Pyro Studios desarrolló algunos de los mejores juegos que he tenido el placer de disfrutar en el género de la estrategia en tiempo real en compatibles. La saga Commandos contó con varias entregas a un nivel altísimo y aunque Strike Force era fallido en determinados puntos, también propuso ideas muy interesantes al adaptar ciertos esquemas típicos de la estrategia en perspectiva isométrica a un planteamiento en tercera persona. Praetorians quizá se recuerda menos que Commandos, pero era un producto muy directo de jugar y aunque a día de hoy pueda parecer básico, reconduce tan bien sus opciones al jugador que sigue siendo muy divertido.

Estas IPs parecían perdidas e irrecuperables, pero en julio de 2018, se anunció que Kalipso Media había adquirido los derechos de los juegos de Pyro Studios y eso incluye Commandos, Preatorians e Imperial Glory. Para nuestra alegría, recuerdo que Kalypso anunció en abril de este año que hay un nuevo Commandos en desarrollo. Teniendo en cuenta que estos juegos se lanzaron hace ya unos añitos, es natural que Kalypso haya relanzado algunos de ellos para descubrirlos a las nuevas generaciones. Con ese objetivo y para gozo de los nostálgicos, se ha lanzado este pack que incluye Commandos 2 y Praetorians remasterizados. Los analizamos.

Recordando Commandos 2 y Praetorians

Antes de hablar de la remasterización creo que es necesario detenernos en los juegos para descubrirlos a todos aquellos que no tuvieron el gusto de disfrutarlos en su momento, algo totalmente natural puesto que estos productos son de primeros del 2000.

Sobre Commandos 2: Men of Courage

La acción nos sitúa en la Segunda Guerra Mundial entre el año 1941 y el 1945, año en el que terminó el conflicto. El producto nos pone al mando de un equipo de 8 comandos de los aliados que manejaremos a lo largo de 10 misiones de gran longitud. En cada una de estas misiones visitaremos entornos históricos y tendremos que cumplir una serie de objetivos para lograr terminar el nivel.

Commandos 2 es un juego de estrategia en tiempo real. El desarrollo es complejo, puesto que es necesario avanzar midiendo cada paso al extremo. Para ello nos ayudaremos de las diferentes habilidades que tiene cada uno de los personajes y del salvado rápido, un bien que os recomiendo utilizar con regularidad para no tener que volver a un punto de guardado muy lejano. Es un juego con un diseño extremadamente inteligente, puesto que el avance requiere de desplegar una estrategia elaborada que involucre a los personajes y sus diferentes habilidades. Poco a poco vamos avanzando por el escenario y es muy gratificante superar los diferentes tramos de los mapas. Primero debe explorarse el escenario y en eso la visión isométrica es clave, después trazar una estrategia y a continuación la llevaremos a cabo con extrema precisión, y es en ese punto donde verdaderamente destaca el juego, en la jugabilidad tan concreta que posee y en el diseño tan sólido.

Lo bueno es que no existe una única solución, sino que el jugador debe ser capaz de lograr el objetivo con las herramientas disponibles, por una parte, los comandos de los que disponemos en la situación y por otra, los propios escenarios. Se trata de un puzle que involucra a muchas piezas, pero es un puzle dinámico que se modifica con los patrones de los enemigos y nuestra propia inventiva que como digo puede variar mucho de jugador a jugador.

Es un título con un tempo lento, pero que al estar tan cohesionado y obligarnos a ser tan precisos logra que la inmersión sea muy elevada. Es un come horas incluso a día de hoy, porque nos empuja a ser muy constantes y los errores se pagan. La exigencia es alta, pero también la gratificación que se obtiene al ir superando los niveles y al descubrir nuevos desafíos en los niveles posteriores.

Sobre Praetorians

Pyro era una especialista en llevar la estrategia en tiempo real a niveles muy divertidos y Praetorians es un excelente ejemplo de la visión que tenía el estudio en sus desarrollos. En este producto manejaremos a las legiones de Julio César en la Guerra de las Galias, sin los irreductibles galos que todos conocemos, con un planteamiento de RTS de acción en tiempo real.

Se trata de un producto simple y muy directo en su ejecución, ya que cuenta con opciones muy concretas –y limitadas- para encarar los combates, y además, se desvincula de la gestión de recursos pura que poseen otros títulos del mismo género. El producto destaca en las opciones tácticas de combate que presenta, que si bien no son excesivamente amplias, si tienen más profundidad de lo que aparenta de inicio por las posibilidades que se encuentran en los escenarios. Y en esto destaco la variabilidad que presentan los terrenos situados en los diferentes teatros de batalla en Galia, Italia y Egipto en las 20 misiones disponibles.

Este margen operativo se amplía con la disponibilidad de tres ejércitos o facciones que ofrecen al jugador diferentes posibilidades, pero también puntos flacos que deben tenerse en cuenta. El desarrollo es más rápido que el de Commandos 2 y menos asfixiante, pero impone un ritmo mayor de juego que obliga a pensar y moverse con mayor velocidad. Por ello, me parece muy interesante el haber agregado este juego de forma conjunta a Commandos 2, porque dentro de la estrategia su forma de abordarla es muy diferente.

Las remasterizaciones

No voy a andarme con rodeos, las remasterizaciones de ambos juegos son perezosas y destacan más por la calidad intrínseca de los desarrollos que por la labor de puesta al día. En Commandos 2 los escenarios son el elemento más destacable y siguen siendo detallados. Se ha hecho un trabajo aceptable en los primeros planos de los personajes, no cuando aparecen en las escenas con diálogos, y los años se notan, y mucho, en las animaciones y en los interiores de los edificios. Habría sido necesario pulir algunas rutinas de los enemigos. Los atajos funcionan bien y las acciones están bien llevadas al pad, sin embargo, no es tan ágil como con teclado y ratón. El proceso de adaptación al control descoloca en las primeras partidas por la cantidad de acciones que podemos llevar a cabo, pero para eso tenemos las misiones iniciales de entrenamiento que nos servirán para coger mano con el control e interiorizar las mecánicas y el funcionamiento del juego. Pasado ese entrenamiento el producto se siente y se juega bien.

En Praetorians, el acabado global denota que se utilizó otro acercamiento técnico respecto a Commandos 2 y aunque es más moderno, el paso del tiempo ha sido más generoso con los soldados aliados que con las legiones romanas. Por el tipo de juego que es y al jugarse en consola, nos encontramos inicialmente con un problema de precisión en la gestión de las unidades, porque es un juego más de PC. El control responde y se juega perfectamente, pero le falta el punto de agilidad que se consigue con ratón + teclado. Si habría requerido de una interfaz más limpia para evitar el caos que se genera en algunos enfrentamientos, creo que habría ayudado a la propia jugabilidad en la toma de decisiones. Por último, a la inteligencia artificial le habría venido bien un punto de optimización.

No son remasterizaciones destacables, pero son productos que siguen siendo muy jugables, y sobre todo, de calidad, eso no debe pasarse por alto. Añado que ambos productos están localizados completamente a nuestro idioma (voces y textos).

Jugabilidad en movimiento: gameplays

Durante mis partidas para confeccionar este análisis, he grabado parte de mis epopeyas por los campos de batalla que proponen ambos juegos. Aquí tenéis como luce el juego en PS4.

Commandos 2:

Praetorians:

Conclusiones desde trincheras

Commandos 2 & Praetorians: HD Remaster es un pack que junta dos de los mejores juegos desarrollados en nuestro país y que pertenecieron a una época en la que una empresa patria estaba de dulce. Lástima que las remasterizaciones no hayan sido más ambiciosas, porque creo que no habría sido necesario retocar en exceso para mejorar el acabado visual y con unos simples ajustes en la jugabilidad, en las rutinas de las IA de ambos juegos y con una mejor traslación al pad, el acabado global habría sido muy diferente.

Con todo, estamos ante dos productos de sobrada calidad, sobre todo, Commandos 2, y más ahora que están de moda los desarrollos de elevada dificultad que recompensan la tenacidad del jugador y en eso, ese juego va sobrado.

Commandos 2 & Praetorians: HD Remaster a la venta en PS4, One y PC.