró en la Capsule Corp. en el ya lejano 1991 para trabajar en Super Ghouls ‘n’ Ghosts y en The Magical Quest.

Oda cree que comenzó a formar parte de la industria en el mejor momento posible. En esa época crear un juego llevaba unos 6 meses de trabajo y nunca más de un año, por ello el creativo fue capaz de participar en numerosos proyectos y aquí viene Resident Evil.

Aunque Resident Evil salió a la venta en PlayStation, el juego comenzó su desarrollo en Super Nintendo, algo que no es muy conocido. El título de Shinji Mikami comenzó como un sucesor espiritual de Sweet Home, un juego de NES que se considera el primer survival horror de la historia. El éxito de PSX propició que se intentase aprovechar el hardware de la nueva consola de Sony y por ello, el producto cambió de plataforma de desarrollo.

Oda confiesa que esta historia sucedió antes de que el proyecto se denominase Resident Evil, ya que en aquella época se hacía referencia al mismo con el nombre de “horror game”, el nombre en clave del producto. En SNES trabajaban con una limitación de espacio y no era posible poder incluir una película en esa máquina. Como el mismo Oda comenta; “Si hubiésemos terminado el juego en SNES, estoy seguro que habría sido considerablemente diferente”. Por ejemplo, inicialmente estaba situado en un entorno que no tenía nada que ver con la realidad, era más un entorno diabólico.

Curiosidades de la industria.

Vía | GI