dawnofwar

Tras bastante incertidumbre sobre uno de los lanzamientos de estrategia más esperados del año, ya podemos confirmar la fecha de lanzamiento de Warhammer 40.000: Dawn of War 3. La fecha elegida es el 27 de abril, momento a partir del cual este RTS será puesto a la venta para PC para regocijo de todos los seguidores de la saga. Un lanzamiento especial, no solo por el regreso de la saga, sino también por ver cómo se adaptará la jugabilidad del cuadragésimo primer mileno en esta ocasión.

Una de las particularidades que ofrecerá Dawn of War 3 respecto a sus predecesores es la integración de componentes de estilo MOBA en sus partidas. De esta forma Relic Entertainment busca dinamizar el género de la estrategia al tiempo que se incluye en la fórmula elementos de uno de los géneros de moda. Un cambio importante en lo que se refiera a la jugabilidad y que parece que funciona, aunque quizá resulte demasiado distinto para aquellos que esperasen un retorno a los orígenes de la saga.

Para lograr este objetivo, se refuerza el uso de las unididades básicas como “carne de cañón” al tiempo que se refuerza la importancia de las consideradas como élite. Estas últimas están limitadas pero son las encargadas de desencadenar la mayor potencia de fuego sobre el enemigo y las que tienen un mayor impacto en el juego. Unas tropas que se ven reforzadas por el apoyo de grandes unidades mecanizadas como los “caballeros” o los “pizoteadores orkos” que se convierten en uno de los ejes de Dawn of War 3.

Esta faceta MOBA es especialmente significativa en la modalidad multijugador de Dawn of War 3, aunque también estará presente en la campaña. El objetivo de este cambio, además de intentar resultar más atractivo a los jugadores, es el dinamizar los enfrentamientos entre jugadores e impedir tácticas como el “rush”, siendo necesario cumplir objetivos antes de poder atacar la base de nuestro rival.

Vía | Eurogamer