La plataforma de distribución digital de Valve estrena año con un nuevo record de usuarios simultáneos online, al superar la barrera de los cinco millones. Una cifra bastante considerable, que si la unimos con la de usuarios que la utilizan de forma activa, unos treinta y cinco millones, nos da una idea de la magnitud que tiene esta plataforma. Hemos de recordar que el mercado principal al que se dirige Steam es el de PC, por lo que dista mucho de ser un objetivo poco interesante para las compañías.

Unido a las consabidas ofertas navideñas, este enorme salto en usuarios ha tenido un responsable notorio, el último juego de Bethesda, Skyrim. Desde su puesta en venta, el popular rpg de mundo abierto ha copado la primera posición como líder indiscutido de los títulos jugados en Steam. Además, su ventaja frente a otros juegos es bastante grande, por lo que el éxito tanto para Bethesda como para Valve con este título es bastante indiscutible.

Steam nació en 2003 y desde entonces ha ido creciendo hasta convertirse en lo que es hoy. Uno de sus grandes hitos, en mi opinión, ha sido contribuir a desterrar tópicos sobre la distribución digital y sobre los DRM, haciendo que la utilización de Steam en los juegos sea visto casi como un valor añadido antes que una restricción. Cada vez más empresas optan por incluirlo en sus juegos y otras muchas han comenzado imitarlo al crear plataformas similares, como la reciente Origin de EA.

Está claro que Steam seguirá creciendo, aunque el ritmo de las últimas semanas es difícil que se mantenga. Quizá con el lanzamiento de los dlc de Skyrim repunte, pero es posible que el candidato para otro gran salto sea Half Life 3, aunque para eso, aún queda bastante.

Fuente | Steam