Con la llegada de los juegos online con muchos usuarios simultáneos, está demostrado que habrá algunos que aprovecharán fallos en los productos para poner en marcha trucos que les den ventajas. Sin embargo, las empresas de desarrollo ya se han dado cuenta de este tipo de actividades, pasando a actuar lo más pronto posible con el fin de que la gente que hay en sus proyectos no esté en desventaja.

Uno de los últimos videojuegos que ha adolecido de este problema es Call of Duty: Warzone. Como sabéis, se trata del Battle Royale que se ha puesto en marcha en Call of Duty: Modern Warfare. Aunque muchos usuarios se han puesto a ejecutar trucos, también es cierto que Activision, una de las empresas encargadas del mismo, ha actuado para echar a los tramposos.

La propia Activision ha comentado que “los tramposos no son bienvenidos en Call of Duty: Warzone”, pasando inmediatamente a actuar para evitar que puedan acceder al proyecto. De hecho, esto lo han hecho debido a que para ellos es prioritario que haya igualdad de condiciones entre los jugadores. De esta forma, si alguien ha sido descubierto utilizando trucos, han realizado el baneo de la cuenta. Baneos que, dicho sea de paso, son permanentes:

Hemos estado aplicando prohibiciones de cuentas desde el primer día del lanzamiento de Warzone. Hasta la fecha, emitimos más de 50000 expulsiones permanentes en todo el mundo.

Al respecto, Activision también ha concretado la forma en que están actuando:

Trabajamos con equipos de seguridad que monitorizan el juego 24/7, equipos que revisan e identifican aimbots, wallhacks y demás. También trabajan en un nuevo sistema que permita informar mejor de posibles trampas.

La empresa ha concretado que en Call of Duty: Warzone no hay lugares en los que se puedan hacer trampas, ya que la seguridad debe ser 100% efectiva para poder garantizar la mejor experiencia a todos los jugadores.

Está claro que los usuarios de Call of Duty: Warzone están totalmente protegidos.

Vía | Activision