Hubo un tiempo en el que los shooters de acción lateral constituyeron uno de los géneros predominantes. Su época dorada coexistió con la de los salones recreativos con las que formaban una relación simbiótica sin igual, cuyo objetivo era tenernos atrapados y hacernos gastar el mayor número de monedas posible. Quizá el mayor exponente de este fenómeno fue Contra y sus secuelas que convirtieron los salones recreativos en sus particulares santuarios.

Otros juegos como Metal Slug siguieron su estela y aunque podemos afirmar que este subgénero está algo olvidado, su legado sigue muy vigente. Es en este contexto en el que podemos situar a Blazing Chrome, un título de corte independiente desarrollado por JoyMasher que se presenta como un heredero espiritual de dichos juegos. Una meta muy ambiciosa y nada fácil que gracias a su buen hacer han logrado alcanzar ofreciéndonos un título de acción trepidante y de dificultad endiablada.

Apartado técnico

Blazing Chrome es un auténtico ejemplo de llamado pixelart y que pone de manifiesto la belleza y el nivel de detalle que se puede llegar a alcanzar con una tecnología aparentemente superada como esta. Los entornos de este título nos sorprenden con su dinamismo y nivel de riqueza visual. Lo mismo ocurre con los modelos de los enemigos, que, si bien no son demasiado variados, sus animaciones son verdaderamente dignas de mención.

En lo que se refiere a los personajes principales de Blazing Chrome, el mimo que les ha dedicado JoyMasher queda patente desde el primer momento. Nuestros héroes cuentan con una gran cantidad de animaciones para plasmar su elenco de movimientos, tanto a pie como a bordo de varios vehículos con los que podemos interactuar.

Por último, y no menos importante, nos encontramos con un título que presenta un rendimiento perfecto, lo cual es absolutamente imprescindible en un juego de estas características. Los enemigos se suceden sin parar en Blazing Chrome y la fluidez del juego se mantiene a pesar del número de rivales y animaciones presentes en la pantalla. Y aunque no es precisamente ambicioso a nivel técnico, no todos los videojuegos «modestos» son capaces de ofrecer esta solidez.

En resumen, un título muy retro en lo que se refiere a lo visual pero que a nivel técnico se comporta como un metrónomo: estable y fiable. Dos características que tendremos que añadir a nuestro repertorio de habilidades si queremos triunfar en Blazing Chrome tal y como detallamos en el siguiente apartado de este análisis.

Jugabilidad

Blazing Chrome presenta una jugabilidad clásica en la que la mayor parte del tiempo nos encontraremos avanzando de izquierda a derecha al tiempo que disparamos a todo aquello que se mueve. Nuestra capacidad para usar armas nos permite apuntar en todas direcciones y también podremos hacer algunos movimientos especiales como rodar, que nos permitirán escapar del peligro.

Esto último será una constante y a pesar de que nuestros personajes son guerreros expertos, si nos tocan estaremos muertos. Y esto es algo que sucederá con bastante frecuencia ya que Blazing Chrome tiene mucha mala baba y para poder superar las distintas misiones tendremos que morir. Y mucho. Por tanto, el ensayo y el error constituyen el tuétano de este juego como digno heredero de Contra y sus raíces como títulos de máquinas recreativas.

Para facilitarnos la vida en esta empresa, a lo largo de los escenarios podremos encontrar diversos «power ups» en forma de armas y bonificadores. Si encontramos varias armas podremos alternar entre ellas, aunque si morimos perderemos aquella que tengamos equipada. Los robots de mejora funcionan de forma distinta y nos ofrecerán ventajas como incrementos de velocidad o escudos con los que protegernos de los ataques enemigos.

La dificultad de Blazing Chrome es muy elevada incluso en su modo normal, y puede llegar a ser desafiante incluso en nivel fácil dependiendo de nuestra habilidad. Por suerte, contamos con «checkpoints» que nos permitirán continuar con nuestros progresos desde un punto determinado de la misión que estemos jugando y un generoso volumen de vidas. De esta forma podremos aprender y memorizar los patrones presentes en la misión y así poder superarlas.

Pero para todos aquellos que quieran revivir los viejos tiempos, Blazing Chrome presenta otro nivel de dificultad digno de Contra que hará las delicias de aquellos que en su día pudieron dominarlos. No es una modalidad para todo el mundo, pero sin duda es la que más nos hará sudar y la que mejor transmite la esencia de estos Shoot ‘em up.

Todo esto hace que estemos ante un título que nos costará completar incluso en sus modos más asequibles. Eso sí, la duración de Blazing Chrome no es muy elevada pero lo más interesante de este título, y como todos los del género, es su rejugabilidad. Además de intentar batir nuestro récord de puntuación, otro de los atractivos de este título es desentrañar todos sus secretos. Su naturaleza no la desvelaremos aquí, pero os animamos a descubrirlos porque incrementan la jugabilidad de este videojuego de manera exponencial.

Gameplay

A continuación os mostramos los dos primeros niveles de Blazing Chrome en los que se puede apreciar varios de los aspectos mencionados a lo largo del presente análisis. Acción a raudales y una estética retro que cautvia desde el primer momento.

 

Apartado sonoro

Fiel a su estilo retro, Blazing Chrome ofrece melodías dinámicas y frenéticas que nos meten de lleno en su acción trepidante. En este sentido, nos encontramos ante todo un despliegue musical que poco tiene que envidar al de los títulos clásicos. Todo ello aderezado con unos más que notables efectos sonoros que también tiene ese toque «vintage» que enriquece sin ningún tipo de duda a Blazing Chrome.

Conclusión

Blazing Chrome es un juego excelente en el que todos sus componentes funcionan a la perfección para ofrecer una completa experiencia Shoot ‘em up de finales de los 80 y principios de los 90. Una oda pixelada a los clásicos como Contra, que con este título vuelven a resurgir con fuerza. Como ya hemos mencionado, estamos ante un producto muy exigente para los estándares que podemos encontrar a día de hoy. Por fortuna, el nivel fácil debería permitirnos explorar el contenido del juego sin demasiado esfuerzo.

Pero sin duda, aquellos que se atrevan a adentrarse en Blazing Chrome a través de su modo experto encontrarán un desafío de otra época altamente satisfactorio de superar si tenemos la paciencia y la habilidad necesaria para ello. Poco más se puede añadir salvo que es tremendamente adictivo y que sus secretos esconden muchas más horas de juego de las que podríamos imaginar.

Blazing Chrome ya disponible para PC, PS4, Switch y Xbox One.