Llegar a ser alguien en el mundo de los eSports es una meta que muchos jóvenes aficionados al mundo de los videojuegos se han planteado alguna vez. Un objetivo que como todo en la vida requiere una combinación de múltiples factores entre los que se encuentran el trabajo, la dedicación, el talento y un poquito de suerte. Muchos aficionados disfrutan de juegos como League of Legends compitiendo a través de los cauces que permite el propio juego, y en ocasiones, en competiciones amateurs que surgen de forma esporádica pero son pocos los que pueden ir más allá. 

Es en este sentido donde la recientemente creada división española de Riot Games ha querido poner el foco para su primer proyecto a escala nacional: democratizar el circuito competitivo. Una tarea nada sencilla que recientemente ha sido presentada ante la prensa para dar a conocer el plan con el que esta división nacional quiere dotar de relevancia a la escena competitiva amateur. Una idea de la que surge este proyecto llamado Circuito Tormenta cuya primera cita tiene lugar los 16 y 17 de junio en Barcelona en la RiftAnalyst Cup.

Ricardo Herrero, eSports Lead de Riot Games y uno de los artífices del Circuito Tormenta desveló algunos datos interesantes sobre esta iniciativa cuya idea principal es la de conseguir ofrecer a los jugadores amateurs la experiencia de competir al más alto nivel. Y es que no hay muchos requisitos para poder entrar a formar parte de esta experiencia: disfrutar de League of Legends y tener 5 amigos con los que formar un equipo.

En este sentido, el nivel del jugador poco importa ya que el sistema ha sido planteado para que los jugadores de League of Legends puedan competir sin importar su nivel. Serán los organizadores los que determinen cuestiones cómo estarán estructuradas las competiciones, pero todas ellas tendrán un valor en puntos. Estos serán otorgados al equipo y también de forma individual a sus integrantes. De esta forma, será posible que los participantes puedan cambiar de equipo con cada nueva competición y mantener un perfil personal que acredite su desempeño en las competiciones que haya disputado.

A través de este sistema de puntuaciones se seleccionará a los 4 mejores equipos amateurs y de entre los cuales, uno de ellos se coronará como el mejor de esta particular división en una intensa final que se realizará en Barcelona. Por otro lado, los 5 mejores jugadores a nivel individual también tendrán su propia recompensa para reconocer sus méritos a lo largo de esta temporada competitiva.

¿Los premios? Desde Riot han señalado que las recompensas en dinero no son el elemento clave de esta competición y que en su lugar lo que se quiere poner de relevancia es la experiencia de poder vivir lo que es un torneo que no tenga nada que envidiar a uno “profesional”. Y este es otro de los factores que se pusieron de relevancia, ya que si algo se quiere asociar al Circuito Tormenta es el concepto de calidad.

En lo que se refiere al trofeo que alzarán los ganadores, el diseñador Dani Candil explicó que de cara a potenciar este circuito competitivo amateur se ha trabajado para crear una imagen de marca fuerte. Algo que queda reflejado desde el logotipo utilizado a la creación del trofeo que acreditará al ganador del Circuito Tormenta. “El Rayo” es como ha sido bautizado esta recompensa y cuyo concepto evoca al mitológico dios Zeus. Un concepto interesante, y que sin duda cuadra con el relato que se ha creado alrededor de esta competición y que parece querer evocar el ascenso al Olimpo desde los orígenes humildes del jugador aficionado.

Aunque no sea una consecuencia directa, el Circuito Tormenta puede convertirse en una plataforma en la que jugadores independientes y no profesionales puedan brillar con luz propia y llamar la atención de equipos profesionales. De esta forma, algunos podrán cumplir ese sueño de llegar a ser una figura en League of Legends y codearse con sus ídolos. Una meta lejana, pero que Riot Games España está poniendo al alcance de muchos aficionados con esta iniciativa del Circuito Tormenta.

En lo que se refiere al evento de presentación se desarrolló en las instalaciones del Movistar eSports Center de Madrid. Un recinto que se prestó a la perfección y donde los partners de Riot Games para el Circuito Tormenta, Intel y Dominos dispusieron de todo lo necesario para que prensa y aficionados nos sintiéramos como en casa. Una cita interesante en un ambiente distendido en el que los pequeños problemas de organización no pudieron empañar esta interesante iniciativa con la que la escena de los eSports en España quiere ponerse a la cabeza de los mismos.