Encontrarte con alguien que no esperas en la cama tras una noche de borrachera, es una experiencia que mucha gente parece experimentar, especialmente en este país donde vivo. En el cuál las féminas van más pintadas que una puerta, y como te descuides, te puede pasar como a Will Smith en aquel episodio del “Príncipe de Bel Air”, y caer presa del timo del tocomocho.

Ojalá fuese sólo eso, seguro que pensaría Vincent, tras despertarse con una de las -rine del juego tras una de sus habituales noches en Stray Sheep. Pero para su desgracia y sufrimiento, en su caso todo va a ser bastante más complejo, y lo que en un principio puede parecer una canita al aire, al final acabará siendo una escalada por el purgatorio de los pecadores.

Y es que el protagonista de Catherine podía ser cualquiera de nosotros, con espíritu de un adolescente que quiere salir con nocturnidad y alevosía con sus amigotes, o jugar a sus juegos y leer sus mangas sin que nadie le moleste. Pero la realidad es, que la ID ya va diciendo que tras dos rondas, es la hora de irse a casa a dormir para despertarse temprano y levantar el país a la mañana siguiente. Eso en el mejor de los casos, porque a veces, lo que te espera al día siguiente es algo muchísimo peor, como una comida con tus suegros.

Pero volvamos al momento del amanecer con extraños, porque como ya he dicho, ese es el instante en el que todos nuestros quebraderos de cabeza comenzarán. Ya que eso de invitar a desayunar a Catherine no es mala idea si estás soltero, pero teniendo a tu novia desde hace años, Katherine, a lo mejor no ha sido un plan muy brillante ¿no?

No hay dos sin tres

Catherine, Katherine, casi tienen el mismo nombre, así es hasta normal liarse, mejor será ir al bar a hacer un poco de vida social y hablarlo con los amigos mientras nos ponemos más pedo que Alfredo en una de las dos partes que forman el juego.

Como demuestra el hecho de tener nuestra propia cuenta, somos un habitual del Stray Sheep, nuestro garito de confianza. En el, conocemos al Jefe – sí, ese es su nombre – el cual siempre luciendo sus gafas de sol, nos dará algún consejo sobre la vida e información interesante sobre los diversos tipos de bebercio, o a Erica, la camarera que intentará inculcarnos algo de sentido común, mientras se hace la tonta ante tiradas de caña de uno de nuestros colegas.

Colegas, porque, sí, como en una buena relación adulta, ahí están ellos para aguantar tus penas, y tu las suyas, mientras recordáis momentos pasados a ritmo de cervezas y pizza.

Por otra parte, como buen antro nocturno, este también tiene su propios parroquianos, cada uno de ellos con sus problemas, los cuales puedes escuchar para luego intentar darles algún consejo para animarlos. Si su vidas, literalmente, te importan un pito, siempre puedes pasar olímpicamente y ponerte unos buenos temas del dios Shoji Meguro en la gramola, echar unas partidas a Rapunzel, la recreativa de puzzles infernales similares a los del juego, o como buen millennial, irte al baño a mirar el internet en el móvil, ya sea para contestar mensajes, o para hacer lo que todo el mundo hace en un baño con un móvil e internet, ya sabes….

Móvil que también te servirá para moverte en tus relaciones con C/Katherine. Según manera de contestarles, la balanza del amor se moverá de hacia un lado u otro: ¿eres un hombre de bien que se arrepiente de sus actos y que quiere formar una familia? O por el contrario ¿buscas nuevas, y excitantes experiencias de la mano de una joven y prieta señorita que ha aparecido en tu vida?

Aquí tienes la primera parte de las desventuras de Vincent controlado por un manco.

Pero espera, que aún hay más, porque si tu vida aún no fuese lo suficiente complicada con dos mujeres, ¿qué te parece si añadimos a otra? Y es que estamos en la edición Full Body, y con ella a K y C se une Rin, una jovenzuela con amnesia a la que salvaremos de la persecución de un ente nocturno, y esto no es una metáfora. Ella se instalará en el apartamento contiguo al nuestro, y probará a tocar el piano en el Stray Sheep, ya que es lo único que parece recordar ¿cuál será el misterioso misterio que se oculta tras ella? Eso tendrás que descubrirlo tu con tus acciones, pero lo que está claro, es que es un quebradero de cabeza más para nuestro amigo, y, posiblemente, otra de las causas de que el pobre no consiga pegar ojo por culpa de las terribles pesadillas que lo atormentan cada noche, tan terribles, que parece hasta reales, ¿o es que a lo mejor lo son?

Pesadilla en Sheep Street

Si encontrarte frente a una desconocida torre de bloques, rodeado de ovejas parlanchinas y ataviado únicamente con unos gayumbos de corazones no es lo suficientemente espeluznante para ti, espérate a tener que escalarla y sobrevivir a ello.

Hemos llegado a la parte donde la cosa se pone seria, y es que este es un juego principalmente de puzzles. Estos están basados en mover bloques para escalar y llegar a tocar las campanas del amor antes de que nos quedemos sin suelo que sustente nuestro cuerpo serrano, y así, poder escapar del mal sueño en el que nos encontremos. Bloques que se derrumban, bloques de hielo, bloques explosivos, bloques que absorben bloques, mueve este bloque, se cae el otro bloque, bloques, bloques; bloques y sus diferentes comportamientos y relaciones –  como puedes ver, aquí la cosa va sobre ellas, ya sean humanas, animales o minerales – entre ellos serán algo que tendrás que tener muy presente a la hora de crear tu plan para llegar a la cumbre.

En un comienzo los puzzles pueden hasta parecer sencillos – y estoy hablando del modo de dificultad normal, al cual puedes añadir un poco más de picante jugando en el modo Remix, con bloques que están unidos entre ellos, creando así formas especiales – pero la ilusión se verá rota tras avanzar y ver que poco a poco se irán convirtiendo en lo que pretenden, ser el castigo y tu purgatorio por tus actos; dicen que el amor duele, y más si te cae un cubo de piedra en la cabeza.

¿Y qué nos espera al llegar a la cima? Pues más escalada, pero por suerte, los dioses del amor se apiadarán un poco de nosotros y antes de continuar podremos parar para tomar aliento, salvar partida y charlar con otras ovejas, sí, porque las ovejas hablan. Una de ellas nos ayudará vendiéndonos items con los que hacer un poco más fácil nuestra ascensión, otras compartirán sus técnicas de subida con nosotros. Pero lo más curioso, es que muchas de ellas nos serán bastante familiares, como si las hubiésemos visto en otro lugar, mejor será hablar con ellas para saber más ¿no?

Hablando de caras familiares, Rin también estará aquí, y nos ayudará tocando el piano, lo cual ralentizará la caída de los bloques, pero ¿qué narices hace ella aquí? Ya te dije que guardaba algún secreto….

Secretos como los tuyos propios, ya que antes de abandonar el piso en el que te encuentras de la torre, tendrás que pasar por el confesionario para responder a las preguntas de un ser del más allá, ver cómo te comportarías ante diferentes situaciones amorosas, y comparar tus respuestas con las que han dado el resto de personas que han pasado por el mismo mal trago que tu.

Cada nueva pesadilla tendrá una temática relacionada con los miedos actuales de Vincent, y estos no son monstruitos saltarines, no, son problemas de adultos. Al final de cada nivel tendrás que enfrentarte en una carrera por sobrevivir a tu terror del día, y estos van desde bebes mutantes, a novias despechadas armadas con un tenedor con el que rascarte algo más que la espalda.

Nuestro protagonista sigue sufriendo a manos de los seres superiores que guían sus acciones.

Si consigues superarlos, enhorabuena, has sobrevivido para ver la mañana siguiente, ya dije que no iba a ser tarea fácil escapar de tus pecados.

Love is ¿over?

Compartir tu vida con otra persona no es tarea fácil, tu tienes tu cosas, la otra parte las suyas, y de alguna manera u otra hay que intentar que todo funcione. A mi modo de ver, puede que todo forme parte de un gigantesco rompecabezas, a lo mejor creado por la mente de algún ente superior que se divierte al vernos reír, pelearnos o incluso llorar según nuestro comportamiento.

Este concepto, en las manos de Atlus, no podía dar lugar a un juego normal. Por una parte Catherine – Full Body es, principalmente, un gran juego de puzzles, complicado, variado, con una historia interesante, y en esta versión – la review de la anterior la puedes encontrar aquí – con nuevos añadidos que justifican una nueva visita. Pero a su misma vez también es un buen ejemplo de como tu vida puede cambiar por completo dependiendo de tu elecciones y acciones.

De ellas, y tu habilidad mental sobre todo, dependerá si el amor triunfa, si por el contrario, decidimos convertirnos en un alegre soltero, o si, directamente, morimos aplastados por un bloque en una de nuestras pesadillas; buenas noches, y buena suerte.

Catherine: Full Body ya está disponible en PS4, o si sabes leer japonés, puedes probarlo en Vita.