Aunque la estrategia en PC siempre ha sido un género predominante y nunca ha pasado de moda, su llegada a consolas sí ha sido toda una novedad. Lo cierto es que en estas plataformas sigue siendo un género bastante minoritario, pero apuestas como Age of Wonders: Planetfall ponen de manifiesto el interés de los estudios por acercarse a este sector del mercado. Y si bien es cierto que las propuestas que llegan son más «accesibles», también lo es que se pueden disfrutar perfectamente.

En este sentido, Paradox ha rescatado la saga Age of Wonders para hacer una nueva entrega ambientada en el futuro en la que una vez más la alta estrategia y el combate táctico se dan la mano. Una mezcla interesante y que funciona de forma notable. Como hemos señalado, no estamos ante un título especialmente complejo, pero ambas facetas son interesantes y aportan dos dimensiones que se complementan a la perfección y que cualquier usuario puede disfrutar independientemente de su experiencia dentro del género.

Esto es sin duda una gran virtud y hace que Age of Wonders: Planetfall sea una propuesta completamente válida. No nos encontramos ante un acercamiento infantil o simplificado en exceso, más bien, ante un juego de complejidad media que permite al jugador desarrollar sus partidas de formas diferentes y al tiempo que le permite aprender de forma escalonada para afrontar mayores desafíos. Todo ello desde un doble punto de vista, el de la gestión y el de los enfrentamientos tácticos. Todas estas facetas las iremos desgranando a lo largo del presente análisis.

Apartado técnico

Salvo honrosas excepciones, los juegos de estrategia no suelen ser unos referentes a nivel gráfico y técnico, y en el caso de Age of Wonders: Planetfall se cumple la regla a la perfección. Sin embargo, eso no significa que no estemos ante un título atractivo. Al contrario, esta entrega de la saga desarrollada por Triumph Studios resulta bastante vistosa y su estilo artístico y visual llega a ser cautivador. Quizá no sea la propuesta más original dentro de la ciencia ficción, pero sí pone a disposición del jugador un universo vibrante y variado.

Todas estas cuestiones se aprecian en los distintos escenarios que recrean los planetas que podemos explorar y conquistar. También en las razas sobre las que podemos tomar el control en Age of Wonders: Planetfall que van desde los típicos humanos a especies alienígenas de insectos antropomorfos o medusas espaciales. Todo ello con una paleta de colores rica en la que predomina un cierto tono pastel que da a este título un aspecto bastante único y original.

Quizá donde se le noten un poco más las costuras visualmente a Age of Wonders: Planetfall es con el modelado de los personajes principales de este título que aparecen en los interludios de la campaña y en otras presentaciones. No están mal, pero sí es cierto que el nivel es algo menor. En cualquier caso, es una pequeña pega que no ensombrece el gran trabajo realizado por los creadores de este título para conseguir que sea atractivo y que entre por los ojos.

Jugabilidad

Age of Wonders: Planetfall presenta una estructura muy similar a la de cualquier título 4X presente en el mercado aunque sí tiene ciertas particularidades. A las cuestiones habituales relacionadas con la gestión de la producción de nuestras ciudades, la economía o la investigación científica tenemos que sumar el combate de nuestros ejércitos. Esto no suele ser un elemento distintivo, pero en el caso del título que aquí nos ocupa sí lo es, ya que los combates se realizan como si de un RPG táctico se tratase.

Esto aporta una doble dimensión ya que normalmente en juegos de este tipo los combates se reducen a una mera contraposición de estadísticas entre las unidades militares. En Age of Wonders: Planetfall tenemos un mayor control de los combates, al tener que dirigir nosotros a nuestras tropas frente a los de los enemigos. Estas refriegas se realizan escenarios especiales que cuentan con diversas casillas por las que las tropas deben moverse.

En ellos encontraremos coberturas y otros elementos que ofrecerán una mayor dimensión estratégica a los combates. Tener bajo control todos estos elementos será crucial para superar a nuestros rivales y en ocasiones nos permitirá vencer a ejércitos más poderosos que los nuestros si sabemos utilizar el entorno a nuestro favor. En cualquier caso, si esta faceta de Age of Wonders: Planetfall no os resulta demasiado atractiva o el combate en cuestión os resulta intrascendente siempre podéis optar por que sea la IA la que resuelva de forma automática la lucha.

Sin embargo, esta opción no suele ser la más interesante salvo que queramos ganar tiempo, ya que precisamente uno de los mayores atractivos de esta entrega es esa dimensión táctica. En Age of Wonders: Planetfall disponemos toda una rama científica destinada a potenciar las unidades militares y que está separada de las innovaciones «civiles». De esta forma podemos potenciar nuestras tropas sin tener que decidir entre unas innovaciones u otras.

También merece la pena destacar la evolución de nuestras tropas y comandantes que van ganando habilidades y mejoras a medida que superan combates. Otro aspecto bastante único es que Age of Wonders: Planetfall nos permite cambiar las armas de nuestras unidades de combate, de forma que podemos adaptarlas a cada situación para que sean más efectivas. Puede parecer un aspecto menor, pero a la larga tiene bastante importancia, especialmente si queremos superar los mayores niveles de desafío que ofrece este título.

Por otro lado, Age of Wonders: Planetfall presenta un completo modo campaña que desarrolla la historia de tres razas diferentes en su búsqueda por encontrar su espacio en el universo. Los títulos 4X suelen ser bastante genéricos en este sentido y es raro que ofrezcan una trama. Sin embargo, hemos de señalar que funciona bastante bien y que contribuye a que el proceso de aprendizaje sea más escalonado pese a que estemos ante un título bastante accesible.

En este sentido, tanto el tutorial como la campaña nos guía a través de los primeros compases del juego para aprender de forma rápida a gestionar nuestro creciente imperio. Desde nuestra primera ciudad aprenderemos a realizar colonias con las que potenciar diferentes aspectos, realizar investigaciones así como todo aquello que podemos esperar en un juego de estrategia de tipo 4X.

Como hemos señalado, todo resulta bastante intuitivo y gratificante incluso durante los primeros compases del juego, algo que no suele ser habitual en títulos como este en los que su punto álgido suele encontrarse en las fases medias y tardías de los mismos. Así pues, desde el minuto uno nos sentimos impulsados a explorar los ricos y variados escenarios que nos presente Age of Wonders: Planetfall en busca de la supremacía de nuestra raza frente a los demás.

Y aunque el aspecto militar es uno de los más importantes, en Age of Wonders: Planetfall la diplomacia también tiene su lugar. A medida que nos adentremos en el mundo, descubriremos otras facciones y seres con los que tendremos que interactuar. Las posibilidades son muchas y abarcan desde el «vasallaje» hasta la cooperación total en forma de alianzas. También podremos exigir tributos y pedir ayuda frente a los rivales. En definitiva, todo lo que podríamos esperar de un juego de estrategia.

En lo que se refiere a la microgestión, está presente pero no resulta especialmente abrumadora. Las ciudades y colonias las podemos especializar en función de nuestros intereses, pero la verdad es que la mayor parte de estos elementos están lo suficientemente automatizados como para que no tengamos que estar constantemente pendiente de ellos. Esto sin duda hace que Age of Wonders: Planetfall sea especialmente atractivo para los recién llegados al género, ya que presenta una cara bastante amable frente a la aridez de otros juegos de «alta estrategia» presentes en el catálogo de Paradox.

Gameplay

A continuación os ofrecemos un pequeño gameplay en el que se pueden apreciar las distintas facetas y ámbitos de Age of Wonders Planetfall.

Apartado sonoro

En lo que se refiere a la música de Age of Wonders: Planetfall, podemos señalar que cumple su cometido aunque sin demasiados alardes. La banda sonora contiene melodías que evocan las epopeyas de la ciencia ficción con sus tonos misteriosos que invitan a explorar lo desconocido. En lo que se refiere a los efectos sonoros, están bien integrados y contribuyen a crear una experiencia de juego más agradable y completa. El doblaje en inglés es interesante, aunque tampoco es especialmente llamativo.

Conclusión

Age of Wonders: Planetfall supone el retorno de esta saga por la puerta grande, aunque dejando la ambientación medieval y clásica por la de la ciencia ficción. Triumph Studios ha sabido crear un título accesible pero con la suficiente profundidad como para no resultar aburrido o demasiado simple para los veteranos del género. No abruma y su particular mezcla de gestión y combates tácticos hace que resulte bastante entretenido al poder alternar entre ambas facetas.

Quizá los puntos más negativos que podemos encontrarle a Age of Wonders: Planetfall sea precisamente que se quede a medio camino en lo que se refiere a complejidad, aunque bajo nuestro punto de vista esa es una buena virtud. Existen multitud de títulos en el mercado que ofrecen una experiencia de juego mucho más dura, así que en ese sentido, estamos ante un título que ha encontrado una buena posición dentro del mismo. Además, su lanzamiento en consolas posibilita que los usuarios de estas plataformas tengan acceso a un género que tradicionalmente ha sido exclusivo de PC.

Por último, hemos de señalar que estamos ante un juego de esos que son «come horas» en los que uno se sienta pero no sabe cuándo se va a levantar. Los turnos se suceden sin parar y el tiempo en Age of Wonders: Planetfall pasa sin que nos demos prácticamente cuenta. Y eso es algo que es muy complicado de lograr y que muy pocos juegos llegan a conseguir.

Age of Wonders: Planetfall ya disponible para PC, PS4 y Xbox One.